...Porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:
 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.
12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.
 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:
14 ¡Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Lucas 2_10 al 14, La Biblia

Es mi deseo queridos amigos, que esta Navidad podamos reconocer 
las señales de la Presencia de Jesus,  como la reconocieron estos personajes a los que se les anunciaba el nacimiento.
Que podamos encontrar a la gente  VIP  en los pesebres...en el camino...
Porque como en este caso, a veces, la gente mas importante del mundo..esta en el lugar menos esperado...
Que El SeÑor nos de sabiduria y nos revele, como  a los Magos el camino correcto,
para encontrar al Salvador y no  caer en manos de gente como Herodes. 


Y que nuestra vida sea una canción de agradecimiento todo del año 2010.




Elda Cecilia Martinez 



Explore the seven wonders of the world Learn more!

FELIZ FELIZ CUMPLEAÑOS

No se con que palabras agradecerle a Dios, lo que hizo,
para que yo, hoy este festejando este día.
No se como decirlo sin exagerar.
Solo podria decir, que de la misma manera que le dio vida en mi vientre, así siguió dándole vida siempre.
Nació con cuatro kilos, parto normal, y creí que ese era el dolor mas fuerte que me iba hacer sentir.
No me imagine que volvería a parirlo nuevamente.

Hoy cumple nueve años de haber nacido. Y es su tercer  cumpleaños, después de haber recibido la amenaza de que no habría mas cumpleaños.
No se a quien quiero darle mas abrazos hoy, si a Dios por prestármelo mas tiempo, o a el, por ser simplemente mi hijo.

Hoy no es un día para llorar, así que acá dejo de escribir.

Batman

Como siempre, tendré que aclarar, que no voy a generalizar para que no piensen que doy formulas mágicas o espirituales para resolver problemas. Insisto en que lo que les voy acontar es una experiencia personal.
Pero tal vez, le sirva la receta a otra persona.
Cualquier semejanza con otros matrimonios es pura coincidencia.


Acabo de descubrir (mas vale tarde que nunca), que a pesar de que estoy enamorada de el increíble Hulk desde que tengo tres años...me case con Batman.
En mi entrada anterior les hable de una duda, mis miedos,  y de que mi marido, huyó, de una situación insoportable, para el.
Y descubrí, hace poquito nomas, que , cuando tiene problemas que no puede resolver, se mete en una cueva.
Emocionalmente hablando, las mujeres cuando tenemos problemas, sencillos o terribles, tendemos a compartirlos. Los hombres no. Ellos se aíslan, a su cueva, intentando en soledad, solucionar sus problemas.
Eso para las mujeres es traducido en un definitivo, no me quiere mas. No le importa, perdió la sensibilidad, etc.
Porque comprendí esto, pude recuperarme de ciertos ´´supuestos´´ abandonos de mi esposo.
En su momento provoco en mi una herida, pero hoy viéndolo de una manera mas fría, comprendo lo que le pasaba, porque ahora le pasa lo mismo con otras situaciones que no puede resolver.
En es momento yo necesitaba su apoyo, pero también El, necesitaba ayuda. Todos estábamos en crisis. 
El se alejó de todo, pero no se alejo de nosotros, solo intentaba sobrevivir.


Y la cueva de Batman, es un recurso masculino ante tanto dolor e impotencia
Yo pataleé, corrí atropelle, pedí, oré y lloré. 
Lo que si se es que ahora cada vez que Batman, se esconde en la cueva, ya no pienso que no me quiere.
Solo se que necesita esconderse allí para solucionar con sus innumerables inventos, su problema, ya que como sabrán , Batman carece de superpoderes. Si señores. Batman no tiene un solo superpoder. Batman es un humilde mortal, que inventa cosas para combatir su problema.
El error que a veces cometemos las mujeres es que en vez de llamar con el teléfono rojo... armamos un escándalo o un incendio o robamos un banco para que Batman aparezca.
Mi esposo huyó, porque podía.Yo también muchas veces quise salir corriendo de mi propia vida.
Batman, no podía soportar que su hijo, que es su propia cara, este al borde de la muerte.
Hoy no puede soportar que la plata no le alcance. Como a muchos hombres que no soportan que a pesar de que trabajan y trabajan no pueden darle a sus hijos y su mujer lo que ellos se merecen.
Tratemos de comprender a los hombre-murciélago que tenemos en nuestras vidas....
Nunca dejó de amarnos, nunca nos traicionó, solo huía, para protegerse. Para no enloquecer.
Y como es un hombre especial, a pesar de la carga insoportable, no se refugio en cosas que pudieran dañarnos o dañar lo a el mismo. 
Si tuviera que volver a elegir, lo volvería a elegir a el.


La biblia dice:
 ...siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Efesios 4:2


Palabra clave en el matrimonio y cualquier relación humana..tolerancia...


Hoy

Después de haber terminado tres meses de quimioterapia, los médicos me dijeron que como consolidación, Lucas necesitaba un trasplante autologo de células madre en la médula.Es un proceso laaargoo. El Dr. Guillermo Drelichman, fue el encargado de dirigir este complicado proceso en el que se le administra una dosis de quimioterapia suficiente para matar  a todas las posibles células malignas que queden por ahí escondidas, pero que como consecuencia, destruye por completo la médula osea. A ver si me explico, destruye un montón de cosas del cuerpo pero todas ellas ''reviven'' como el pelo, después de finalizar la quimio. Pero la médula no puede.Entonces si el trasplante no se realiza , simplemente la médula no se regenera. Las complicaciones probables son innumerables.En el mejor de los casos, durante 21 días aproximadamente, Lucas viviría dependiendo de los tubos y las maquinas que alimentarían su cuerpo sin médula.Totalmente aislado.La preparacion para la estraccion de celulas madre y despues el transplante duro como un mes.Esos 21 días son los que tarda la médula en ''prender''.
Lucas tenia que estar totalmente sano. Eso significa, sin mocos, sin caries, sin granitos, nada, nada, nada.
Parecía que llego el día. Un mes de espera, un mes de cuidados, todos los días le hacían un análisis de sangre para saber si había suficientes células madre en torrente sanguíneo para la extracción.
Ese dia, 15 de mayo, los  análisis dieron positivo, era el día y  nos fuimos directo al Favaloro.
 Mientras nosotros nos internábamos para el trasplante. Dios no me dejo sola, como siempre mando un representante. Diana ,estaba conmigo.Ella me pagó el remise desde el Gutierrez hasta el Favaloro. Se quedo con Lucas mientras yo firmaba papeles. A a las 12:30 yo estaba internando a Lucas, quinto piso, y mientras su papa se subía a un micro para irse.Tal vez huía..Eso fue muy triste para mi, yo no lo podia entender.
Nos dijeron cuando firmábamos las autorizaciones, que habia 50 % de chance de que salga vivo del trasplante, pero si no lo hacíamos, el 100% de probabilidades de que la bomba de tiempo que tenia en le pecho, se active y chau esperanzas. Asi que no teniamos opción.
Cuando los pediatras lo revisaron parecía estar todo bien, pero había algo que yo había visto esa mañana cuando lo bañe, tenia un pequeñísimo granito en el pecho.
Mis esperanzas de volver pronto a mi casa con Lucas sano, se esfumaron. Lucas tenia varicela.
Un solo granito. Pero el análisis dio herpes soster.Sus defensas no funcionaban. Se suspendió todo por un mes.En un mes empezariamos todo de nuevo.  Un mes mas en Buenos Aires, lejos, un mes mas sin ver a mis hijas. Un dolor que se agregaba. No sabia que pasaba ya con mi relación matrimonial. Una duda sobre una mujer que se habia ganado la amistad de mi esposo, que estaba alejado en todo sentido de mi. Solo una duda, pero el miedo me carcomía el alma. No eran simplemente celos paranoicos.Era miedo a seguir en el camino de la posibilidad de perder aun mas. Una  inseguridad absoluta.
Todos esos dolores fueron creciendo. Y una prueba mas llegaba a mi vida. Lucas tenia varicela, con lo cual, no podíamos volver a nuestra segunda casa, la Fundación. Alli no podiamos ir a desparramar entre gente inmunosupriminda nuestro virus. Así que esa noche nos fuimos al departamento de Diana mi amiga.
Pero ella no vivía sola. Y al segundo día de estar allí, la otra persona decidió que no podíamos quedarnos allí mas tiempo.
Abre derramado tantas lagrimas, que me sequé.
Llore desconsoladamente. Era sábado. No tenia dinero para un hotel, ja! no tenia dinero para nada.
No podía pedir ayuda en la fundación porque era sábado, la oficina no funcionaba.
Dije basta. Ya habían pasado tres días de mi esposo se había ido y no se volvió a comunicar. Me sentí muy sola, muy deprimida. De repente mi esposo se conectó al mesenger. Y le dije mándame los pasajes en lo que sea me voy. Ya no doy mas, siento que soy una carga para todos, para vos, porque necesito que me envíes dinero y te molesto  a cada rato, a los demás porque me tiene que socorrer, este capricho de mantener vivo a Lucas es mio. Fue mi idea. No doy mas, esto se termino. me vuelvo  a Paraguay y que pase lo que tenga que pasar. Era el día de la madre en Paraguay.
Llame a alguien para felicitarla, no era mi mama.Solo se que entre las palabras que me dijo, esta frase me destruyo. Estaba muy sensible.
``Lucas es un pozo sin fondo´´, estaba hablando del dinero. Lo que quería decirme es que todo el dinero que se destine a mi utopico objetivo, era como tirar dinero en un pozo sin fondo.
Esos fueron días de mucho dolor.
Hoy miro para atrás. Hoy veo a Lucas jugando con sus hermanas, con el pelo largo, en el piso. Se va solo al almacén de la esquina. Come, corre, fuimos  a la iglesia ayer. Me fui anoche al concierto de Jan Luis Guerra.
Bailé de felicidad. Tal vez tenga muchas cicatrices.Pero las cicatrices no me pueden quitar la felicidad presente. Dios restauró la médula de Lucas, nuestra vida, mi familia. Valió la pena, aguantar un poco mas.

