martes, 31 de marzo de 2009

La primera Quimio







Llegó el día. Todavía seguíamos internados. No había pasado un mes del diagnóstico, pero ya había que comenzar con la quimioterapia. Una palabra que si uno no está en este valle, no sabe qué es.
El tratamiento de quimioterapia consiste en hacer correr por todo el cuerpo, unas drogas, que si bien pueden o no hacer desaparecer el cáncer, lo que sí producen es una serie de consecuencias en el organismo, muy desagradables.Son químicos muy fuertes que entran en el cuerpo por una vía, o sea entra al sistema circulatorio como un suero. Las drogas detienen el crecimiento de las células que se multiplican rápidamente. (Todas: buenas, necesarias y asesinas)
Las células cancerígenas son eso, nada más que células propias que crecen demasiado rápido. Pero también las células de la sangre, los glóbulos rojos que llevan el oxigeno al resto del cuerpo y blancos que son las defensas ante las enfermedades, las plaquetas que son las que hacen que coagule una herida, los jugos gástricos, la flora intestinal, la saliva, el moco de la nariz, tan necesario para que no se ensucien los pulmones, el cabello, las uñas, y ciertos hongos y bacterias que tenemos en el cuerpo para defendernos. Todo se apaga.
De ahí en más, el que recibe quimioterapia queda desprotegido, depende de la cantidad de quimo que reciba, y a la tolerancia. Empieza la batalla, el que sobrevive al tratamiento de quimioterapia, tal vez sobrevivirá a la enfermedad.
Eso, si ninguna otra enfermedad ''oportunista'', ataca y eso hace que se suspenda la quimioterapia con lo cual mientras se intenta combatir a la enfermedad oportunista, se da tiempo a que las células malditas crezcan.
Esto es en términos míos (no es médico, no lo tomen como una explicación científica, pero es lo que yo entendí, con mi experiencia).
Los médicos nos avisaron, que podríamos tener dolores, vómitos, y que a veces el pelo no se cae. Hay que esperar a ver qué pasa. En cada persona es diferente. Nos nombraron las drogas. En fin, empezó a correr el líquido rojo.
Aparentemente el primer día todo bien, dos días. Y cuando le acaricié la cabeza…
Su cabello era lacio y largo, tenía el corte taza, de Carlitos Balá, un mechón se me quedó en las manos. Se desprendía como si no tuviera raíz. Lo escondí, no le mostré lo que estaba pasando. Lo llamé a mi marido y le dije que traiga una máquina para cortar el pelo, esas que rapan. Cuando llegó al hospital él ya se había rapado, él también tenía el pelo largo, usaba una gomita y se hacia una coleta. Pero llegó y le explicó a Lucas que ese era el nuevo peinado de moda....
No volverían a tener pelo por mucho tiempo...
Pareciera que no es tan importante, es varón, pero sí, yo sé lo que el sentía, con el tiempo me di cuenta que no tener pelo significaba. Todavía estoy enfermo.
Mi nena de 5 años, siempre me preguntaba cuando Lucas volvería a tener pelo, y ella era la que cada vez que pisaba mi casa, me preguntaba por qué no volvía Lucas.
Son compañeros de juego y ella comenzó a sentir el vacío.
Un día nos dijo que le dolían las piernas.
-''te llevo al medico''- le dije, porque intuí lo que pasaba, -''si, así me quedo a vivir con Lucas''-.
Otro día me dijo...-''mami, yo no voy a tener cáncer ¿verdad ?''-
Si ella supiera que esa pregunta hoy, nos la hacemos todos, con el mismo miedo, y sin respuesta. Antes le hubiera contestado con un rotundo no.
Y allí, en medio de todo, otra vez Dios.
Habíamos recibido incontables muestras de cariño.
Mis alumnos del colegio hicieron una competencia de Play Station en una casa particular, llevaron varios televisores y play, cobraron la participación, y juntaron como 200 dólares para Lucas.
Faith Christian School. ¡Cuánto amor me dieron!
Otros, me regalaron sus ahorros. ¿Sólo eran niños?
Y antes de comenzar la clase, les pedían a las profesoras que no se olviden de orar por Lucas. Cómo no estar cubierta de milagros, con esas oraciones, levantadas por aquellos a quienes Jesús describió nada más y nada menos como ''dueños del Reino de Dios. ''
Una mamá, Judith, festejó el primer año de su bebé José Daniel, y en la invitación, pidió que los regalos fuesen para Lucas.
Una noche, sentí algo en alma. Dije en mis adentros.
Ahora me ayudan tanto porque esto es reciente, pero, ¿qué va pasar cuando pasen los meses y esto siga?
A la mañana siguiente alguien me llamó. Alex, con un hermoso acento extranjero me dijo.
-''Me llamaste"-, no te pude contestar porque a esa hora estaba orando.
Pero yo no la llamé. No tenía ni su número.
-''Sí, me llamaste me dijo la señora que me ayuda en la casa, que llamaste'-
Pero les aseguro que yo no la llamé.
Entonces me dijo:
-''Quería decirte que me disculpes por no haber ido al hospital a visitarte,
Ni a tu casa, pero quiero que sepas que yo soy uno de los soldados que cuando este ejército que te ayuda ahora se canse, voy a estar allí, para seguir. ''-
¿Alguna duda?
Dios no solo contesta las oraciones sino que además conoce hasta el más profundo de los miedos y de los pensamientos.
Cómo me ama! ¡Cómo me cuida!
Nunca, nunca me dejó sola.
Mañana les cuento más
Pero sepan, que Dios lo prometió hace mucho.
Y ¡es para todos!
Dirijo la mirada a las montañas;
¿De dónde vendrá mi ayuda?
2 Mi ayuda viene de Dios,
Creador del cielo y de la tierra.
3 Dios jamás permitirá
Que sufras daño alguno.
Dios te cuida y nunca duerme.
4 ¡Dios cuida de Israel, y nunca duerme!
5 Dios te cuida y te protege;
Dios está siempre a tu lado.
6 Durante el día, el sol no te quemará;
durante la noche, no te dañará la luna.
7 Dios te protegerá y te pondrá a salvo 
de todos los peligros.
8 Dios te cuidará 
ahora y siempre 
por donde quiera que vayas.

