Deseo cumplido

Pensaba que no debería escribir cuando me siento mal, en baja.Pero es parte de mi vida estar así. Porque cuando vuelvo al blog, tengo el compromiso de recordar lo malo, para poder ver lo bueno que tengo hoy.
 No es consuelo de tontos. Pero estuve peor y sobreviví. Me falto y todo y seguí. Estuve apunto de perder a una de las cuatro personas mas importantes de mi vida.  Fui separada, de tres. Y hoy cuando me sentí tan mal, por otras cuestiones que no vienen al caso, de las que no quiero ni hablar por que me superan (si , me superan a mi, no soy Super Mujer). Soy normal. Y también pierdo las esperanzas de recuperar ciertas cosas.
Y en mi normalidad, vuelvo a recordar lo mucho que anhelaba estar acá con los míos, en mi casa, y hacer todo lo que hoy hice. Que no es otra cosa que pasar un día normal en mi casa.No se si soy conformista. Pero esto es exactamente lo que soñaba con volver a vivir, cuando amanecía en la Fundación, y mi rutina era preparar a Lucas para pasar ocho horas en la sala de hospital de día. haciendo quimioterapia, escuchando llorar a Lucas y a los otros chiquitos. Prometiendole que en poco tiempo estaríamos así como ahora.
No quiero ser redudante, pero tengo  que estar contenta aunque tenga una razón para o estarlo. Porque hace dos años, hubiera dado todo por un poco de HOY.Y Dios me concedió el deseo.

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...