No hay nada mas lindo que saber que cada paso que di, aun en la mas onda tristeza, tenia el cuidado de Dios.
Se que mucha gente oraba por Lucas, y por mi familia. Yo se que Dios puede hacer milagros. Los viví.
Se que sana al cuerpo y se que sana el alma.
Y anoche mientras bailaba al ritmo de las percusiones de Juan Luis Guerra, recordé lo que dice en el Salmo 30...

Tu cambiaste mi lamento en baile.

Miedo

Hay días en que leo yo misma lo que escribí, y no lo puedo creer.
Cuando pasa el tiempo uno intenta, tal vez, en defensa de su propia psiquis, olvidarlo todo.
Lucas esta tan bien , que parece que esto es un cuento. Que nunca sucedió.
Pero no quiero olvidar esa vehemencia, con la te creía, Dios.
Necesito un par nuevo de alas, las que tenia se me gastaron.
Tantas voces diciéndome que eran falsas..que tal vez no volaba que solo me arrebataba el viento.
Que no me diste nada, que todo fue suerte.
Que ya no piense, que ya no recuerde, este episodio negro de mi vida.
Pero no puedo.
No se ni como sobreviví a ciertas cosas.
De hecho hay cosas que no sobrevivieron en mi.
Necesito que me des fuerzas nuevas, necesito levantarme, como lo hacia cuando su vida estaba en peligro.
Hoy no le tengo miedo al cáncer.
Hoy le tengo miedo a todo lo demás. Al maltrato. A que no me quieran.
Hoy tengo miedo a la soledad.
Tengo a Lucas tengo a mis nenas, pero cuanto de mi, quedó sano?
Sálvame porque no se porque no tengo fuerzas.
Ahora necesito salud en el alma, y a veces pienso que es mas difícil de curar.

El Pelo de Lucas





Hay personas que queriendo consolar o minimizar la cuestión, me decían -no te preocupes ya le va crecer-
Eso no tiene importancia. Le queda  lindo. Es nene.  
No se imaginan el dolor que significa para toda la familia eso. Es como una marca, no se puede ocultar, por la cual, todo el mundo sabe que tiene cáncer. Es lo que hace que la gente extraña te mire con lástima.
Sus miradas de compasión, para mi eran amenazantes. Quería gritarles ¿que miran?, ¡no se me va morir!, yo voy a estar acá para que eso no suceda. Dios me lo prometió. Y creer que lo que decía yo misma lo tenía que creer.
No es una cuestión simplemente estética, es mucho mas.

Es lo que nos sucede a las madres que tenemos un niño con algo especial. Y que aquello especial no se puede ocultar. Y menos si la gente se encarga de hacer notar que nuestro niño no refleja la felicidad de este mundo. No es un héroe de Disney. No es Harry Potter, nadie quiere ser como él. 
Para una madre nada más importante que su hijo. No importa lo lejos o cerca que este de terminar sus días o de lo difícil que aparentemente se les hizo vivir. Para una madre su hijo es su hijo. Y estos niños, a los que la vida se les hizo más difícil, son el verdadero ejemplo de éxito. Eso es pelear. Eso es tener garra.
Los ´adultos´ tiramos la toalla, solo por que estamos depre, porque nuestros amigos no nos llaman, o porque la gente no nos aplaude. 
He visto gente deprimirse y podían caminar, trabajar, comer y dormir en paz. 
He visto niños jugar, con sonda naso gástrica.
Matías y Samara, jugaban al te mientras hacían quimioterapia. Lautaro, tomaba la teta, mientras se hacia quimioterapia.

Y nosotros nos deprimimos por que la plata no nos alcanza.
Santiago me envía sms desde su cama con respirador artificial. Ellos quieren vivir.
Mi mal consejo: si creen  que tienen problemas, váyanse un rato a visitar a un niño con alguna enfermedad terminal, ellos y sus padres les van a enseñar que es vivir. 
El pelo de Lucas esta largo, es precioso. Pasó, se fue la pelada. Se fue el estigma.
Hoy es normal, pero aprendimos que la vida de los anormales es solo para valientes. 



Un dia mas

Lucas hoy estuvo con mis queridos amigos Stella y Hernan Luna. Digamos que la misión de estos dos agentes secretos de Dios, fue y seguirá siendo, hacer que mis días sean mas llevaderos en la Soledad.
Hoy llevaron a Arturo y a Lucas a Puerto Madero, a pasar el día.
El otro día, alguien, me dijo que haberlos encontrado fue cuestión de suerte.
Yo estaba sola, con Lucas, en mis días de hospital y fundación, y no tenía nadie con quien compartir, que no fuera alguien por ahí de la fundación. Así que le pedí a Dios que me de una amiga. Pero la pedí con detalles. Le dije a Dios que quería una mujer sabia, que crea como yo, y que tenga una familia como la mía, solo alguien así podría entenderme. Ademas, debería estar a mano, o sea a mi alcance.
Y según un amigo mio, fue un golpe de suerte.
Un día vino a visitarme a la fundación. Un amigo en común, Guillermo, le dijo que había una señora que estaba con su nene enfermo y tal vez una visita le haría bien.
Ese día conocí a la Negra. Fue como si nos conociéramos de siempre. Encontré un lugar donde tomar mate con una amiga. Saben, vive a una cuadra, de la Fundación. Tiene tres hijos, y es una mujer sabia.
Le gusta tanto Michael Smith como Phil Collins...como a mi.
Le gusta David Wilkerson, y a mi también.
Lloré muchas veces en sus hombros.
Lucas jugó con Tincho.
Y mancho mil veces con chocolate su mantel...
El lunes vamos a saber los resultados de la tomografía de Lucas. Pero mientras tanto, hoy tuvo un día feliz, jugó en la arena mojada en Puerto Madero, porque Hernan los llevó a pasar el día allí.Y le hizo compañía a mi esposo.
Gracias amigos!
Cuanta suerte tengo!!