Salmo 121


Tuesday, March 31, 2009

The first chemotherapy.

The day arrived. We were still hospitalized. It was not a month yet from the diagnosis, but the chemotherapy had to start. A word that if one is not in this valley, will not know what it is.
The chemotherapy treatment consists of spreading some drugs throughout the body, which may or may not remove the cancer, but what those drugs do produce is a series of very unpleasant consequences in the body.
They are very strong chemicals which enter into the body through one way, that is to say, enter into the circulatory system as a serum. The drugs stop the rapidly growth of dividing cells. (All: good, necessary and killers).
Cancer cells are just that, nothing more than your own cells that grow too fast.
But also blood cells, the red blood cells that carry on oxygen to the body and the white blood cells that are defenses against diseases; platelets are what make a wound clot, gastric juices, the saliva, mucus from the nose, so necessary to avoid soiling the lungs, hair, nails, and certain fungi and bacteria we have in our body to defend ourselves. Everything is off.
From then on, the person who receives chemotherapy is unprotected, depends on the quantity of chemotherapy received and to the tolerance. The battle begins the one who survives to the chemotherapy treatment, perhaps survives the disease.
That, if no other ¨opportunistic¨ disease attacks, and that makes the chemotherapy treatment to be postponed, meanwhile is trying to fight the opportunistic disease time is given to the cursed cells to grow.
This is my own words (it is not medical; do not take it as a scientific explanation, but that´s what I understood from my experience).
The doctors told us that we could have pain, vomiting and that sometimes the hair does not fall.
We have to wait and see what happens. In each person is different. They mentioned us the drugs. Well, the red liquid began to run.
Apparently the first day was all right, two days. And when I stroked his head…
His hair was straight and long, he had the Carlitos Balá hair-cut style, a tuft of hair was in my hands… it appeared as it has no root. I hid it, I didn´t show him what was happening.
I called my husband and told him to bring a machine that cut hair, those that shave. When he arrived to the hospital he was already shaved, he also had long hair and wore a rubber band for a ponytail. He came and explained Lucas that this was the new trendy hairstyle…
They would not have hair again for a long time…
It seems not so important, is a boy, but yes, I know what he felt; over time I realized that not having hair was meaningful. I am still sick.
My five-years-old girl, always asked me when Lucas will have hair again, and she was the one that every time we step into my house wondered why Lucas was not returning yet.
They are playmates, she began feeling empty.
One day she told me that her legs hurt. – ¨let´s go to the doctor!¨- I replied her, because I sensed what was happening. - ¨yes, and I will stay to live with Lucas¨- . Another day she told me, -¨Mum, I am not going to have cancer, right?¨-
If she knew that this question today, is what we all have, with the same fear and no answer.
Some time earlier, I would have answered with a resounding no.
And there, in the middle of everything, God again.
We received countless expression of affections.
My school´s students made a Play Station competition in a private house, where they took several TV´s and plays and charged for the participation. They gathered US$200 for Lucas.
Faith Christian School how much love you gave me!
Others gave me their savings. Were they just children?
And before the class begins, they asked to the teachers to please do not forget praying for Lucas.
How can you be not covered by miracles, with those praying, raised up by those who Jesus described nothing more as the ¨God´s Kingdom owners¨?
One mother, Judith, celebrated her baby first year old Jose Daniel, and in the invitation she asked that the gifts were prepared for Lucas.
One night I felt something in my soul. I said to myself: Now they help me a lot because it is something recently, but, what will happen when the time goes by and is still on?
The next morning someone called me. Alex, with a very nice foreign accent told me: did you call me? - I couldn´t answer you because at that time I was praying.
But I didn´t call her, I even didn´t have her phone number.
Yes, you called me; the lady that works here in my house told me that you have called.
But I assure you, I haven´t called her.
So, she told me:
¨I want to tell you I am sorry for not having gone to the hospital to visit you, not even your house, but I want you to know that I am one of those soldiers that when the army that now helps you get tired, I´ll be there, to follow¨
Any doubt?
God not only answers the prayers but also known to the deepest fears and thoughts.
How much he loves me! How much he cares about me!
Never, never left me alone!
Tomorrow I will tell you more.
But know that God has promised a long time ago,
And it is for everyone!
1 I will lift up my eyes to the hills –
From where will come my help?
2 My help comes from the Lord,
Who made the heavens and earth.
3 God will never allow you being injured,
God keeps you and never sleeps.
4 God keeps Israel and never sleeps!
5 The Lord is your keeper and your protection,
God is always besides you.
6 During the day, the sun will not strike you,
During the night, the moon will not damage you.
7 God will protect you and preserve you from all evil,
8 God will keep you 
Now and forever
Everywhere you go.

