No puedo pagar



A mis seguidores y lectores, les pido disculpas por este silencio que hice, porque prefería callarme antes que trasmitirles algo negativo. Lo mejor que tengo para ustedes es la noticia de que este lunes volví de Buenos Aires, de haber llevado a Lucas al control, donde todo salio muy bien, y puedo decir, ya van nueve meses, sin cáncer.
En esta dirección, podrán ver una entrevista que me hicieron en uno de los diarios mas vendidos de este país.
http://archivo.abc.com.py/2009-04-19/articulos/513461/la-vida-es-preciosa
Esta nota trajo consigo varios resultados en mi vida. Por un lado la bendición de poder ayudar a otros que pasando por lo mismo o algo parecido, se contagian de un poco de fe para poder seguir.
Por otro lado, gente que con un corazón generoso demuestra interés en ayudar a Lucas todavía.
Y por otro, la pena que me provocó, no haber podido usar ese medio para poder agradecer a quienes se lo merecían por el esfuerzo, sacrifico y deificación con la que me ayudaron. No fue mi intención ser malagradecida. No podría pagar de ninguna manera, nunca, lo que la gente hizo por Lucas. Porque por cuestiones de edición, no se nombro a algunas personas de esta historia, en la nota.
A algunos los nombro en este blog, y a otros no, no porque sean menos importantes simplemente porque cuando escribo mi intención es que ustedes los lectores conozcan el cuidado de Dios sobre mi vida y la de mi familia, y por ende el cuidado sobre cualquiera que deposita su vida en Sus manos. Pero si tuviera que nombrar de alguna manera pondría un orden que automáticamente calificaría la ayuda, o mejor dicho la deuda que tengo con ellos.
Tendré una deuda eterna con aquellos que hicieron algo por mí. Asumo la deuda porque no quiero que Lucas le deba nada a nadie. Notarán mi dolor, porque así me siento.
Todos son y serán una deuda. No puedo pagarles, no tengo como. Lo único que puedo devolverles es esa sonrisa, la misma sonrisa por la que yo luché para seguir teniendo conmigo.
Aquella por la que di todo de mí. Es lo que gané, es lo que me queda, miles de deudas con la vida, con la gente, el mote de malagradecida o aún, de irresponsable, (así me llamaron), deudas económicas y deudas con la vida. Pero me gané esta sonrisa. Y hoy cuando lloraba, él me seco las lágrimas y me dijo, mami, sos la mamá más buena del mundo, quien te haya dicho otra cosa es un mentiroso. Por esas palabras y esa sonrisa, me aguanto todo. Porque fue por eso por lo que luché.

4 comentarios:

cyber_ninia dijo...

hola!!!

tiempo sin saber de ti ni del peque/o Lucas.... me alegro que ese hermoso ninio este super bien y que este superando ese gingante que estaba en su cuerpecito... Vamos y no te sientas mal por lo que no puedes pagar velo como algo que un dia vas a recompensar...

besos

y otro gigantisisisimo para lu

chaus!!!

cuidalo y cuidat

Lourdes dijo...

Elda, cuando Lukas sea grande un churro atómico y cuente al mundo las obras maravillosas que Dios hizo en su vida para que el mundo conozca a "su PODEROSO DIOS" no habrá deuda sin pagar creo serán pagadas en libras esterlinas.Los amo de verrrrrrrrdaaaaaaaaaad

Rodrigo Enrique Lopez Riveros dijo...

El link del diario está caído! pero buscando encontré el nuevo link que dá al artículo..
http://archivo.abc.com.py/2009-04-19/articulos/513461/la-vida-es-preciosa

xD

Rodrigo Enrique Lopez Riveros dijo...

EL link del artículo está caído.. pero buscando encontré el link actual..
http://archivo.abc.com.py/2009-04-19/articulos/513461/la-vida-es-preciosa

xD

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...