Control

  Lucas está en Buenos Aires, nos costó bastante conseguir los pasajes, esta vez no fue fácil. Pero lo importante es que ya está allí. Se fue en colectivo, con su papá. No es un paseo, y el lo sabe. La última vez que viajamos, el me dijo -mami, no me quiero ir-. Yo tampoco, le dije, pero tenemos que ir. Hay mucha diferencia entre un paseo, y un viaje de control. No importa la forma de viajar, avión o colectivo, remise o bus, la cuestión es el objetivo. Ir al hospital nunca es grato para nadie. Hoy se hizo una tomografía a las 5 de la tarde. Hablé muchas veces por teléfono con su papá, a pesar de los costos. Vendí un cuadro y les pude enviar dinero, porque se le terminaba. Podría decirse que justo a tiempo. Mañana tiene que verlo un neumólogo. Así como vamos, están los resultados listos el viernes, y el lunes consulta con su doctora. Así, pasajes mediante, el martes vuelven.
Hay días como hoy, que me da la impresión de que esta maldita enfermedad ya esta muy lejos de Lucas, ahora solo es cuestión de que dejar que Dios de a poco sane las secuelas psicológicas,  económicas  y familiares que esto nos dejó.  A veces como hoy pienso que Lucas ya esta sanito, pero nosotros todavía estamos haciendo el esfuerzo de poder recuperarnos, no es fácil.

Mujeres



No me interesa la teoría. No sirve de nada. El diablo es un excelente teólogo. Un personaje de éxito, y un envidiable líder.
El Rey de las mentiras y un excelente orador y motivador. El es trabajador, nunca esta descansando ni mirando la tele, siempre esta creando nuevas formas de engañar y seducir. Si el esta durmiendo, entonces, es tan buen líder, que tiene súbditos trabajando en su objetivo día y noche.
Ustedes se preguntaran porque le dedico tantas palabras a semejante personaje? ¿No me da miedo hablar de el? Y no. Es muy inteligente, pero tiene un pequeño problema. No tiene una relación con Dios, como amigo. Entonces solo sabe lo que investiga, pero no sabe lo que Dios va hacer mañana, porque no es amigo de Dios, Dios no le cuenta. JaJa
Así fue como, a pesar de conocer las profecías de la Biblia, en el antiguo testamento, y ver a los Reyes Magos y ver la estrella y ver que María concibió sin relaciones sexuales, (que conste que es ocultista eh), no pudo entender que si mataba a este profeta carpintero, multiplicador de panes, estaba haciendo exactamente lo que Dios quería. Y ni siquiera se imagino que Jesús iba resucitar.
A los que me leen y no creen lo que les cuento, ¿por lo menos se rieron del diablo hoy no?
Y para lo que saben que lo que digo es cierto, les digo que la teoría no sirve, a mi no me sirvió de mucho.
La Biblia me sirve para saber como es Dios. Como actuó y actúa, pero esta claro para mi que sin una relación fluida de amistad con Dios, no sirve ninguna montaña  de conocimiento teórico.
Jesús hizo eso. Se bajo del pedestal, se metió en una persona común, con cuerpo común, se metió entra la gente común, y fue parte de sus problemas comunes. Y cuando chocaba con lo teóricos les daba cada lección!
Ninguna palabrería,  todo práctico.
Hoy estoy más mujer que nunca. Miren lo que dice la Biblia en este versículo. Esta en el libro de 1a de Pedro 3:7
Perdónenme las feministas.
Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.
Se los traduzco según Elda: soy un vaso de cristal.
Todas mis amigas mujeres, son vasos de cristal. 
Y un vaso de cristal debe ser cuidado con esmero. 
Si un hombre no cuida su vaso de cristal, como tal, se rompe. 
Una persona detallista, delicada, cuidadosa, puede ser poseedor de un elemento frágil.
Pero si le damos algo frágil  a una persona descuidada, que no guarda y trata bien el objeto terminará tarde o temprano rompiéndose. O por lo menos rajándose.  
Un vaso con una rajadura, no sirve para lo que fue creado. Así que tal vez será un adorno, pero no sirve más.
Si una mujer es amargada, como algunos hombres acusan, ¿no será que quien debiera haberla cuidado, la descuidó, hasta que se rompió?
Espero que entiendan la comparación divina, frágil.
Difícil, de usar, transportar, guardar, limpiar, conseguir, y ¡restaurar!
Dios sabe de lo que estaba hablando. 

Hoy estoy frágil, hoy estoy más mujer que nunca. Hoy no solo soy madre, también soy mujer, y en este camino que me toco vivir, también, me resquebraje, como tal, como mujer. 

  
  





  

Feliz dia mamás



Mañana es el día de las madres.
En muchos países, aunque acá en Paraguay, no, pero la fecha es lo de menos.

No es necesario haber pasado por algo como el cáncer, para ser valiente; basta con ser madre.
Quiero hacer un  homenaje a todas mis amigas madres, que luchan contra todo eso que viene en contra de nuestros retoños.
Desde el resfrío ese maldito, que le tapó la nariz y nos dejó sin dormir cuando eran bebes, hasta ese miedo a las malas amistades, en la adolescencia.
No puedo decir mas de eso porque no tengo hijos mas grandes que una adolescente divina (como la madre)..jejeje.

No es la lucha contra el cáncer lo que me hace valiente. Es la misma lucha de cualquiera de ustedes.
Hoy se me rompió el lavarropas, y eso es catastrófico. Y les aseguro que orando no pude arreglarlo, tengo que comprar otro, como cualquier mortal. Pero una amiga, sin que se lo pida, madre también, de 4 chicos, acudió rápidamente en mi ayuda, -¿te busco y venís a casa a lavar ropa?-, y de paso charlamos.
Excelente excusa para pasar la tarde con una gran mujer como ella.
Ser madre significa tanto, tantas alegrías, tanto orgullo, y tanta lucha.
Se que no importa la cantidad de hijos, la condición, el ánimo o si estamos bien o mal con nuestra pareja, nuestro amor por los chicos, es inquebrantable.
Eso es lo que siempre me hizo pensar que Dios tiene ese amor de madre. El nos quiere igual aunque hagamos mal las cosas, o seamos caprichosos, su amor no se termina.
Si, a veces nos corrige como nosotras a ellos, por su bien. Porque los límites son para que no se maten, igual que los límites de Dios con nosotros.
Por eso mil bendiciones a mis amigas madres, porque solo nosotras sabemos cuan difícil se nos pone a veces, y al mismo tiempo solo nosotras sabemos lo que significa, amar aun hijo, con padre o sin él, habiéndolo tenido en la panza o no.
Un abrazo virtual, y gracias,
Por levantarte de noche a taparlos, a matar mosquitos, a ver si no se hicieron pis, por peinarlas, por dejar de comprarte algo vos, por comprarlo para ellos, por aguantar a un hombre difícil para que tengan siempre al papá cerca, por aguantar dolores de pezón partido, y por llorar a escondidas para que ellos no se entristezcan, o piensen que tienen la culpa de algo, y no me alcanzarían todos los espacios virtuales para seguir.
Dedicado especialmente a Bernarda mi mamá, que todavía no maneja esto del Internet, pero también es una luchadora. Y a la abuela de mis hijos, Chavela.
Y gracias Gladys.
Es la foto está Lucas conmigo cuando esperábamos a su hermanita.