Psalm 121

domingo, 29 de marzo de 2009

Pequeño mensaje de fin de semana


Para los que me escribieron GRACIAS!!! Y también gracias a los que me siguen y a los que me leen pero no dejan huellas. :)
Espero seguir teniendo palabras de fortaleza para ustedes.
La última semana de abril estaremos con Lucas en Bs.As. para su control trimestral, y sé que va estar bien, pero pase lo que pase, seguiré peleando como al principio.Como debiéramos hacerlo en las pequeñas luchas diarias que todos tenemos.
Es mi pequeño mensaje de hoy, mañana continuo contándoles más milagros....
Ah!!! Esta foto es de él como se lo ve ahora.... Para que se alegren conmigo!!!
Aqui les paso la fuente de fe y fortaleza para cualquier situación....

25 ¿A quién tengo en el cielo? 
¡A nadie más que a ti! 
Contigo a mi lado, 
nada me falta en este mundo. 
26 Ya casi no tengo fuerzas, 
pero a ti siempre te tendré; 
¡mi única fuerza eres tú! 
27 Los que se apartan de ti 
acabarán por ser destruidos; 
los que no te sean fieles 
acabarán perdiendo la vida. 
28 Pero yo estaré cerca de ti,
que es lo que más me gusta. 
Tú eres mi Dios y mi dueño,
en ti encuentro protección; 
por eso quiero contar 
todo lo que has hecho! 

En la biblia, el libro de los salmos, el numero 73

Si no tenes una Biblia podes leerlo aqui...
http://www.biblegateway.com/passage/?book_id=23&chapter=73&version=57


Sunday, March 29, 2009.

Short weekend message

For the ones who wrote me THANKS!!! And also thanks to those who follow me and read me but do not leave tracks. J
I look forward to having words of strength for you.
The last week of April we will be in Buenos Aires with Lucas for his quarterly monitoring and I know it will be fine, but whatever happens, I will continue fighting as ever.
As we should do in the small daily struggles we all have.
It is my little message for today; tomorrow I will continue telling you more miracles…
Oh! This photo is of him as he looks now… To rejoice with me!!
Here I give you the source of faith and strength to any situation…

25 Whom have I in heaven but you? 
And earth has nothing I desire besides you. 
26 My flesh and my heart may fail, 
but God is the strength of my heart 
and my portion forever.
27 Those who are far from you will perish; 
you destroy all who are unfaithful to you. 
28 But as for me, it is good to be near God. 
I have made the Sovereign LORD my refuge; 
I will tell of all your deeds.

In the bible, the book of Psalms, number 73

If you do not have a bible, you can read it here:
http://www.biblegateway.com/passage/?search=salmos%2073&version=NIV

Get news, entertainment and everything you care about at Live.com. Check it out!

viernes, 27 de marzo de 2009

Un amigo es una luz, brillando en la oscuridad

Todo lo que les conté en mis entradas pasaba en el hospital; pero en mi casa y el trabajo la vida tenía que seguir. Desde que Lucas se internó por primera vez ya habían pasado tres semanas, durante esas tres semanas los cambios de guardia entre mi esposo y yo, se hacían a cualquier hora, traíamos y llevábamos cosas a la casa. No sé como buscaban a las nenas de la escuela. Porque anteriormente lo hacíamos nosotros. Y unos amigos que brillaban en la oscuridad, eran los que nos llevaban y traían en su auto.
Tuve que dejar mi trabajo. En un mes, mi mamá ya no podía seguir, ella es trabajadora independiente y al dejar de trabajar dejó de tener ingresos, y los necesitaba, y tenía su familia que atender. Y la cosa apenas comenzaba. Por otro lado, ni ella ni mi suegra, podían encargarse de la pesada carga que significan los quehaceres del hogar, ambas son delicadas de salud y no pueden hacer esos esfuerzos. A veces dos luces más brillaban, Sheryl y Milene dos jovencitas muy especiales para mí, se iban a regalarme su precioso tiempo y se quedaban con mis nenas para que mi madre o mi suegra pudieran dedicarse a sus actividades normales. Dios seguía mostrándome así, que en la vida de todos ellos Él era esa luz que no me dejaba. En el colegio de mis hijos Colegio Experimental Paraguay Brasil , no tardaron en hacerse sentir los padres, quienes hicieron actividades y juntaron dinero para ayudarnos. Además, uno de ellos tiene un bus escolar, y nos regalo el transporte a la escuela para mis hijas por el resto del año. Chone, Diana y Marcos, gracias.
Por otro lado los papás de mis alumnos en el colegio también se unieron para ayudar. Viendo que la mayor necesidad era una ayuda en casa, se comprometieron a pagar entre unos cuantos padres el sueldo mensual de una persona que me ayude, hasta diciembre. Cuantos amigos, cuanta luz.
Mis compañeras de trabajo cubrieron mi horario, y me regalaron las horas, así que cobré mi sueldo como si no hubiera faltado por unos meses.
Apenas Lucas estuvo mejor y salió de cuidados intermedios, nos avisaron que comenzaba el tratamiento de quimioterapia.
Me dijo un médico ''esto no es una carrera de velocidad, es una maratón de resistencia, y esta carrera, recién empieza ''

jueves, 26 de marzo de 2009

Una canción…

Canta, me dijo Dios. Y no tenía opción.
Leí en mi Biblia el capítulo en el que David derrotó a Goliat, y le dije a Lucas que íbamos a pelear contra muchos monstruos, pero que íbamos a ganar. Le dije que la alabanza a Dios en medio del dolor es la más pura y la que más le agrada. El dolor tendría que irse. Canta con tu mente, le dije porque todavía no podía respirar bien.
Así que comencé.
Sentado en tu Trono rodeado de Luz,
A la diestra del Padre gobierna Jesús

