Vida para seguir festejando mas mundiales...

En plena fiebre mundialera. El domingo jugó Argentina, hoy juega Paraguay. Y no dejo de agradecerle a Dios porque no tengo que fabricar tapabocas (barbijos) de colores para combinar con la remera. Supongo  que las madres que tienen chicos en la lucha si lo harán. O tal vez el mundial para algunas no exista. 
Oro por los muchos chicos que hoy van a ver el partido desde la habitación de aislamiento, desde Hospital de Día, o desde su casa, pero sin poder salir. 
Oro por esos niños que hoy, mientras pueblos enteros anhelan ganar un partido, ellos anhelan encontrar una médula compatible. Y por aquellos que saben que perder la lucha contra el cáncer, no es opción.
Vencer o morir.  
Gracias al Señor  tenemos unos cuantos partidos ganados.
Este julio se cumplen dos años del trasplante. Dos años de salud.

El marcador dice:

Lucas 2  Cáncer 0!!

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...