Como el primer dia...

Saben, yo creía que era exagerada, cuando pensaba en lo que le paso a Lucas; (digo lo que le pasó, porque anda muy bien ahora);  A veces, me duele, como si fuera el primer día. El día del diagnóstico.
Pero hablando con una amiga, mamá de Lautaro, me hizo ver que mi dolor era normal. Ella se siente igual.
Hace un año y tres meses que no necesita hacer quimioterapia, ni ningún tratamiento.
Seria bueno poder olvidarlo. Pero esta ahí, latente.
El agradecimiento a Dios es constante, pero el dolor no se va. Si a uno no le sucede, esta fuera de poder sentirlo. A mí me pasaba. Era tan lejano todo esto hasta que me sucedió.
Mi marido ni siquiera puede leer lo que yo escribo aquí porque me dice que no quiere ni acordarse, quiere olvidarlo todo.
Pero para las madres es diferente. Comparto eso con ustedes hoy, a pesar de todos los milagros que recibí, porque el miedo esta ahí.
Es simplemente, la reacción normal de un corazón lastimado. Y a mis amigas, cuyos hijos no padecieron cáncer, pero tienen otras luchas, como Dany, que tiene una nena con espina bífida, no saben, como las entiendo.

Dios entiende nuestro miedo. Yo conozco a Dios. Suena raro pero es así, lo conozco.
Dios, el de la Biblia, es una persona con sentimientos. Créanme, entiende a las mujeres. Y les puedo decir, que está con ustedes. Sabe porque lloramos, porque tenemos miedo, sabe porqué queremos cosas que no son aparentemente importantes, pero para nuestros sentimientos lo son.
Hoy recibí un regalo, saben estaba re preocupada porque mi hija tenía que viajar, (egresados) y yo no tenia el dinero.
Y sí, un viaje de excursión no es importante, considerando que, tengo deudas, que Lucas tiene que viajar que debo el colegio,  ¿sigo?
Una excursión no es nada, si pensamos que hay que gastar en los controles de Lucas y bla bla.
Pero para mi corazón de madre, era importantísimo.
Ayer me hablaron del colegio de Lucas, tengo que pagar las cuotas atrasadas.
Lucas tiene que viajar a su control la semana que viene. No tenia nada resuelto.
Decidí simplemente no darme permiso para amargarme, para sentirme mal. Ni para quejarme.
Hoy recibí la noticia de que Diana una amiga, le regalaba a mi hija su viaje.
Anoche en mi grupo de oración, oraron por mí. Y hoy recibí estos regalos.
No cambian la vida, me faltan muchas cosas, y si tuviera que pedir algo, eso seria no haber vivido nada de esto. Pero me hacen recordar una cosa muy cierta.
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
En la Biblia en el libro que se llama Isaías capitulo 51, verso 10
Fíjense que dice siempre.
Como el dolor del primer día, así Dios esta conmigo como el primer día.


Respuestas....

Que bendición son las redes Sociales. Gracias a que existen las redes sociales, recibí muchas respuestas y posibilidades.
En concreto todavía solo tengo nombres direcciones y buena onda, pero vamos bien.
Facebook fue la herramienta que me unió, a aquellos que seguimos esta lucha contra el cáncer. Específicamente Linfoma. Y es emocionante recibir respuestas de lugares tan aparentemente lejanos como Colombia, o Estados Unidos.
Gracias a las redes sociales el mundo es pequeño.
Estamos cerca los que antes estábamos tan lejos. Espero tener mejores noticias mas tarde.

A Dios rogando y con el mazo dando

Es una frase que no esta en la Biblia. Pero no por eso, deja de ser apropiada.
Lucas debe hacerse controles cada tres meses. Entre esos controles, se encuentra uno muy caro (acá en Paraguay 1000 dólares). Llamado Centellograma Corporal Total con Galio 67.
Estos controles se los viene haciendo, con dificultades, que no vale la pena contar.
Era para es parte de la rutina de nuestra lucha contra el cáncer.
En Paraguay directamente ni te cuentan que existe porque ningún seguro medico lo cubre, ni el estado, entonces no existe. Por lo menos para las personas de escasos recursos.

Yo no me enteré de este método de diagnóstico hasta que lo llevé a Lucas a Argentina.
Allá no solo le salvaron la vida, si no que además, hasta ahora si no lo conseguía en un Hospital, el susodicho estudio, lo conseguía en otro.


Pero, esta vez, se me puso un poco más difícil que de costumbre.
Comenzando desde el vamos. No tengo mil dólares para el centellograma, más el viaje de control a Buenos Aires.
Si tuviera que hacerle los estudios de control aquí, tendría que contar aproximadamente, con dos mil dólares,  y cada tres meses.
Si, el cáncer es caro.
Ahora bien, empecé a buscar hospitales en Buenos Aires, donde pudieran hacerle gratis el centellograma.
Y entre correos, recibí uno.
Con buena onda, queriéndome ayudar, pero trayendo a colación la problemática de la que soy protagonista.
El sistema de salud argentino colapsa. Y es un grave problema ético, dejar sin asistencia a los innumerables extranjeros que encuentran esperanza de vida en Buenos Aires.
Con respecto a la salud en Paraguay, no tengo palabras.
No es mi intención usar mi blog como medio de denuncia, para eso están los otros medios. Mi objetivo es dar aliento a los que están en lo mismo o en alguna situación de vida o muerte.
No importa la gravedad del asunto hay que seguir peleando.
Yo necesito un centellograma para mediados de octubre y luego para mediados de enero y así.
Claro, sé que Dios me ayudará a conseguirlos.
Me pregunto, ¿cuantas madres de cuantos Lucas estarán como yo?
Así que, amigos si están en problemas, no importa de que índole,  a Dios rogando y con el mazo dando. La lucha no ha terminado. 

Si existe que aparezca...

Hoy tuve el privilegio de hablar con un amigo que se convirtió en el enfermero de un tío quien pasó sus últimos meses con él. Fernando me contaba hoy, lo que sufrió en el hospital, hasta que, junto a él, murió de cáncer su tío. Hombre de muy mal carácter, sus últimos días, ya no encontró mucha gente que quisiera cuidarlo. Estar días y meses en el hospital, y en oncología, no es nada fácil.
Fernando estuvo allí hasta el agotamiento absoluto, mental y físico. Él, pasó a estar en mi lista de gente superior, porque él no estaba obligado a hacerlo, lo hizo porque quiso.
Si está que aparezca. Eso le dice Ricardo Arjona a Jesús. Ayer comentaba esta frase con Ile mi amiga. Arjona le pide a Jesús que se le aparezca. Y yo digo, Jesús se fue, y vive en los corazones de las personas que decimos ser Hijos de Dios. ¿No somos acaso nosotros quienes llevamos la Luz? No es un reproche. Solo pienso que si Jesús no se le aparece a Arjona es porque no hay mucha gente que pueda reflejar a Jesús en su entorno. Porque Jesús debería estar en cada uno de nosotros. Tuve hambre y me diste de comer. Estuve en la cárcel y me visitaste. Es hora de que vos y yo seamos ese Jesús que Arjona, en nombre de mucha gente esta pidiendo a gritos que aparezca. Depende de vos y yo.

No menos dificiles....