Con ojos de fuego con rostro de sol
Cuando abre su boca es trueno su voz…
Poderoso, en Majestad y Reino, Poderoso…
Poderoso en Potestad e Imperio, Poderoso…

Aquí la pueden escuchar.
http://www.youtube.com/watch?v=0zW7x4qy0K

El dolor se fue. Una hora sin dolor. Una hora cantando. Hasta que llegó la morfina. Pero cuando falto una hora nuevamente, Lucas ya no me dijo me duele, si no –‘’mami empezá a cantar otra vez’’-
Nunca recibí una lección de alabanza como esa. No es una fórmula, sólo fue lo que Dios me pidió a mí. Creo que cada persona tiene una experiencia diferente y personal con Dios.
El 22 de junio, su saturación llego a 99, o sea ya respiraba lo necesario, el 23 le sacaron el oxígeno. Y empezó a comer, o sea a probar juguitos en cucharita.
Pero apareció otro monstruo, una mañana se quejó de dolor de panza, y en mis anotaciones de pipi, (porque tenia que medir y anotar la hora y la cantidad de pipi, que hacía), no figuraba hacía rato, nada. El medico lo revisó, y me dijo que su vejiga estaba muy grande, no estaba orinando, había que ponerle una sonda. ¿Sonda? ¡Otro dolor!
¿Por qué? Le pregunté, y me dijo que la morfina como efecto secundario hacia eso. No, le dije que espere un ratito que Lucas iba poder hacer pis. Obviamente no me hizo caso. Él era el médico, se fue y trajo las cosas necesarias. Le dije -‘¿y si hace pis? ¿Suspende la sonda?’’- Y me dijo que sí, pero eso es muy difícil. Si esperamos más hay que pincharle la vejiga.
No puede ser, así que no esperé y oré, le pedí a Dios que Lucas haga pis YA. Entró un enfermero y me vio preocupada, le expliqué lo que pasaba y me dijo, -si lo sentamos un poquito tal vez la gravedad ayude, no perdemos nada con probar-, me ayudó a levantar a Lucas del cuello y la espalda y.
Quiero hacer ¡pis! y en un ratito hizo pis dos veces. Se suspendió la sonda.
Esa noche me puse triste, y pensé- ¿qué va pasar?
Entonces abrí mi Biblia y apareció la promesa para Lucas, el versículo que será mi lema, siempre.
Lucas:
Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes. Porque ciertamente te libraré, y no caerás a espada, sino que tu vida te será por botín, porque tuviste confianza en mí, dice Jehová.
En el libro de Jeremías 39:17 y 18
En una agenda, anotaba todo, ahora la tengo entre mis manos. Y ese día anoté, como seis personas, entre papás del colegio de mis hijos y gente de la iglesia, que nos visitaron y nos ayudaron económicamente. Dios seguía trayendo provisión. También me entregaron una tele para Lucas y un pequeño equipo de sonido, para escuchar música. Y un ventilador, que Roberto un amigo más, se dio cuenta que necesitábamos.
Entró a ver a Lucas y se percató de que todos transpirábamos de calor, pero nosotros no sentíamos nada ni frío ni calor, uno se vuelve indiferente a las sensaciones propias, a nada, no tiene hambre, sueño, pierde la noción del tiempo. Los que pasaron por esto lo saben y los que no, ¡disfruten de lo que tienen!



Thursday, March 26, 2009.

A song…

Sing, God told me. And I had no choice.
I read in my Bible the chapter where David defeated Goliath and I told Lucas that we are going to fight several monsters, but that we would win. I told him that the praise to God in the middle of pain is the purest and the one He delight with. The pain must go away. Sing in your mind, I said, because he could not breathe properly yet.
So I started…
Sitting on your throne surrounded by light,
On the right hand of the Father governs Jesus
With eyes of fire with the face of sun
When he open your mouth, his voice is thunder ...
Powerful, in Majesty and Kingdom, powerful ...
Powerful, in Powers and Empire, powerful ...

Here you can listen to: (Spanish version)
http://www.youtube.com/watch?v=0zW7x4qy0K

The pain was gone. An hour without pain. An hour singing. Until the morphine arrived. But when one hour was missing again, Lucas did not tell me that hurt him, but – Mum, started singing again-
I never received a lesson of praise like that. It was not a formula, just what God asked me to do. I think every person has a different and personal experience with God.
On June 22, the saturation reaches 99; it means he was breathing well. The 23rd they took him out oxygen. And he began to eat, that is to say, to taste little amount of juices with a spoon.
But there was another monster, one morning he complained about a stomached; and in my pee notes (because I had to measure and record the time and the amount of pee) did not appear anything for some time. The doctor checked him, and told me that his bladder was very large, was not peeing, a catheter will be fitted. Catheter?? Another pain!!
Why? I asked, and told me the morphine side effect do that. No, I said him to wait more Lucas will be able to pee. Obviously he did not listen. He was the doctor, went out and brought the necessary things. I said – what if he pee? – Probe suspended? – and he told me: Yes, but that is very difficult. If we wait for more time we have to prick the bladder.
This cannot be happening, so I did not wait and prayed to God that Lucas pee NOW. A male nurse came and saw me worried, I explained what happened and told me: ¨if we sit him a little may be gravity might help, we don´t lose anything trying¨, he helped me raised Lucas from neck and back, and…
¨I want to pee! ¨and in a bit peed twice. Probe was suspended.
That night I was sad, and I thought, what will happen??
Then I opened my Bible and the promise for Lucas appeared the verse that will be my motto – promise always:
Lucas:
17 But I will rescue you on that day, declares the LORD; you will not be given into the hands of those you fear. 18 I will save you; you will not fall by the sword but will escape with your life, because you trust in me, declares the LORD.’”

