Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2009

Batman

Como siempre, tendré que aclarar, que no voy a generalizar para que no piensen que doy formulas mágicas o espirituales para resolver problemas. Insisto en que lo que les voy acontar es una experiencia personal.
Pero tal vez, le sirva la receta a otra persona.
Cualquier semejanza con otros matrimonios es pura coincidencia.


Acabo de descubrir (mas vale tarde que nunca), que a pesar de que estoy enamorada de el increíble Hulk desde que tengo tres años...me case con Batman.
En mi entrada anterior les hable de una duda, mis miedos,  y de que mi marido, huyó, de una situación insoportable, para el.
Y descubrí, hace poquito nomas, que , cuando tiene problemas que no puede resolver, se mete en una cueva.
Emocionalmente hablando, las mujeres cuando tenemos problemas, sencillos o terribles, tendemos a compartirlos. Los hombres no. Ellos se aíslan, a su cueva, intentando en soledad, solucionar sus problemas.
Eso para las mujeres es traducido en un definitivo, no me quiere mas. No le importa, perdió la …

Hoy

Después de haber terminado tres meses de quimioterapia, los médicos me dijeron que como consolidación, Lucas necesitaba un trasplante autologo de células madre en la médula.Es un proceso laaargoo. El Dr. Guillermo Drelichman, fue el encargado de dirigir este complicado proceso en el que se le administra una dosis de quimioterapia suficiente para matar  a todas las posibles células malignas que queden por ahí escondidas, pero que como consecuencia, destruye por completo la médula osea. A ver si me explico, destruye un montón de cosas del cuerpo pero todas ellas ''reviven'' como el pelo, después de finalizar la quimio. Pero la médula no puede.Entonces si el trasplante no se realiza , simplemente la médula no se regenera. Las complicaciones probables son innumerables.En el mejor de los casos, durante 21 días aproximadamente, Lucas viviría dependiendo de los tubos y las maquinas que alimentarían su cuerpo sin médula.Totalmente aislado.La preparacion para la estraccion de c…

Miedo

Hay días en que leo yo misma lo que escribí, y no lo puedo creer.
Cuando pasa el tiempo uno intenta, tal vez, en defensa de su propia psiquis, olvidarlo todo.
Lucas esta tan bien , que parece que esto es un cuento. Que nunca sucedió.
Pero no quiero olvidar esa vehemencia, con la te creía, Dios.
Necesito un par nuevo de alas, las que tenia se me gastaron.
Tantas voces diciéndome que eran falsas..que tal vez no volaba que solo me arrebataba el viento.
Que no me diste nada, que todo fue suerte.
Que ya no piense, que ya no recuerde, este episodio negro de mi vida.
Pero no puedo.
No se ni como sobreviví a ciertas cosas.
De hecho hay cosas que no sobrevivieron en mi.
Necesito que me des fuerzas nuevas, necesito levantarme, como lo hacia cuando su vida estaba en peligro.
Hoy no le tengo miedo al cáncer.
Hoy le tengo miedo a todo lo demás. Al maltrato. A que no me quieran.
Hoy tengo miedo a la soledad.
Tengo a Lucas tengo a mis nenas, pero cuanto de mi, quedó sano?
Sálvame porque no se porque…

El Pelo de Lucas

Hay personas que queriendo consolar o minimizar la cuestión, me decían -no te preocupes ya le va crecer-
Eso no tiene importancia. Le queda  lindo. Es nene.  
No se imaginan el dolor que significa para toda la familia eso. Es como una marca, no se puede ocultar, por la cual, todo el mundo sabe que tiene cáncer. Es lo que hace que la gente extraña te mire con lástima.
Sus miradas de compasión, para mi eran amenazantes. Quería gritarles ¿que miran?, ¡no se me va morir!, yo voy a estar acá para que eso no suceda. Dios me lo prometió. Y creer que lo que decía yo misma lo tenía que creer.
No es una cuestión simplemente estética, es mucho mas.

Es lo que nos sucede a las madres que tenemos un niño con algo especial. Y que aquello especial no se puede ocultar. Y menos si la gente se encarga de hacer notar que nuestro niño no refleja la felicidad de este mundo. No es un héroe de Disney. No es Harry Potter, nadie quiere ser como él. 
Para una madre nada más importante que su hijo. No importa lo lejos…

Un dia mas

Lucas hoy estuvo con mis queridos amigos Stella y Hernan Luna. Digamos que la misión de estos dos agentes secretos de Dios, fue y seguirá siendo, hacer que mis días sean mas llevaderos en la Soledad.
Hoy llevaron a Arturo y a Lucas a Puerto Madero, a pasar el día.
El otro día, alguien, me dijo que haberlos encontrado fue cuestión de suerte.
Yo estaba sola, con Lucas, en mis días de hospital y fundación, y no tenía nadie con quien compartir, que no fuera alguien por ahí de la fundación. Así que le pedí a Dios que me de una amiga. Pero la pedí con detalles. Le dije a Dios que quería una mujer sabia, que crea como yo, y que tenga una familia como la mía, solo alguien así podría entenderme. Ademas, debería estar a mano, o sea a mi alcance.
Y según un amigo mio, fue un golpe de suerte.
Un día vino a visitarme a la fundación. Un amigo en común, Guillermo, le dijo que había una señora que estaba con su nene enfermo y tal vez una visita le haría bien.
Ese día conocí a la Negra. Fue como si no…

Control

Lucas está en Buenos Aires, nos costó bastante conseguir los pasajes, esta vez no fue fácil. Pero lo importante es que ya está allí. Se fue en colectivo, con su papá. No es un paseo, y el lo sabe. La última vez que viajamos, el me dijo -mami, no me quiero ir-. Yo tampoco, le dije, pero tenemos que ir. Hay mucha diferencia entre un paseo, y un viaje de control. No importa la forma de viajar, avión o colectivo, remise o bus, la cuestión es el objetivo. Ir al hospital nunca es grato para nadie. Hoy se hizo una tomografía a las 5 de la tarde. Hablé muchas veces por teléfono con su papá, a pesar de los costos. Vendí un cuadro y les pude enviar dinero, porque se le terminaba. Podría decirse que justo a tiempo. Mañana tiene que verlo un neumólogo. Así como vamos, están los resultados listos el viernes, y el lunes consulta con su doctora. Así, pasajes mediante, el martes vuelven.
Hay días como hoy, que me da la impresión de que esta maldita enfermedad ya esta muy lejos de Lucas, ahora solo e…