Bueno por esas cosas de la vida me distraje mucho, y dejé de escribir bastante tiempo. Tengo una tonelada de cosas que compartir con ustedes. Dejé de escribir porque tal vez pensé que si no tenía grandes cosas que contar, mejor no contar nada. O porque como Lucas esta con tos, me acobardé y bueno. Pero la verdad es que lo bueno de vivir creyendo en Dios, es que en medio de todos los problemas que tenemos todos, tengo formas de sobrellevarlos. Miren todos los días leo a un predicador que se llama David Wilkerson, me gusta porque me identifico mucho con el. Este señor, tuvo muchos valles en su vida, y sigue predicando de Dios, aunque su esposa, su hija y su nieta padecieron de cáncer, y su nieta falleció siendo una niña. El escribió esto: -Estoy convencido de que el mundo no necesita más sermones sobre la fe. El mundo necesita ver un sermón ilustrado: la vida de un hombre o de una mujer que esté viviendo dicha fe delante del mundo. Ellos necesitan ver a los siervos de Dios pasando las mismas calamidades que ellos están enfrentando, pero sin ser sacudidos por éstas-
Y es muy cierto. Cuando uno siente que toca fondo, saber de alguien que tocó el mismo fondo y pudo sostenerse o salió, es lo que necesitamos.
No hablo de un consuelo de tontos. Hablo de gente que sin ser superhéroes, ni súper espirituales, son lo mejor que tenemos, porque con ellos nos podemos identificar. Así que sepan, que aunque Dios me regaló el milagro de tener conmigo hoy a Lucas, y después de haber vivido tantas cosas muy impresionantes, hoy necesito tanta fe como siempre, para poder soportar problemas que si bien parecieran no ser tan terribles, siguen siendo in solucionables con mis manos,  igual que un cáncer. Yo sigo necesitando desesperadamente a Dios conmigo cada día. Siguen habiendo monstruos.
Pero por menores que sean los problemas, yo cuento con la protección del mismo Dios. Igual de Poderoso. Y lo que mas me impresiona de Él, es que no tiene fórmulas. Con cada persona se comporta de una manera especial. Eso lo hace único para personas únicas.

YO SOY

Parece redundante, pero es así. La falta de fe y confianza, se debe a que miramos más nuestros problemas que a Yo Soy. No se si saben que el día que Moisés le pregunto a Dios, como debería presentarlo, ante la gente; Dios le dijo diles que Yo Soy te envió. Es el nombre de Dios.
YO SOY, quiere decir que el Es, el mismo de ayer, no cambió nada, y no va cambiar. El no era, es.
Estuve desalentada, y eso es a causa de no haber recordado continuamente que Él es el mismo que estuvo conmigo en cada difícil momento de mi vida, y no porque yo haya dejado de confiar en Él el haya cambiado. O tenga menos Poder. Si vivimos temerosos es porque creemos que nuestro Dios se duerme, se va un rato, se olvida, no nos presta atención o no puede algo. El hizo en mi vida grandes milagros. No importa cuanto intenten convencerme que lo que me paso es fruto de la fortuna. Hay asuntos que no tienen explicación lógica, o racional, y me sucedieron a mi, y fue la respuesta de Dios. Lo vi, lo sentí, lo viví. Hoy pensando en los muchos milagros que Dios hizo en mi vida, el mismo me recordó eso, YO SOY. Es el mismo, y hará hoy milagros iguales o mayores a quien se atreva a creer que el es  Dios. Miren, Moisés, vio que la zarza estaba en llamas y no se quemaba, poco milagro comparado a ver como el agua se convertía en sangre, o como una rama se convertía en víbora. Pero el Faraón no creyó nada a pesar de que vio lo mismo. El tenía sus dioses. Y sus dioses no pudieron salvarlo, ni a su hijo. Así que no esta tampoco en ver milagros. Si no  creer en el verdadero Dios. Este verdadero Dios que conocí cuando creí que Jesús, Dios mismo, me autorizó a ser su hija y su amiga.


¡Digamos con orgullo que no hay otro Dios aparte del nuestro! ¡Alegrémonos de corazón todos los que adoramos a Dios!
4 Acerquémonos a nuestro poderoso Dios, y procuremos agradarle siempre.
5 Hagamos memoria de las maravillas que nuestro Dios ha realizado; recordemos sus milagros y los mandamientos que nos dio.


Eso dice el Salmo 105, en la Biblia.

Datos importantes

http://www.guti.gov.ar/ http://www.fath.org.ar/ http://www.fundacionflexer.org/joomla/ http://archivo.abc.com.py/2009-04-19/articulos/513461/la-vida-es-preciosa

Amor

Los que me leen siempre sabrán que no me alcanzan todavía las 40 entradas que llevo en este blog, para contar todo lo que mi mejor amigo Dios, hizo por mí, usando a aquellos que poco a poco se fueron convirtiendo en un arsenal de amigos. Hoy por hoy Lucas cada vez mejor.
Dicen que los amigos se conocen en las malas, yo se los confirmo, en mi vida es así. Los últimos dos años de mi vida, conocí a mis mejores amigos. Tesoros que están allí para bendecirme y levantarme cuando me caigo, secarme las lágrimas, darme una bofetada y sacudirme cuando lo necesito. Mostrarme cuando no veo una verdad, o cuando no la quiero ver. ¿Qué sería de mí sin mis amigos? No los puedo nombrar a todos porque seguro me olvido de alguno y además porque hay gente que prefiere quedar anónima. Y también, hay gente que no conozco. Pero todos tienen características que los hace ser especiales, las otras, los hace únicos. Esa particularidad que los iguala, es el amor. La Biblia dice, en Nuevo Testamento
Primera epístola de San Pablo a los Corintios (46:13:1 - 46:13:13)
La preeminencia del amor


Si yo hablo en lenguas de hombres y de ángeles, pero no tengo amor, vengo a ser como bronce que resuena o un címbalo que retiñe.
Si tengo profecía y entiendo todos los misterios y todo conocimiento; y si tengo toda la fe, de tal manera que traslade los montes, pero no tengo amor, nada soy.
Si reparto todos mis bienes, y si entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve.
El amor tiene paciencia y es bondadoso.
El amor no es celoso.
El amor no es ostentoso, ni se hace arrogante.
No es indecoroso, ni busca lo suyo propio.
No se irrita, ni lleva cuentas del mal.
No se goza de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor nunca deja de ser.
Pero las profecías se acabarán, cesarán las lenguas, y se acabará el conocimiento (…)
Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.
Mis amigos tienen esto en común. Tengo amigos ateos, católicos, judíos, evangélicos, mormones, y musulmanes. Ellos me dieron amor. La fe podemos compartirla o no,  pero el amor es infinito.
A todos mis amigos, gracias por darme lecciones de amor, los quiero mucho.