In the book of Jeremiah 39: 17 & 18.

In a diary, I record everything, now I have it in my hands. And that day I wrote, about six people, including children parents from my school and people from church, who visited us and helped us financially. God was still bringing supplies. I also received a TV for Lucas and a small stereo to listening to music. And a fan, that Robert a friend realized that we needed.
He came to see Lucas and realized that we all were sweating, but we did not feel neither hot nor cold. One becomes indifferent to the feelings of their own, it is nothing, is not hungry, is not sleepy, lose track of time. Those who went through this know already and those who don´t, enjoy what you have!

miércoles, 25 de marzo de 2009

Quiero vivir....

En terapia, UTI, sólo se podía entrar a verlo en dos espacios de media hora, uno por la mañana y otro por la tarde. Estaba dormido, no soporté verlo así, le aseguraron el tubo del respirador con una cinta en la boca que le lastimaba los labios, estuve 5 minutos y salí.
Una enfermera me dijo que lo toque -''eso le va hacer bien''- me dijo, y a los minutos otra me vio tocarlo y se acercó para decirme: -''no lo toque, se puede despertar''. No las juzgo, supongo que ambas querían lo mejor para él.
Entró su papá y se quedó el resto del tiempo ese día.
Pero al día siguiente Lucas se despertó, y ya no tenía respirador, ya respiraba solo, con la ayuda de oxígeno pero mucho antes de lo que pensaban los médicos.
Al verme no me conoció - ¿quien es?'- le preguntó a la enfermera. Mi corazón se desarmaba, -''tu mamá''- le respondió ella.
El no podía mover la cabeza hacia el lado izquierdo porque tenía un catéter, un tubo pequeño que entra directamente en la aorta para meter medicamentos, por docena. Pero aun así, sabía todo lo que tenía alrededor, apenas hablaba, pero me explicó que a su lado había una gran computadora, y me pidió que se la acerque para tocarla, le dije -''no se puede es muy grande''- y me dijo -''mami, tiene rueditas''- . Era el respirador artificial. ¡Con algo tenía que jugar! Además descubrió que si se sacaba el saturometro del dedo del pie, sonaba la alarma, así que consiguió ponérselo y sacárselo para escuchar el pi pi pi. Enloqueciendo a los doctores.
Tenía el pecho destrozado, pero movía todo lo que podía, ESE ES LUCAS!!!
El mensaje era claro: QUIERO VIVIR. Le pedí perdón a Dios por haberme rendido ayer...Si el quiere vivir ¿quién soy yo para acobardarme?
Y dije dentro mío, mientras esté viva voy a pelear con todas mis fuerzas contra el cáncer...Muchos creen que yo soy valiente, pero les aseguro que si él no me hubiera transmitido ese día sus ganas de vivir no sé que hubiera pasado.
Lo primero que le pidió a su papá, en su primera conversación, fue: -''¿a ver el cronómetro del celular? ''-Sí! ¡Se acordó! Habían pasado dos días. Lucas era el mismo de siempre, con una batalla que ganar por delante y morfina de por medio, seguía aguantando.
No sé cuanta gente fue a vernos, agradezco inmensamente a los anónimos de ese día, ellos tal vez lo recordarán.
Lo que sí recuerdo es pasar con los otros papás que aguardaban en el albergue de la terraza del hospital, mientras no podíamos entrar a UTI, allí hay un teléfono que suena para llamar a los papás o encargados cuando pasa algo con los niños. El teléfono sonaba y todos temblábamos, podría ser lo que nadie quería escuchar.
Mi familia que no terminaba de entender lo que pasaba, era nuestro sostén en ese momento, mi mamá y mi suegra que se quedaban en casa con las nenas, aunque muy difícil era eso para ellas, y pensaban -''ya va pasar''-, ya va salir de alta, seguro que no era nada más que un susto. Y se negaban a creer que podría ser maligno, ni siquiera me permitían pronunciar esa palabra.
Pero el 22 de junio, el resultado de la biopsia, dejó claro, era cáncer sin ninguna duda y avanzado. Pero Dios seguía mostrándome que estaba allí.
A las 48 horas de la operación nos avisaron de UTI, que Lucas saldría en cualquier momento, estaba bien. Su papá y yo fuimos a almorzar. Dentro del hospital, cuando recibimos una llamada de Herman, un amigo, -'' Lucas esta saliendo de terapia! ''- corrimos, volamos, y vimos a Herman cargando el tubo de oxígeno, y a Lucas dentro de una camilla, hacia cuidados intermedios. Gracias Señor por poner allí a Herman, no dejaste que Lucas este solo!
Fue muy feo cuando lo pusieron en la cama empezó a gritar desconsoladamente, y yo no sabia que hacer, entró su papá pero era difícil tranquilizarlo. Le pregunté a una doctora qué le pasaba y me dijo: es una crisis de abstinencia...puede durar horas o semanas...hay que ir reduciéndole la morfina de a poco. ¿Saben? ¿Será que así se siente la madre de un drogadicto? Denle la morfina pero ¡que no sufra!
Yo no podía pensar así que el soldado que acudió en nuestra ayuda ese día me acompaño a las ventanillas para hacer los trámites. Nunca lo olvidaré. También me explicó que Lucas gritaba porque por un segundo desconectaron el oxigeno y sentía que no podía respirar. Nada más que eso. Se durmió, pero esa noche se empezó a quejar de dolor. Les pregunté a los médicos qué pasaba. Me explicaron que faltaba una hora para la siguiente dosis de morfina, no se podía hacer más nada. ¡Dios! y voy a ver como mi hijo sufre dolor ¿sin poder hacer nada? ¿Qué hago?, y Dios me dio una orden.
Mañana les cuento como se cura el dolor fuerte, sin morfina.

