11 de Abril

Hace trece años, tenía un enfoque diferente de la vida. Y justamente a estas horas comenzaba a sentir el dolor mas terrible que una mujer puede sentir pero que abre las puertas de la emoción mas grande y una forma diferente de vivir, sentir y decidir.
Hasta ese diez de abril, yo amaba, pero no daría mi vida por nadie. Tal vez sacrificaría horas de sueño por placer, nada mas. Pero sacrificar horas de sueño para que otra persona no tenga frío, calor, hambre...jamás.
Y a las 9 de a mañana del once de abril, vi la cara de Anita. Es impresionante, dolor inexplicable con emoción inexplicable.Desde ese día supe lo que era ser feliz solo con ver feliz a otro ser.Entendí el amor de Dios que lo perdona todo. Amor insuperable. Me convertí en ángel de la guarda y al mismo tiempo en guardián sin escrúpulos. No  me olvido de las horas que me pasaba hablando con ella. Tenia un día, un mes, dos, no importaba si no me entendía, yo le hablaba. Me regaló su primera sonrisa.Un día tenia como seis meses, y como estábamos solas todo el día, era mi única compañía. Así que la desperté de su siesta porque me aburría sin ella. Aprendió a caminar a los once meses.Fue mi conejillo de indias en mis experimentos sobre estimulación temprana y desarrollo de la inteligencia con el arte.Aprendió a leer a los tres años. Sorprendió a muchos con su inteligencia.Cuando tenia como tres años alguien se percató de que nos llamaba a su papa y a mi por nuestros nombres, a mi me decía Elda. Y cuando le preguntaron ella respondió, -si ellos no me dicen Hija, me dicen Anita,¿ porque yo tengo que decirles mamá o papá?
A los tres años le llegó un hermano, y después las otras dos.
A sus diez años, comenzó la prueba de fuego de nuestras vidas. Mi beba de un año, al darse cuenta de que  desaparecí, se volcó emocionalmente sobre ella. La protegió,  como si fuera suya.Y cuando decidí darlo todo por su hermano, me acompañó en la lucha. Haría lo mismo por ella y ella lo sabe.No se con que palabras describir lo que siento por ella.Es mi hija nada mas, eso ya lo dice todo.

Feliz Cumpleaños Anita.



 

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...