Magi y Oti

Cuando Lucas estaba en medio de quimioterapias y mas quimioterapias el tiempo se hacia largo e interminable. En la FATH (Fundación Argentina de Trasplante Hepático) vivían otras familias, con otras historias.
Con ellos compartíamos los días, las mismas esperanzas de que todo termine para volver a nuestras casas, a nuestra cuidad de origen. Pasábamos meses, y había gente que llevaba allí años.
Con Magi, me identifiqué, teníamos historias muy parecidas.
Ella es docente, y tenia 4 hijos igual que yo. En la fundación vivía con Bruno, su hijo mayor con quien se turnaba para cuidar en el hospital Garrahan a Oti, que se había transplantado de medula, y que después de muchos meses no salía de alta por las complicaciones. Bruno tenia 16 años y era muy amigo de Lucas, le prestaba su celular y jugaba a la ajedrez con él.
Ella, había dejado en Tucumán, al cuidado de sus parientes y del que fuera su esposo a sus dos pequeñas hijas de 2 y 5 años. Cuando las niñas estuvieron de visita por la fundación en Buenos Aires, yo me pegué a ellas, porque me recordaban a mis nenas. A esas nenas les faltaba mamá, a mi me faltaban mis nenas.
Oti (Octavio) tenía la edad de Lucas, siete. Magi vivía casi mi misma historia. Había dejado todo, para estar en Buenos Aires, por su hijo. Estaba batallando con Oti. A veces la veía llorar sola en la terraza, y sabia perfectamente lo que sentía.
Un lunes me contó que viajaba a Tucumán porque sus nenas lloraban por ella. Entonces vino el papá de Oti, y ella se fue, pero antes de irse me dijo que tenia miedo que mientras ella no esté le pase algo a Oti. Así con el corazón partido, se fue. El jueves la mandaron llamar de urgencia. El viernes llego a las 9 de la mañana, y tres horas después Oti murió en sus brazos. La esperó. Raras veces lloro cuando escribo el blog, pero este recuerdo me hace llorar. Me abrazó y lloró, y me dijo que Dios no existía, y si existía era muy malo. Yo simplemente me quede sin palabras. Me dijo que Oti le pidió conocer el mar, y nunca lo llevó. Me hizo prometer que llevaría Lucas a conocer el mar. -‘Que no te pase lo que a mi, hace lo que sea,  pero llévalo’-
Vi como juntaba sus cosas, la habitación que durante meses fue su casa, para regresar sin Oti.
Fue ese día cuando yo me di cuenta que nunca había pensado en la posibilidad de volver a Paraguay sin Lucas. Literalmente estaba en su piel, fue insoportable, me destrozó.
Hoy le dedico mi entrada a Magi, una luchadora como yo, que nunca voy a olvidar, y a la memoria de Octavio, quien después de mucho dolor al fin descansó.

R2




Cuando tenía 18 años conocí a este hombre que ven acá. Como era muy chica e inmadura creí que era el príncipe azul (no sabia que los príncipes azules destiñen al primer lavado). La verdad es que conocí mejores tipos, (aparentemente)  pero todos tenían un defecto, no eran el. No se como hizo, pero se adueñó de mi mente y de mi corazón. Tan fuerte fue el hechizo, que en dos años me casé con el. Lo que más admiro de él es su nobleza e inteligencia, es un cerebro de perfil bajo, no le gusta que la gente conozca sus superpoderes. Es paraguayo con sangre italiana, y habla y lee muy bien inglés. Casi nadie sabe que también sabe portugués, y que tiene un titulo de mecánico de autos. Adora los bebes, sabe cambiar pañales a las nenas (misión imposible para muchos). No hay computadora o equipo de audio que se le resista. Cuando ambos éramos jóvenes  lo vi llorar muchas veces. Si el normal de los seres humanos tenemos dos oídos y una boca para escuchar mas que hablar, el debe tener cuatro oídos, porque es su mayor habilidad, tanto como persona, como en lo profesional,  sabe escuchar. El es la única persona en el mundo que siente lo mismo que yo es este asunto. Les presento al papá de Lucas. Lucas es su clon, son físicamente iguales. También como yo jamás se imaginó que le podía pasar esto. Nadie esta preparado. Se los aseguro. Estos últimos dos años, sí, lo vi llorar. Ama tanto a Lucas como yo. Fue tan golpeado en el alma como yo, y vive todo desde la óptica de los hombres, que por cierto es bastante diferente. Nunca pensó que perderíamos a Lucas. Siempre le hablo y le transmitió que esta enfermedad se va terminar y un día (como hoy) va estar sano. Nunca se resignó, aún en el peor día. Y en eso estuvimos iguales, de acuerdo sin hablarlo. Muchas veces fue difícil decidir, y pasamos por situaciones de mucha tensión, stres, y nervios. Este ultimo mes estuvo allá, solo con Lucas, y hizo el trabajo de andar por el hospital sacar turnos, levantarse temprano, estar lejos, entender a los doctores. Lucas tiene muchos motivos para estar orgulloso de su papá. A él, le dedico mi entrada de hoy. Porque él es la persona mas importante en Mi hijo y yo en la lucha contra el cáncer.

Es mejor dar que recibir

El otro día charlaba con una amiga, Gladys y le decía que había entendido en carne propia lo que significa esta afirmación bíblica. ¿Saben porque es mejor dar que recibir?, porque estar del lado del recibe significa necesitar algo, sin embargo quien da, es porque tiene los recursos para dar, no que le sobre, pero sí, que puede hacerlo. Recibí muchas bendiciones de amigos que me ayudan, pero quisiera poder estar del otro lado. Si sos de los que podes dar, disfruta de eso, aunque sea pequeño aquello que podes dar, porque es mejor dar que recibir. Si doy abrazos es porque tengo amor y cariño, si doy aliento es porque tengo para dar palabras de fe, si doy dinero es porque tengo para dar. Espero un día poder ayudar a otras madres como a mí me ayudaron, es mi anhelo. Y les agradezco infinita mente a todos mis amigos en este mes de la amistad, ellos saben, no me alcanza toda la WWW para nombralos y contar lo que me ayudaron. Solo les puedo decir gracias, los quiero mucho, y como siempre digo, son las manos de Dios en mi vida. Lucas esta bien, hoy le hicieron un estudio que le salio muy bien, y probablemente el fin de semana ya esta conmigo otra vez. Gracias por sus oraciones.

Inalcanzable

Hoy tengo a flor de piel un dolor que me agobia. Y no tiene nada que ver con Lucas.
Por más que una se esfuerce por ser lo mejor que una puede, no puede.
Solo eso, para mí ser lo que ellos esperan de mi, es inalcanzable hoy.
Lo único bueno que les puedo decir es que, Dios me sigue queriendo igual, así como soy.
Y cualquiera que en este momento me este leyendo le aseguro que también, aunque tu familia te desprecie,( injustamente o porque realmente seas despreciable). Dios te ama.
Alguien me quiso tanto que no miro mis defectos y se entrego, por mi.
Por El sigo, porque o si no la tristeza me consumiría hoy mismo, y no tendría más ganas.
Lucas esta bien, sigue con estudios, pero hasta ahora no hay recaída parece. Ya lo extraño mucho, necesito que alguien rompa de un pelotazo mi nuevo florero.

Gracias

No escribí porque me siento cansada, ¿cansada de luchar? y si puede ser, y creo que es de humano s cansarse. A veces no doy más. Pero sé que del otro lado del mundo hay gente que sufre mucho más, y no se dan por vencidos así que, yo no puedo caerme.
Sigo adelante con las fuerzas de Dios.
Gracias Juan, Clara, Ceci, Suegra, Diana, Diana y Chone, Dr. Aziz, Fundación Argentina de Transplante Hepático, CFA, CEPB, gracias.
Ayer Dios me volvió a sorprender una vez más. Estuvimos en Buenos Aires la semana pasada. Volvimos el lunes porque estábamos esperando un turno del Hospital Argerich. La doctora Laura es la amiga de Lucas, que permite que le se haga un centellograma con galio 67, allí, porque el del Gutiérrez, no funciona. Como había que esperar más de una semana vinimos Asunción, porque acá estamos mejor, en nuestra casa. La verdad, es que para mi estar allá ya es casi insoportable. No teníamos más dinero, para volver, ni para nada. Pinté y pinté, hasta agotar mis lienzos. No sé como transcurrió esta semana, pero no me faltó nada. Pero bueno el lunes, Lucas tiene que estar en Buenos Aires otra vez, y no tenia como cubrir los pasajes. Valga la aclaración, no tenía. Pasado. Otra vez Dios tocó el corazón de la gente, y gente que yo no me esperaba, es más gente que yo no conocía. Ayer Dios me regaló unas cuantas amigas. Mujeres hermosas por dentro y por fuera, que organizaron una merienda para ayudarme. Es innumerable la gente que hasta hoy nos ha ayudado y es impresionante cuando uno ve tanto amor.
En La Boca, el viernes 12 de junio fue la cena mensual a beneficio de la Fundación Argentina de Transplante Hepático, tuve el privilegio de servir en la cena. Vi los rostros de la gente que con sus aportes, nos han dado un digno hospedaje a mi y a Lucas, y no se a cuantas miles de familias, que en las mismas condiciones necesitaban estar largos periodos de tiempo en Buenos Aires para recibir un tratamiento.
Hay mucha gente solidaria todavía en el mundo. Todavía hay buenos Samaritanos.
Créanme, no es fácil pedir ayuda. Es mejor estar del lado del que da, que del que recibe.
Y como en toda historia de la vida real o de cuentos, siempre hay malos. Y los malos dan miedo. Gente que ha demostrado envidia por lo que recibimos. Gustosa les daría mi lugar.
Pero esta gente que hoy les nombre es como un gran ejército de gente con grandes corazones.
Así que, ahora cuando mi valle se volvió un poco mas oscurito que de costumbre, simplemente prefiero mirar solo las lucecitas que Dios me pone en le camino. Son lucecitas de un gran LED, (¿saben lo que es un LED?) Son esos carteles de luz que forman una gran imagen, se usan en los conciertos, y lugares grandes. Son grandes imágenes compuestas en realidad de muchas lucecitas o bombillas pequeñas.
Esas lucecitas pequeñas, juntas, forman la imagen del Dios invisible, diciéndome, pase lo que pase- Aquí estoy, nunca, estás sola-