Restáuranos, oh Dios de nuestra salvación,
Y haz cesar tu ira de sobre nosotros.
5¿Estarás enojado contra nosotros para siempre?
¿Extenderás tu ira de generación en generación?
6¿No volverás a darnos vida,
Para que tu pueblo se regocije en ti?
7Muéstranos, oh Jehová, tu misericordia,
Y danos tu salvación.
8Escucharé lo que hablará Jehová Dios;
Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos,
Para que no se vuelvan a la locura.
9Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen,
Para que habite la gloria en nuestra tierra.

Salmo: 85

martes, 24 de marzo de 2009

El Diagnóstico....

Sí, era un caos, pero con el caos empezaron a aparecer los milagritos y mailagrazos. Porque lo crean o no, esto está colmado de milagros.
Sé que cuando uno pasa por un problema tan grave, hay solo dos caminos: o te enojas con Dios, o te agarrás como garrapata a él y  reconoces que detrás de todo hay un propósito, que nosotros tal vez, no vamos a entender nunca.
Yo más que nadie, hubiera cambiado la historia si pudiera, ¿por qué no me enferme yo? o esas cosas que uno piensa, es más, la maldad del ser humano y el egoísmo aun surgen allí, ¿por qué MI hijo? En mi mente finita, no lo hubiera permitido, jamás.
Esa semana de junio, yo no podía orar. Escuché como una y otra vez la gente oraba por Lucas, pero yo no podía orar. Lo primero que pensé fue: -¿que podría decirte? si vos lo permitiste (pudiendo haberlo evitado), ¿qué puedo decirte o pedirte? ya está, listo, me traicionaste, tantas promesas de que me ibas a cuidar a mi y a mis hijos....Y cada noche mis cuatro hijos oraban agradeciéndote por la salud, y porque teníamos lo necesario para vivir. Traición. Mi mejor amigo me traicionó, el Todopoderoso no intervino, ¿qué pasó? En mi estado espiritual de shock, solo dejaba que las cosas pasen y los médicos hablen.
El viernes 15 de junio, me avisan los médicos que habían decidido hacer la cirugía de alto riesgo.
Mi mente se quedó en blanco...-"No se preocupe, tenemos el equipamiento de terapia intensiva necesario" -¿Terapia Intensiva?
Mi hijo seguía inquieto como siempre, con nebulizaciones sin parar porque parecía asmático. Lo que tenia en el pecho no lo dejaba respirar.
El martes se realizaría la operación, el lunes debía llevarlo para el chequeo pre-quirúrgico.
Desde el viernes entré en una lenta agonía.
Pero Dios se ocupó de darme señales de Vida, pequeños detalles que me hicieron ver que Él estaba controlándolo todo.
Mi situación económica era patética, cuando Lucas se internó apenas teníamos un celular. Y con poquísimo crédito. Para el miércoles, ya no me acuerdo como fue, pero ya teníamos dos celulares con muchísimo crédito. Alguien nos regalo dinero, fue la primera ayuda económica que recibí. Fue el primero de un ejército de gente que desde ese día acudió en mi ayuda. Mi esposo y yo nos turnábamos en el hospital, así que ya no nos veíamos, solo nos cruzábamos. En casa estaban las tres nenas que nos veían por intervalos de un día, y mi bebé, a la que tuve que destetar de golpe y porrazo. En una semana adelgazó, y sus ojos se volvieron tristes, no podía dormir así que desde ese momento dormía con mi nena de 10 años quien trasnochaba con ella para que no llore, mi nena se convirtió en su mamá sustituta y lo hizo como una verdadera heroína, no dormía bien, y se levantaba a las 6 am para ir al colegio. Mi amiga, mi mano derecha, una niña que hoy es una mujercita, mi primogénita y que me llena de orgullo. La primera de mi lista de héroes salva vidas.
El jueves alguien me llamó, se llama Pablo, me preguntó qué necesitaba. Y lo primero que pensé fue que yo vivía en el hospital. Le dije con toda la confianza que me hizo sentir. -Pablo mi familia no tiene ropa limpia, hace cuatro días que no estoy- Ese día ese soldado llegó a mi casa junto la ropa sucia y la devolvió planchada. Montañas de ropa sucia, convertidas en ropa planchada. Parece un detalle insignificante, pero para mí era Dios diciéndome, no te voy a dejar sola. Y hoy casi dos años después les aseguro que cumplió con eso.
El sábado en medio de mi desconsuelo, recibo un mensaje de texto en el celular que decía: este es el número del médico que va operar a Lucas. Pertenece a nuestra iglesia. Asistimos a la iglesia evangélica más grande de este país, hacia más de 16 años, mi esposo trabaja hasta hoy allí. Era otra demostración de Dios, Él eligió al cirujano, estoy segura. Pero no me atreví a llamarlo, el miedo que me invadía era terrible. Así que este hombre nos llamó a nosotros. Voy a hacer lo mejor. Lucas va estar bien.
El domingo de noche escuché la radio. Un mensaje de Dante Gebel, que Relataba la historia de cuando Abram tenía que entregar a Isaac. ¿Coincidencia? Mi esposo ni siquiera pudo terminar de escucharlo, era muy fuerte para nosotros. ¿No podía predicar sobre otra cosa?
Yo me sentía así, igual que el padre de la fe. No puedo cantarle a Dios en este estado, no puedo, pero aun así lo hice.
Mi corazón entona la canción, y se me hizo un nudo en la garganta, nudo que ahora mismo vuelvo a sentir cuando lo escribo. CUAN GRANDE ES ÉL.
El lunes no se ponían de acuerdo los médicos, lo operaban o no, dijeron no, los estudios del corazón no dieron, no sé, no entendí mucho. Si es que podía entender algo. Sólo sé que era urgente, había que operarlo ya. El martes a las 7, después de bañarlo su papa le explicó a Lucas que tal vez no se despertaría en uno o dos días, así que mi nene le pidió el celular y puso el cronómetro, quería saber cuantas horas pasarían hasta que se despierte. Nunca ni se le pasó por la mente que podría no despertar más. Los niños no creen en la muerte. Y Los padres no podemos entender la muerte de nuestros niños.
Mi esposo lo alzó en los brazos y se lo entregó al cirujano. Dios mío que sentimiento.
Nos dijeron que la cirugía duraría tal vez siete horas. Pero a las tres horas el cirujano salió a darnos la cruenta explicación. Está vivo porque Dios quiere que este vivo. Esto es mucho más agresivo de lo que creíamos. En la tomografía se veía una cosa que en sólo 15 días dio la vuelta y tomó el pulmón izquierdo, saqué hasta de las costillas. 11 centímetros de carne en una bandeja, que por la apariencia es maligno..-''No quise escarbar más porque ya tocaba partes vitales''. ''Tal vez podríamos volver a operarlo abriendo por atrás del pecho''-.Falta el resultado de la biopsia, ojalá sea una equivocación, ojalá sea benigno.
No lloré hasta que lo vi salir de la sala de operaciones.
Respirador artificial, sondas, blanco como una momia, sangre y tubos por todas partes. Le habían cortado las costillas para llegar al corazón.
Sólo pensé. Este no es mi hijo. Lucas es de los que tiene que estar trepándose por todos lados, corriendo, haciendo ver estrellas a la gente, no lo quiero así, Vos me lo prestaste Dios, te lo devuelvo, llevatelo porque el único lugar donde podría volver a estar así es contigo. Y Renuncié a mi hijo.....
Mañana sigo........

