Ir al contenido principal

Así empezó la historia...

Me decidí a escribir este blog, donde voy a derramar mis sentimientos y les voy a ir relatando como fue, y lo que sigo viviendo.
Mi nene, el segundo de cuatro hijos, (tres nenas y él), era un niño de seis años, que se caracterizaba y ¡aun lo hace! por ser extremadamente inquieto y estar con las manos siempre ocupadas. Acostumbra andar siempre con algo en las manos, un juguete, algún accesorio de computadora desarmado y si no hay nada, una piedra, pero algo siempre en las manitos ha de tener...
Impaciente, controlando el tiempo, preguntando qué hora y que día es, de manera insistente, no le gustaba escribir en el cuaderno, así que los primeros días de clase del 2007, lo primero que recibí de la escuela fueron quejas. No se queda quieto, no se sienta, no copia, uf. Hasta se atrevió alguien a decirme que no tenia motricidad fina. ¿Saben lo que eso significa? Que no tiene la capacidad en las manos para hacer ejercicios de precisión.
Desarmaba una computadora portátil con su papá, utilizando un destornillador muy pequeño desde que tenía 2 ó 3 años, lo que tenía mi nene no era más que pereza para hacer lo que a él no le llamaba la atención. Su motricidad era perfecta, pero para lo que él quería.
Hacía meses que lo perseguía una tos, que según el pediatra, no era nada, no había fiebre, chillido, sólo parecía una alergia, tos seca y nada más.
Pero un día me cansé, esa tos me tocaba mi instinto, algo me decía que era algo más, pero mi corazón no le permitía a mi mente darse el lujo de pensar en algo grave.
El 4 de junio lo internaron, una radiografía reveló que la tos era mucho más que tos.
El primero en acudir en mi ayuda fue Carlos, un amigo, quien junto a su esposa Mamu, han sido mi refugio en muchas oportunidades. El me llevó en su vehículo al hospital.
Ya allí, me hablaron en chino, me dijeron que tenía el mediastino ensanchado. Lo internaron en cardiologia.
En medio de mi angustia sólo se me ocurrió pensar que lo más grave que podía tener era tuberculosis. Pero jamás aquello.
Una semana después ya lo habían trasladado a oncología y uno no es bruto, tenían que hacerle una biopsia, y los médicos decidirían como sería la operación. Había dos posibilidades: la primera consistía en una pequeña cirugía en el cuello, se quitaría un ganglio para analizar y listo; la segunda, una cirugía mayor, esternotomía, una operación de muy alto riesgo, que sólo ellos sabrían si era o no necesaria.
Mientras tanto después de una semana de internación, el caos absoluto en mi vida, mi familia, las explicaciones que todos exigen y que nadie tiene. Esas explicaciones que uno mismo no se las puede dar y menos dársela los demás. Que pasaría con mis otros hijos, mi matrimonio, las preguntas a Dios, los sentimientos de culpa, los consejos que parecen pedradas de todo el mundo como los consejos de los amigos de Job. Y el no tener ni la más pálida idea de lo que se venía.
Sólo puedo resumir esos días con este versículo de la biblia en el Salmo 30, el cual se volvió mi favorito porque resume esta historia...

6 Yo me sentí seguro, y pensé:
“Nada me hará caer jamás.”
7 Tú, Señor, en tu bondad,
me afirmaste en lugar seguro.
Pero me negaste tu ayuda
y el miedo me dejó confundido.

...mañana continuo



Monday, March 23, 2009.

The story began…


I decided to write this blog, where I will pour out my feelings and I will be telling how it was, and what I still live.
My baby, the second of four children (three girls and him), was a six-years-old child, characterized, and still does!, to be extremely restless and with always busy hands. He usually always moves around with something in his hands, a toy, a disarmed computer accessory, and if there´s nothing else, a stone, but always with something in those little hands.
Impatient, time controller, asking time and day so insistently, he did not like to write down on his notebook, so during the first school days in 2007, the only things I received from school were complaints. He can´t stand still, he can´t be seated, he does not write down, uf! In addition, someone dared to tell me that he had no motor function. You know what that means? That he was not capable to use his hands for certain exercises.
He disarmed a laptop into pieces with his father using a very small screwdriver, since he was 2 or 3 years old. What my boy had was nothing more than laziness to do things that did not call his attention. His motor function was perfect, but only for the things he wanted to.
From some months on, there was a cough pursuing him; which according to the pediatrician, it was nothing. There was no fever, no breast squeal, just looked like an allergy, dry cough and nothing more.
But one day I got tired, that cough touch my instinct, something told me it was something else, but my heart did not allow my mind to think of something serious.
On June 4, he was in the hospital; an X-ray revealed that the cough was much more than a cough.
The first to come to my aid was Carlos, a friend, whom with her wife Mamu, have been my refuge on many occasions. He took me in his car to the hospital.
Once there, they talked to me in Chinese. They said he had widened mediastinum. He was admitted in cardiology.
In the middle of my agony, it just came to my mind that the worst thing he could have was tuberculosis. But never that other thing.
One week later he had moved to the oncology section, and one is not brainless. They had to practice a biopsy and doctors would decide how the surgery would be. There were two possibilities: the first consisted on a small neck surgery which would remove a node for analysis and would be done; the second, a major surgery, sternotomy, a highly risky operation; where doctors would only know whether it was necessary.
Meanwhile after a week of hospitalization, the absolute chaos in my life, my family; they all demand explanations and no one has. Those explanations that you cannot be given to yourself and even worst, give to others.
What would happen to my other children, my marriage, questions to God, guiltiness, everybody counseling, that looked more to stones, just like those advices from Job friends. And also, not even having an idea of what was coming.
I just can summarize those days with this bible verse, Psalms 30, which became my favorite one, because it sums up this story…
Psalms 30
6 Now in my prosperity I said
¨I shall never be moved.¨
7 Lord, by Your favor You have
made my mountain stand strong;
You hid Your face, and I was troubled.

