Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2009

Despropósito

Anoche visité a un amigo, el está librando su batalla por la vida. Unaparálisis, en todo el cuerpo. El era jugador deRugby. Y hoy está luchando.  Yo le  leí  la historia de Job, un libro de la Biblia. Y me llamó la atención, una palabra en un verso de aquella historia: ''Despropósito" Segúnla Real Academia Española, despropósito es: Dicho o hecho fuera de razón, de sentido o de conveniencia. Algunos de lossinónimosson: desatino, contrasentido y disparate.
El verso dice:  1:22 En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Diosdespropósitoalguno.
Job, no le cuestionó a Dios el porqué de la situación aun cuando estaba tan mal.  Porque sabía quehabía un propósito. Diossiempretiene un ''para qué''. Eso siempre me lo dice mi esposo, no se pregunta el porqué si no el ''para que''. Job sabía que Dios tenía una razón, porque no dudaba de la soberanía de Dios, y de su absoluto amor, que nopermitiríaque sus hijos sufran sinpropósito. Dios nos ama, y no quiere que suf…

Hoy quiero ser feliz

¿Saben que hay días en los que uno no se quiere acordar de lo mucho que sufrió? Hay días en los que no quiero ni pensar, solo estar agradecida por lo que tengo. Agradecida por que soy una privilegiada. Agradecida porque tengo tres hermosas hijas y un hijo. Agradecida porque no me merezco nada de lo que tengo, pero lo tengo porque Dios me lo regaló. Agradecida por las personas hermosas que Dios me pone en el camino, porque tengo amigos muy especiales. Tengo a donde correr si quiero llorar, tengo quien aguante mis locuras en línea,  tengo con quien  tomar un café fuera de mi mundo de ama de casa, tengo quien frene su vida, por mí, para que yo me sienta mejor. Eso no tiene precio. A mis amigos hoy les dedico esta entrada. Ellos saben quienes son.  A vos porque me permitiste llorar en tus hombros, a vos que me enseñaste a vestirme elegante, a vos que me estás enseñando a defenderme, a vos que me diste tres sopapos (espirituales) para que yo entienda lo que no entendía, a vos que me regalaste algo …

Fe, nada más que fe

Fe, es creer sin entender nada. En eso soy experta, nunca entiendo nada.
Entré en conflicto hace unos días. El conflicto de aceptar el sufrimiento o no, de creer que alguien puede morir o no, si Jesús pasara por al lado de su cama de enfermo. ¿Quedaría algún enfermo, en esa condición? ¿Tenemos poca fe por eso seguimos enfermos? ¿Dios quiere que suframos? Que sé yo. Solo sé que cuando le pregunté  a Dios.  (Y perdónenme aquellos a quienes les molesta esta mística terminología -''Dios me dijo''-) Pero creo que fue así. Aunque no tengo el celular de Dios.  Diosnoquiere que estemos mal. Y punto. Por qué sucede,no sé. Solo sé porque me sucedióa mí. No es fórmula, no sé porqué les pasa a los otros. Pero a mi me sucedió con algún fin. Aprendí a valorar las cosas importantes de la VIDA. Dejé de preocuparme,  por la ropa por la comida o el transporte o el estudio, porque ahora me importa el cuerpo, la mente, los afectos, la sabiduría más que el conocimiento. Y la revelación de Dios a …

Seguir creyendo

La fe y la razón son dos formas de convicción que subsisten con más o menos grado de conflicto, o de compatibilidad. La fe generalmente es definida como cualquier creencia que no esté basada en la evidencia y/o la razón, o como la creencia que no puede ser entendida. Mientras que razón es la creencia fundada en la lógica y/o la evidencia.
según Wilkipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Fe_(Filosofía)
La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven (La Biblia, libro de Hebreos capitulo 11) Tener fe significa creer que uno ya tiene lo que no ve y lo que no es probable.
Ayer fue el día de las madres, sin duda fue un día muy especial para mí.
Hace un año yo estaba en una situación muy diferente a este presente maravilloso que hoy tengo.  Creo que mi historia quedó en que Lucas se puso mal y tosía otra vez. Todo empezaba de nuevo. Lucas tenía orden de hacerse radioterapia, pero los doctores especialistas se opusieron a realizarle el tratamiento. Y su doctora i…

Sigan, la vida lo vale

Ayer estuve en una reunión donde se agasajaba a las madres.
Fue muy lindo, pude abrazar, llorar y orar por una mujer que está luchando contra el cáncer. Y me dijo la misma frase que Lucas una vez escribió: -"no quiero hacer más quimioterapia"-
Dios mío como la entiendo. Yo sé lo que sufren, el cuerpo se les desploma, el malestar es terrible, y el dolor de las vías. Pero tienen que seguir.
Lucas y yo pudimos. Yo como mamá pasé por el dolor de escuchar a mi hijo pedirme socorro a gritos para que no lo pinchen o no le hagan una punción, una vez no aguanté y lloré tanto como él, pero mientras lloraba le apretaba el brazo con una mano y con la otra lo sostenía para que no se mueva. Hasta que los médicos terminaron su trabajo. Pero si lo atajé fuerte fue porque lo atajé a la vida.
Llorando por su dolor pero con toda la resistencia de mi cuerpo lo atajé una y otra vez a esta vida. Parecía que no iba terminar nunca, pero se terminó. No hay que decaer. Duele pero hay que seguir. No sé po…