lunes, 23 de marzo de 2009

Así empezó la historia...

Me decidí a escribir este blog, donde voy a derramar mis sentimientos y les voy a ir relatando como fue, y lo que sigo viviendo.
Mi nene, el segundo de cuatro hijos, (tres nenas y él), era un niño de seis años, que se caracterizaba y ¡aun lo hace! por ser extremadamente inquieto y estar con las manos siempre ocupadas. Acostumbra andar siempre con algo en las manos, un juguete, algún accesorio de computadora desarmado y si no hay nada, una piedra, pero algo siempre en las manitos ha de tener...
Impaciente, controlando el tiempo, preguntando qué hora y que día es, de manera insistente, no le gustaba escribir en el cuaderno, así que los primeros días de clase del 2007, lo primero que recibí de la escuela fueron quejas. No se queda quieto, no se sienta, no copia, uf. Hasta se atrevió alguien a decirme que no tenia motricidad fina. ¿Saben lo que eso significa? Que no tiene la capacidad en las manos para hacer ejercicios de precisión.
Desarmaba una computadora portátil con su papá, utilizando un destornillador muy pequeño desde que tenía 2 ó 3 años, lo que tenía mi nene no era más que pereza para hacer lo que a él no le llamaba la atención. Su motricidad era perfecta, pero para lo que él quería.
Hacía meses que lo perseguía una tos, que según el pediatra, no era nada, no había fiebre, chillido, sólo parecía una alergia, tos seca y nada más.
Pero un día me cansé, esa tos me tocaba mi instinto, algo me decía que era algo más, pero mi corazón no le permitía a mi mente darse el lujo de pensar en algo grave.
El 4 de junio lo internaron, una radiografía reveló que la tos era mucho más que tos.
El primero en acudir en mi ayuda fue Carlos, un amigo, quien junto a su esposa Mamu, han sido mi refugio en muchas oportunidades. El me llevó en su vehículo al hospital.
Ya allí, me hablaron en chino, me dijeron que tenía el mediastino ensanchado. Lo internaron en cardiologia.
En medio de mi angustia sólo se me ocurrió pensar que lo más grave que podía tener era tuberculosis. Pero jamás aquello.
Una semana después ya lo habían trasladado a oncología y uno no es bruto, tenían que hacerle una biopsia, y los médicos decidirían como sería la operación. Había dos posibilidades: la primera consistía en una pequeña cirugía en el cuello, se quitaría un ganglio para analizar y listo; la segunda, una cirugía mayor, esternotomía, una operación de muy alto riesgo, que sólo ellos sabrían si era o no necesaria.
Mientras tanto después de una semana de internación, el caos absoluto en mi vida, mi familia, las explicaciones que todos exigen y que nadie tiene. Esas explicaciones que uno mismo no se las puede dar y menos dársela los demás. Que pasaría con mis otros hijos, mi matrimonio, las preguntas a Dios, los sentimientos de culpa, los consejos que parecen pedradas de todo el mundo como los consejos de los amigos de Job. Y el no tener ni la más pálida idea de lo que se venía.
Sólo puedo resumir esos días con este versículo de la biblia en el Salmo 30, el cual se volvió mi favorito porque resume esta historia...

