La Pared


Es muy dura la requisa para el que quiere cruzar.
Digo: “Brother, tengo visa”, pero eso no bastará.
No es Tecate, no es Tijuana, Matamoros, Gibraltar
El que vive en la frontera, sabe de que lado está
Esta vez, contra la pared. Hoy sabré si cruzar podré.
Todo el mar esta delante, todo Egipto por detrás.
Una vara, puro power, una nube y un altar.
Chico me dices quiero ser libre, loco como un huracán.
Aprieta los dientes fuertes, porque vamos a saltar!!.
Esta vez, contra la pared.
Hoy sabré si cruzar podré.
Otra vez, saltaré sin red.
Este mar, se abrirá otra vez.
Cuando te bese tierra prometida,
Cuando te bese, yo nunca te dejaré. Será el regreso, será la salida.
En la cornisa, difícil será correr.
Esta vez, contra la pared. Hoy sabre si cruzar podré.
Esta canción de Rescate, una banda de Rock argentina, habla del valor y de la fe,  que tuvieron que tener los israelitas, para seguir adelante. A pesar de
ver el mar, imposible de cruzar y atrás tener a los soldados.
Cuando Lucas estaba en pleno trasplante, supe que era la frontera. Acá era, pasar o morir. Ya había visto muchas veces la manos de Dios. Ya había abierto miles de puertas. Y si leyeron lo anterior de este blog lo saben, miles de vuelos en avión, pasajes, provisión de todo tipo. Pero aunque había visto llover maná, y aunque vi la nube de día y la columna de fuego de noche, esto estaba difícil. El que estuviera en el Fa valoro era un gran milagro, pero el cáncer seguía amenazando su vida. Ya pasamos un año de quimio, de batallas ganadas, de guerra presente.
El doctor nos dijo -"50 % que sale , 50% de posibilidades de que se va en el trasplante" , pero si no se  lo hacemos un 100% que en dos o tres meses se nos va, lo que tiene en el pecho es una bomba atómica- nos dijo, y firmamos el permiso.
Así que escuche esta canción. Sabia que era el Mismísimo Espiritu Santo que siempre me habla cantándome al oído esta vez a son de un rock.
Esta vez contra la pared, hoy sabre si cruzar podré. Este mar se abrirá otra vez!!!!
Lucas me dices quiero ser libre loco como un huracán!!!  Aprieta los dientes fuerte hijo porque vamos a
saltar.
El mismo valor y fe que uno tiene que tener para enfrentar desde un pequeño problema hasta el cáncer mas difícil, a nuestros ojos humanos hay problemas sin solución. Como ese mar. Pero Dios lo abre. Yo soy testigo de eso. Dios abrió el mar delante mio. 
No es fácil, pero se puede. Hay que seguir. Aunque no sepamos si vamos a cruzar..hay que seguir.
Cruzamos, se abrió el mar. Saltamos, fuimos libres. Pero el oído perfeccionado para seguir caminando por este desierto sigue afinándose cada día. O no podremos cruzar mas mares, y aun no termino el éxodo.

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...