Se puede



Hay tantas cosas que no quiero decir.

Pero puedo acordarme de lo que tengo en vez de pensar en la inseguridad de lo que no tengo.
Puedo pensar que no importan los pronósticos, o lo que pueda suceder, Lucas sigue haciendo lío, y está sonriente.
Puedo pensar que hoy no nos faltó para comer u abrigarnos, y que tengo a mis cuatro hijos conmigo.
Puedo agradecer a Dios por el dibujito que me regaló Sol, por que pude ver bailar en el colegio a mi Ana, y porque Lucía me cantó una canción.
Puedo agradecerle a Dios por los amigos que tengo. Que están pendientes de mis necesidades, y por la inmensa cantidad de gente que me cuenta que levantan una oración por mi familia y por Lucas cada día.
Tengo mucho que agradecer. Me toco vivir en la parte del mundo, donde hay agua potable, Internet, espacio, aire puro, PAZ.
Y además, pase lo que pase tengo donde golpear puertas, tengo puentes, y formas de encontrar recursos para hacer de todo para que Lucas esté bien.
A veces me siento muy cansada, pero lo mejor es que si yo no puedo más, no importa.
Dios si puede, y el no me necesita a mi para seguir bendiciéndome. No tengo que hacer ningún sacrificio. Dios lo da de regalo.
No escribí porque me siento cansada, cansada de luchar? y si puede ser, y creo que es de humano s cansarse. A veces no doy más. Pero se que del otro lado del mundo hay gente que sufre mucho mas, y no se dan por vencidos así que, yo no puedo caerme.
Sigo adelante con las fuerzas de Dios.
Gracias Juan, Clara, Ceci, Suegra, Diana, Diana y Chone, Dr. Aziz, Fundación Argentina de Transplante Hepático, CFA, CEPB, gracias.

Algo anormal

Pero dice algo así. Todo es hermoso en el tiempo de Dios. Y somos eternos como Lucas, sin que Elda entienda porque suceden algunas cosas desde de el principio hasta el final de mis días, se que todo lo que Dios hace es para siempre, y no hay nada de más ni falta nada en su obra. Y Dios lo hace para que sepamos que el es Dios. Esa es mi interpretación y me consuela en el dolor. Y espero que a ustedes también.  

Un amigo, dos amigos, tres amigos. Hoy estaba muy triste, todo es muy confuso, no saben que pasa con Lucas, pero en medio de tanta tensión, vuelvo a sentir, que no estoy sola. Dios sigue apareciéndose con cara de gente, se disfraza de Juanes, de Psicóloga, de Cecilia, de Anita, de Anne, de doctor, de Lucas, pero me habla y me consuela.
Esta canción me la envió un amigazo, y dice.
Él es capaz de transformar en plena luz la oscuridad,  y realizar algo sin igual;  el puede ver tu interior y poner paz donde hay dolor cerrando así las heridas que alguien causó.  Tú decides caminar, en lo seco o en el mar tú decides lo que recibirás con creer o dudar.
El va buscando un corazón que pueda creer de verdad,  alguien dispuesto a desafiar la realidad para mostrar su gloria, para realizar algo anormal. 
Él es tu fuerza, el que te guarda Él no ha perdido ni una batalla. Si alguien se levanta él te ayudara. Él es el dueño del oro y la plata. Él te provee de lo que haga falta. Él no te falla.
Voy a seguir desafiando a mi realidad como siempre. 

Sin entenderlo

Stella "La Negra" y  Hernán Luna son para mi, más que un par de amigos. Ellos no se imaginan lo que son para mí. Y voy a usar el mensaje que Hernán predicó el domingo porque me impactó. Dice Eclesiastés 3:11 al 15 (léanlo) 
Pero dice algo así. Todo es hermoso en el tiempo de Dios. Y somos eternos como Lucas, sin que Elda entienda porque suceden algunas cosas desde de el principio hasta el final de mis días, se que todo lo que Dios hace es para siempre, y no hay nada de más ni falta nada en su obra. Y Dios lo hace para que sepamos que el es Dios. Esa es mi interpretación y me consuela en el dolor. Y espero que a ustedes también.  

Hoy

En el avión de vuelta por casualidad viajaba un empresario que asiste a nuestra iglesia, otro buen samaritano, que al vernos se nos acercó en pleno vuelo y después de preguntarme sobre el estado de Lucas me preguntó si necesitaba algo. Le conté que quería tener conmigo a mis nenas en las vacaciones de mi esposo en enero.
Y me preguntó qué me faltaba. Le expliqué que necesitaba pasajes, y él me los regaló.
Fue así como Dios me dio esos quince días con mis nenas. Un milagro más.
Hace unas semanas Lucas está con tos. Para los que siguen mi blog saben lo que eso significa. Así que hace un semana viajamos a Buenos Aires y aquí estamos en la Fundación esperando resultados. El panorama no es muy alentador. Y aunque me puse un poco mal, mi compromiso es no dejarme caer. No importa el 'panorama'.