6 Yo me sentí seguro, y pensé:
“Nada me hará caer jamás.”
7 Tú, Señor, en tu bondad,
me afirmaste en lugar seguro.
Pero me negaste tu ayuda
y el miedo me dejó confundido.

...mañana continuo



Monday, March 23, 2009.

The story began…


I decided to write this blog, where I will pour out my feelings and I will be telling how it was, and what I still live.
My baby, the second of four children (three girls and him), was a six-years-old child, characterized, and still does!, to be extremely restless and with always busy hands. He usually always moves around with something in his hands, a toy, a disarmed computer accessory, and if there´s nothing else, a stone, but always with something in those little hands.
Impatient, time controller, asking time and day so insistently, he did not like to write down on his notebook, so during the first school days in 2007, the only things I received from school were complaints. He can´t stand still, he can´t be seated, he does not write down, uf! In addition, someone dared to tell me that he had no motor function. You know what that means? That he was not capable to use his hands for certain exercises.
He disarmed a laptop into pieces with his father using a very small screwdriver, since he was 2 or 3 years old. What my boy had was nothing more than laziness to do things that did not call his attention. His motor function was perfect, but only for the things he wanted to.
From some months on, there was a cough pursuing him; which according to the pediatrician, it was nothing. There was no fever, no breast squeal, just looked like an allergy, dry cough and nothing more.
But one day I got tired, that cough touch my instinct, something told me it was something else, but my heart did not allow my mind to think of something serious.
On June 4, he was in the hospital; an X-ray revealed that the cough was much more than a cough.
The first to come to my aid was Carlos, a friend, whom with her wife Mamu, have been my refuge on many occasions. He took me in his car to the hospital.
Once there, they talked to me in Chinese. They said he had widened mediastinum. He was admitted in cardiology.
In the middle of my agony, it just came to my mind that the worst thing he could have was tuberculosis. But never that other thing.
One week later he had moved to the oncology section, and one is not brainless. They had to practice a biopsy and doctors would decide how the surgery would be. There were two possibilities: the first consisted on a small neck surgery which would remove a node for analysis and would be done; the second, a major surgery, sternotomy, a highly risky operation; where doctors would only know whether it was necessary.
Meanwhile after a week of hospitalization, the absolute chaos in my life, my family; they all demand explanations and no one has. Those explanations that you cannot be given to yourself and even worst, give to others.
What would happen to my other children, my marriage, questions to God, guiltiness, everybody counseling, that looked more to stones, just like those advices from Job friends. And also, not even having an idea of what was coming.
I just can summarize those days with this bible verse, Psalms 30, which became my favorite one, because it sums up this story…
Psalms 30
6 Now in my prosperity I said
¨I shall never be moved.¨
7 Lord, by Your favor You have
made my mountain stand strong;
You hid Your face, and I was troubled.

I will continue tomorrow…

domingo, 22 de marzo de 2009

Los médicos las llaman enfermedades catastróficas. Creo que han sido acertados en la definición. 
Y ellos la describen así desde la óptica científica. Pero cuando se trata de describir esto desde el punto de vista de una mamá es otro cuento.
Tal vez si la contara Lucas, alguna vez, si se acuerda, (y espero que no), la relataría de otra manera, desde el sillón de los sobrevivientes.Yo solo voy a contarles sobre el  dolor del alma, las dudas, la fe, y sobre el miedo que nunca se acaba, después de haber escuchado la frase destroza padres: “su hijo tiene cáncer"
No tengo fórmulas ni oraciones rápidas.
Esta es una historia real para gente común que sufre. Porque para la gente común Dios también tiene milagros. Pero si me animé a escribir no fue para que ustedes se angustien conmigo, sino para contagiar esperanza porque hoy mientras escribo, ya estoy muy lejos de todo lo que viví.Mientras yo tecleo, escucho la risa de Lucas. Porque ya no duermo en un hospital, y toda la lucha y tal vez algunas pérdidas, valieron la pena.
Si estás pasando por algo parecido quiero decirte que cada pinchazo vale, cada oración, cada internación, cada esfuerzo. Aun si la sanidad completa no llegara, cada día que seguimos luchando es uno más, y por el que debiéramos estar agradecidos.
Esta maldita enfermedad no respeta edad, cultura, religión, economía, sexo, ni nada. Todos estamos expuestos.
Sin duda, el haber estado tan cerca de lo irremediable cambia la manera de vivir y de sentir.
Espero puedan retener y hacer parte de sus vidas algo de lo que les voy a compartir, porque el Gran Protagonista de mi historia, si bien lo parece, no es mi nene.
A través de cada experiencia vivida conocí mejor y de una manera especial, a Aquel de quien, si se tuvieran que escribir todos sus prodigios, no entrarían en todos los textos del mundo.

Gracias por compartirlo

Mis libros son de

Atención

Si encuentran alguna explicación médica, es únicamente lo que yo como mamá, en el proceso, entendí.

Nada de lo que esta escrito debe ser usado como referencia de diagnostico o síntoma.

Hoy Lucas esta en remisión, y vive normalmente.