Ir al contenido principal

La pura verdad



Hoy una amiga estaba un poquito desanimada. Ella tiene problemas. ¿Quién no los tiene, no? Unos más graves que otros pero.
Y cuesta pensar en que Dios nos cuida cuando estamos en problemas. Cuesta creer que las cosas van a mejorar, cuando está todo color de hormiga.
Entiendo eso porque lo viví. Entonces ella me dijo mientras me contaba algo así como - ''suena lindo pero la realidad es otra''-
A lo que le respondí: La realidad dice: Lucas tenía cáncer.
Con lo cual es muy poco probable su buen estado de salud.La realidad dice que yo debería estar con un hijo menos, y que mi economía débil fue destrozada por los gastos que la enfermedad produjo. La realidad dice que yo debería estar destruida, por un futuro incierto.
Pero para caminar sobre el agua, no se debe mirar la esa realidad
La Pura verdad es otra
Mi Realidad dice que Lucas esta re sano, y si lo ven sabrán que es así, aunque tenga que esperar 4 años y medio más de controles, que me lo confirmen cada tres meses.
La realidad es que Dios me sostuvo, y que aún lo hace. Que me mostró la forma de sostenerme, que me provee de mis necesidades milagrosamente. Que mis cuadros se venden no sé ni como.
La realidad dice que soy y seré feliz, porque así lo quiere Dios. La realidad es que hace unos días cuando no tenía un centavo y solo me quedaba el dinero exacto para hacer mi viaje a Buenos Aires con Lucas, Dios me regaló de la mano de una familia que yo no conocía, mil dólares americanos. La realidad es que aunque me hayan pasado cosas muy feas, hoy estoy acá tratando de ayudar con mis palabras a otros que no pueden ver la realidad.
A Pedro el apóstol de Jesús le pasó eso, caminó sobre el agua, pero en un momento miro la realidad, que era real, cierto, mucha agua y profunda abajo de él, y la física dice que tendría que estar abajo, entonces se empezó a hundir. Porque vio la realidad.

28 Entonces Pedro le respondió:
--Señor, si realmente eres tú, ordena que yo camine también sobre el agua y vaya hasta donde tú estás.
29 Y Jesús le dijo:
--¡Ven!
De inmediato Pedro bajó de la barca. Caminó sobre el agua y fue hacia Jesús.
30Pero cuando sintió la fuerza del viento, tuvo miedo. Allí mismo empezó a hundirse, y gritó:
--¡Señor, sálvame!
31 Entonces Jesús extendió su brazo, agarró a Pedro y le dijo:
--Pedro, tú confías muy poco en mí. ¿Por qué dudaste?
Esto esta en Mateo capitulo 14, es el Nuevo Testamento en la Biblia...los numéricos antes de la frases son los versos.
http://www.biblegateway.com/passage/?book_id=47&chapter=14&version=57
No sé por lo que estés pasando hoy, tal vez la realidad sea difícil, como lo es la mía. Pero al igual que yo, te animo a mirar la otra realidad.La realidad de la fe. La que hace caminar sobre el agua. La verdadera realidad difícil de ver. Porque la otra es fácil. Es fácil darse por vencido porque la realidad es difícil o negra.
Pero yo sé que Dios quiere verte caminando sobre al agua, venciendo al cáncer o a cualquier enfermedad, venciendo la falta de trabajo, la falta de amor, la falta de salud, la falta de ánimo y de fe. Todo eso mientras dure, será el agua debajo de tus pies que solo demostraran que la física y la ciencia se tienen que callar cuando Jesús aparece.
Como este cáncer, es solo la ciencia callando ante mi inquieto milagro, mi Lucas.

Comentarios

cyber_ninia dijo…
cuando vi la foto de lejos pense que estaba gordito y cacheton pero despues mire bien sus cachetes y vi que etaban como inflamados.....

"es cierto hay veces que dejamos un lado nuestra fe, para ver lo que dice el mundo"

un saludo

besos lucas para ese nene hermoso....
Anónimo dijo…
es cierto lo que decis, es mas facil darse por vencido....es mas aveces ni siquiera intentamos por no caer.son pruebas que Dios nos pone y hay que luchar y salir adelante, como dice aquella frase "que despues de una tormenta el sol brilla con mayor intensidad" te mando un beso y a Lucas todo lo mejor

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…