Navidad


Lucas hacía cinco días de quimioterapia, de 8 horas cada sesión. De Lunes a viernes.
Después del sí de los doctores, empezábamos con la colocación de la vía. Esas 8 horas eran eternas.  Lucas preguntaba cada 20 minutos cuando terminábamos.
Gracias a Dios en la sala de Hospital de Día del Gutiérrez, hay televisores con cable, y los chicos pueden ver dibujitos y de alguna manera se distraen, pero cuesta.
Allí compartía mis días con las otras madres que sentadas inmóviles al lado de sus sillones de quimioterapia, ni siquiera podíamos leer o hacer algo para distraernos.
Por alguna razón ninguna madre podía concentrarse en esas actividades de ''peluquería''. Yo pensé que era la única que no podía leer, pero era una constante, ninguna mamá leía, o hacía otra cosa que no fuera estar pendiente de su hijo. -Pásame ese juguete o ese libro o pone más fuerte la tele-, estábamos al absoluto servicio de nuestros chiquitos.
A veces, si tenía crédito en mi celular podía chatear, con quien estuviera en línea. Pero no era ningún aliciente.
Salíamos de la quimioterapia, cansados, y a upa, a veces en colectivo y en los mejores tiempos en taxi, volvíamos a la fundación donde vivíamos.
Eran tiempos de desconcierto, de no saber hasta cuando. Yo la pasaba bastante bien comparado a otras madres, a las que,  las bajas defensas le jugaban sucio. Lucas siempre andaba bien, a pesar de todo, tenia una protección especial, no digo que lo otros estuvieran desprotegidos, pero realmente, Lucas es un privilegiado.
Ya habían pasado dos meses de estar lejos de casa. Y llegaba navidad. Y allí Dios volvería a hacer un gran milagro que me asombraría una vez más.
Mi desesperación era ver a mis nenas, ya llevaba dos meses sin verlas. Pero no había muchas posibilidades. Lucas tenía que hacer quimioterapia  hasta el viernes, el lunes siguiente era 24 de diciembre y el viernes tendría que estar una vez más en el hospital para hacerse controles. Pero mi oración era ver a mis hijas, más que un día, yo sabía que mi esposo tendría vacaciones en enero, 15 días, mi sueño era que ellos pudieran estar con nosotros, ese tiempo. Pero él no podría traer a las nenas a Argentina si no tenía un permiso del menor con mi firma, hecho en Paraguay, o sea yo tendría que ir primero. Además de que tendríamos que viajar en avión, asunto muy costoso en esas fechas, solo  podría tomar un vuelo cuando estuviera segura de que Lucas ya no vomitaba más y tenía muy poco tiempo, para tramitar el papel. Y eso sin pensar en los pasajes de las nenas y mi esposo. Los costos eran exorbitantes. Pero igual le pedí a Dios eso.  Yo no oraba por el dinero solo por el objetivo: ver a mis hijas 15 días, en enero. El lunes 24 de diciembre me llaman de Paraguay, los administradores del trabajo de mi esposo. No entendí si me ofrecían un préstamo o era un regalo, solo sé que me preguntaron -¿querés venir?- -¿Lucas puede venir? Porque es muy caro y podemos enviarte le dinero del costo de los pasajes para seguir sosteniéndote allí, vos decidís. Allí estaba en la balanza mi necesidad, o creer que Dios estaba respondiendo mi oración. Si me quedaba y aceptaba el dinero,no habría posibilidades de ver a mis nenas, aunque no tenía el dinero para que ellas viajen después. Empecé a funcionar en pos de mi respuesta. Les dije, -quiero ir-. Me dijeron apúrate y anda a Ezeiza tu avión sale a las 2, eran las 10, tenía los segundos contados. Ezeiza es bastante lejos de La Boca, si uno tiene que ir en bus, y yo no tenía dinero y era 24 de diciembre, tuve que ir hasta la calle Florida para retirar dinero que me enviaban para las tasas y en bus, y llegar a Ezeiza. Solo tomé mi cartera y una pequeña mochila de Lucas con juguetes, no llevamos ropa. Fue el viaje más feliz de mi vida, el más emocionante. Ni mis nenas ni mis suegros sabían que esa tarde llegaríamos a Asunción. Pasamos la noche buena con la familia, y después del feriado solo me quedaba un día para hacer el papeleo, y después volver. El jueves volamos, otra vez, habíamos visto a nuestra familia tres días. Parte del milagro ya estaba hecho, pero cual sería mi sorpresa cuando en el avión de vuelta, Dios terminaría de completar todo mi pedido, pero se los cuento la próxima.

Despropósito

Anoche visité a un amigo, el está librando su batalla por la vida. Una parálisis, en todo el cuerpo.
El era jugador de Rugby. Y hoy está luchando. 
Yo le  leí  la historia de Job, un libro de la Biblia.
Y me llamó la atención, una palabra en un verso de aquella historia: ''Despropósito"
Según la Real Academia Española, despropósito es: Dicho o hecho fuera de razón, de sentido o de conveniencia.
Algunos de los sinónimos son: desatino, contrasentido y disparate.

El verso dice: 
1:22 En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. 

Job, no le cuestionó a Dios el porqué de la situación aun cuando estaba tan mal. 
Porque sabía que había un propósito. Dios siempre tiene un ''para qué''.
Eso siempre me lo dice mi esposo, no se pregunta el porqué si no el ''para que''.
Job sabía que Dios tenía una razón, porque no dudaba de la soberanía de Dios, y de su absoluto amor, que no permitiría que sus hijos sufran sin propósito. Dios nos ama, y no quiere que suframos. Si pudiéramos confiar plenamente es esa premisa, no dudaríamos de que las cosas que nos suceden tienen siempre un para qué.
Solo descansar en esa promesa de Dios, cambiaría nuestra visión del sufrimiento. 
Se puede estar triste. Job maldijo el día en que nació. Y se quejó mucho. Pero nunca dudó de los propósitos de Dios. Yo le dije a mi amigo, no sé porque estás enfermo, pero si hay un para qué lo estás. No sé por qué perdiste un trabajo, no sé por qué te engañó tu espos@, o te robaron algo, o te lastimaron, o hablaron mal de vos o tenés a alguien enfermo. Pero si estás pasando por algún sufrimiento, tenés que buscar el para qué, y no estresarte buscando un porqué, que tal vez nunca sepas. 
Porque según yo creo Job, jamás se enteró de todo lo que sucedió en los lugares celestes en cuanto a su vida.  
Cuando llegamos a Buenos Aires con Lucas, yo me fui a la casa de una tía donde creí que íbamos a  poder hospedarnos. Pero no fue así. A los dos días me pidieron que me vaya, literalmente estaba en la calle con mi hijo enfermo. Llamé a una amiga que me había ofrecido su ayuda, y nos alojamos en el departamento de una anciana amorosa, llamada María. Pero aunque María quería ayudarnos, las cosas se pusieron difíciles, y bueno con mucha razón, Lucas y yo estábamos invadiendo la privacidad de un hogar. De un día para el otro volvimos a quedarnos en la calle. Lloré mucho, pensé que no tenía posibilidades de quedarme en Buenos Aires, y le pedí a Dios su ayuda. Al día siguiente a través de la fundación Flexer, recibí guía y ayuda, y encontramos el lugar que sería nuestra segunda casa, y allí me sucedieron muchas cosas, que cambiaron mi vida, y la de Lucas. Nunca estuve desamparada, y todo lo que me sucedió tenia un para qué, como en la vida de Job.



Hoy quiero ser feliz


¿Saben que hay días en los que uno no se quiere acordar de lo mucho que sufrió?
Hay días en los que no quiero ni pensar, solo estar agradecida por lo que tengo.
Agradecida por que soy una privilegiada.
Agradecida porque tengo tres hermosas hijas y un hijo.
Agradecida porque no me merezco nada de lo que tengo, pero lo tengo porque Dios me lo regaló.
Agradecida por las personas hermosas que Dios me pone en el camino, porque tengo amigos muy especiales.
Tengo a donde correr si quiero llorar, tengo quien aguante mis locuras en línea,  tengo con quien  tomar un café fuera de mi mundo de ama de casa, tengo quien frene su vida, por mí, para que yo me sienta mejor.
Eso no tiene precio.
A mis amigos hoy les dedico esta entrada. Ellos saben quienes son. 
A vos porque me permitiste llorar en tus hombros, a vos que me enseñaste a vestirme elegante, a vos que me estás enseñando a defenderme, a vos que me diste tres sopapos (espirituales) para que yo entienda lo que no entendía, a vos que me regalaste algo que deseaba mucho, a vos que cuidaste a mi hijo, a vos que venís a mi casa, a vos que caminas conmigo en la lluvia.
A vos con quien puedo compartir mis secretos, a vos porque me identifico con vos y tus luchas.
A vos con quien comparto mis locuras.
Y una lista interminable más. A ustedes, gracias. 
Son importantísimos para mí.
Es Dios abrazándome en el cuerpo de ustedes.
Les regalo una flor, que yo misma pinté.




Quien de veras te ama
    te reprenderá abiertamente.
   Más te quiere tu amigo cuando te hiere
    que tu enemigo cuando te besa.
Proverbios 27:5-6

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...