La pura verdad

Hoy una amiga estaba un poquito desanimada. Ella tiene problemas. ¿Quién no los tiene, no? Unos más graves que otros pero.
Y cuesta pensar en que Dios nos cuida cuando estamos en problemas. Cuesta creer que las cosas van a mejorar, cuando está todo color de hormiga.
Entiendo eso porque lo viví. Entonces ella me dijo mientras me contaba algo así como - ''suena lindo pero la realidad es otra''- A lo que le respondí: La realidad dice: Lucas tenía cáncer.
Con lo cual es muy poco probable su buen estado de salud.La realidad dice que yo debería estar con un hijo menos, y que mi economía débil fue destrozada por los gastos que la enfermedad produjo. La realidad dice que yo debería estar destruida, por un futuro incierto.
Pero para caminar sobre el agua, no se debe mirar la esa realidad
La Pura verdad es otra
Mi Realidad dice que Lucas esta re sano, y si lo ven sabrán que es así, aunque tenga que esperar 4 años y medio más de controles, que me lo confirmen cada tres meses.
La realid…

Un sufrimiento es igual a muchos pequeños sufrimientos

Las mujeres hacemos muchas cosas a la vez, y una situación tan grave como esta, sin duda cambia todo lo demás. La enfermedad de Lucas cambió muchas cosas. Me sentía culpable por no tener tiempo para mis nenas, y mucho menos para mi esposo. Todos sabemos que el asunto era ''de vida o muerte'', pero aunque todo esta justificado, cambian las relaciones. Primero creo que uno espera mucho más de los familiares, esposo y otros cercanos, porque piensa erróneamente que ellos tienen que contenernos. Nos olvidamos que ellos luchan también con su perspectiva del asunto y su propio sufrimiento. Los hombres sufren diferente que las mujeres ellos no exteriorizan tanto, no lloran tanto, no hablan. Pero sufren. Y por otro lado el estrés emocional, el miedo a la pérdida, el no saber que pasaría, cuanto tiempo va durar todo esto. Otra cosa que hay que sobrellevar es el pedido de los doctores o más bien la orden, "no demuestres debilidad ni llores frente al enfermo, porque si el te …

Un propósito, un buen fin

La tos seguía y nadie me creía, yo sabía que la tos era el sonido de los ganglios apretando todo otra vez. Y volví a preguntarle a Dios qué pasaba, ¿acaso había visto tantos milagros para que él se lleve tan rápido a mi hijo?
Pero, yo ya empezaba a tener bien claro como funcionaba este feed- back entre Dios y yo. Era cuestión de entender lo que Él esperaba de mí. Dios sabe de qué material fuimos hechos. A cada uno de nosotros, él nos hizo, Él es El Artista. Porque un fabricante hace cosas en serie, Dios, no. Por eso me gusta llamarlo Artista. Como artista sé que cada cuadro que yo pinto es diferente. Aunque todos tienen características mías, también sé, que nunca un cuadro es igual a otro. Aunque haya querido pintar lo mismo. No me sale igual. Así Dios nos hace diferentes. Es por eso que no creo en las fórmulas. El camino es diferente para cada evento en la vida y para cada persona. Tal vez a otras personas Dios les regaló un gran milagro de sanidad instantánea. Y no dudo que aún lo se…

Mi niño valiente, como te quiero!

Y así, nos íbamos de quimioterapia en quimioterapia. Mi niño valiente, que ya conocía bien, la tortura de las vías. Al recibir las drogas por las venas del brazo, esas venas empiezan a encallarse de tantos agujeros. Esos callos hacen cada vez más dificultoso hacer la vía, para que entiendan, cada vez lo pinchan más veces hasta encontrar una vena que ''refluye'' o sea que va a funcionar como buen canal para que las drogas pasen. Ese momento se convierte en el más difícil de todos, y cuando la vía está hecha, cuidarla para que no se mueva, no trasvase la vena, porque las drogas podrían quemar literalmente la piel, si se salen de allí.
La rutina es así, hay que sacarle sangre bien temprano, para ver como está, si se recuperó de la quimioterapia anterior, si tiene glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas como para aguantar, se les hace quimioterapia ese día, lo que significa, dos pinchazos como mínimo en un día.
Sinceramente estaba harta de que lo pinchen, pero no ha…

No puedo pagar

A mis seguidores y lectores, les pido disculpas por este silencio que hice, porque prefería callarme antes que trasmitirles algo negativo. Lo mejor que tengo para ustedes es la noticia de que este lunes volví de Buenos Aires, de haber llevado a Lucas al control, donde todo salio muy bien, y puedo decir, ya van nueve meses, sin cáncer.
En esta dirección, podrán ver una entrevista que me hicieron en uno de los diarios mas vendidos de este país.
http://archivo.abc.com.py/2009-04-19/articulos/513461/la-vida-es-preciosa
Esta nota trajo consigo varios resultados en mi vida. Por un lado la bendición de poder ayudar a otros que pasando por lo mismo o algo parecido, se contagian de un poco de fe para poder seguir.
Por otro lado, gente que con un corazón generoso demuestra interés en ayudar a Lucas todavía.
Y por otro, la pena que me provocó, no haber podido usar ese medio para poder agradecer a quienes se lo merecían por el esfuerzo, sacrifico y deificación con la que me ayudaron. No fue mi i…