I will continue tomorrow…

Comentarios

VaneRV dijo…
A mí la cosa que más me choca, ya que hablaste de "pedradas", es la gente que te plantea la enfermedad como una maldición, como una consecuencia de pecado. Esa gente no sabe lo mucho que se crece atravesando por estas circunstancias. Pero bueno, profe, es lindo mirar la tormenta cuando ella está atrás. Besos, te voy a seguir leyendo.
Vane, solo los que pasamos por esto sabemos lo duro y difícil y encima.... esa carga innecesaria!!. Igual que a Job, todos traen un porque y nadie piensa que uno quiere salir, solucionar terminar y no averiguar por que..No quiero ser dura con lo que escribo...pero me descargo a veces sin querer...Fuerza!! Yo se exactamente lo que sentís, y ademas sigo luchando porque seguir luchando es nuestra victoria....los quiero mucho
AYLEN (Costa Rica) dijo…
Job fue la unica persona perfecta que existio, en toda la historia segun los expertos.
Eclesiastes 7:14 dice: En el día del bien goza del bien; y en el día del mal considera.

Creo que tenemos que considerar cuando alguna maldicion nos cae porque Proverbios 26:2tambien dice: "Como el gorrion en su vagar y como la golondrina en su vuelo, así La maldicion NUNCA vendrá sin causa".

Casi le estoy por doblar en edad. ya he vivido bastante, y por experiencia, le digo esto con propiedad.

Lastimosamente no la conozco en persona pero me gustaria hacerlo algun dia, cuando este de visita en Paraguay.

Le he seguido siempre y me gusta leer sus entradas. Le admiro y le ruego que copie en este link en su navegador, que creo firmemente que DIOS me llevo a esta pagina para dartela. Por favor. http://books.google.com.py/books?id=uOwqb9bKs9QC&printsec=frontcover&dq=sanidad+en+la+biblia+Kent+Chant

Bendiciones. Y espero su respuesta.
AYLEN dijo…
http://books.google.com.py/books?id=uOwqb9bKs9QC&printsec=frontcover&dq=sanidad+en+la+biblia+Kent+Chant
AYLEN dijo…
http://books.google.com.py/books?id=uOwqb9bKs9QC&printsec=frontcover&dq=sanidad+en+la+biblia
Aylen, gracias por tu link, lo voy a leer y me alegra tener una nueva amiga, espero que sigamos en contacto porque creo que podrias enseñarme muchas cosas, ojala nos podamos conocer personalmente.ES un honor para mi tener una nueva amiga de Costa Rica!!
si queres cahtear conmigo, mi msn es eldaccilia@hotmail.com o eldaccilia@gmail.com
Gaby dijo…
Cecilia, soy mujer de 30 años, mamá de 3 bebés, un niño de 7, una nena especial como tu Lucas de 4 años y otro nene de 3 añitos. Me siento muy identificada con tu historia, casualmente es mi unica nena, asi como tu unico nene, segundo de varios hermanos!! Y además llenos del amor de Dios.
Hace 3 meses aproximadamente diagnosticaron a mi Emi de linfoma de hodkins, estadio II A. Se que es un pronostico bastante superable, pero no por eso deja de ser doloroso para una madre.. Ya estamos haciendo quimioterapia, voy en la quinta, pero con la fe infinita de sentir que Dios esta sanando a mi pequeña.
Leer testimonios como el tuyo animan realmente a seguir adelante, a conocer que no soy la única que pasa por momentos dificiles, y a saber que luchando con la fuerza de una madre valiente como tu.. Si se puede.
Dios bendiga a Lucas.. Que desde lo lejos voy a orar para que dia sea mejor..
Y Dios bendiga a esta mamita tan luchadora y con tanta fe y amor!!
Adelante...
Gaby
Ecuador

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…