Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2010

Amigos

En Paraguay hoy es el día del amigo.
Amigos, son esos que me conocen. Que me secaron las lágrimas. Esos que saben cuando pongo una entrada nueva. Esos que no me sacarían en cara haberme ayudado. Esos a los que no me da vergüenza decirles toda mis verdades. Esos sin los que no me imagino la vida. Lejos o cerca. Los de lejos ellos saben bien quienes son. Los busco apenas me conecto porque mi computadora no tiene ningún sentido sin ellos. Si no están cierro el mesenger. No los quiero molestar porque dos de ellos trabajan, pero apenas me aguanto para no derramarme de ganas de que me lean y me respondan. porque cada palabra suya vale muchísimo para mi. La que no trabaja, como yo, labura en su casa como negra (rubia) y compartimos el día de pañales y ropa sucia, oraciones contestadas y mocos chorreados, maridos especiales, y platos sucios. El reality show que nos llena el alma. Amigos que nacieron en mi necesidad, porque fueron tan solidarios conmigo que no me dejaron, son los buenos samari…

Mi sueño

Esta semana me llamaron dos personas, para que les hable de mi experiencia. No saben que hacer están shockeados. Un nene de cuatro años con un tumor de Wilms, (cáncer del riñón) cuyos padres ya fueron avisados por los médicos -"si esta droga no funciona, ya no sabemos que hacer"- les dije con todo mi corazón, -en Argentina seguro hay mas posibilidades-. El amigo de una abogada, de 33 años cuyo diagnostico de leucemia aguda, le cambió la vida de ser una mujer que no se quedaba quieta, hoy esta sola en una sala de terapia, mirando el techo. También le dije a su amigo, llévenla. Hace un mes llevé yo a un chico de 16 años y a su mamá al Gutiérrez, no lo aceptaron pero esta haciendo tratamiento en el Argerich,  parezco un poco fanática. Pero se los dije sinceramente.  Acá en Paraguay, se van a quedar  pobres. El estado no cuenta con cobertura para los que padecen cáncer. Tratar un cáncer largo en un sanatorio privado es igual a perderlo todo. Y cuando digo mucho dinero es mucho di…

La vida no es justa

La Biblia está llena de situaciones injustas. Historias que si uno analiza no tienen respuesta. Los malos a veces ganan. Violaciones,  asesinatos, privación injusta de la libertad. Torturas.   Por ejemplo, me pregunto porque el protagonista del famoso episodio de David y Betsabé, no fue Urías , sino David. El mató a Urías, quien era soldado, para que no se sepa que tuvo un “affaire”, con su esposa.  http://www.biblegateway.com/passage/?search=2%20Samuel+11&version=NVI Urías paso a la historia como la victima, pero David paso a la historia como el maravilloso creador de los Salmos, que yo misma menciono muchas veces. Y así, podría enumerar muchas injusticias, como la vida José el hijo de Jacob, quien se aguantó la cárcel sin motivo, cuando sus hermanos malvados (que si merecían la cárcel), siempre vivieron bien, en libertad, y aunque la historia cuenta que todo tenía un propósito, la verdad es que José la pasó mal, y sus hermanos vivieron bien. El asunto de la conciencia es otro cuen…

4 Añitos

Cuatro añitos. Mañana mi nena mas chiquita cumple cuatro. Nació de regalo. Ella estaba pensada, para cuando los otros sean grandes y necesitemos un bebe. Nos imaginábamos a los demás adolescentes cada uno por su lado, y nosotros solos, así que queríamos un bebé. Pero se adelantó, Dios sabía que si no la mandaba rápido, el susto de lo que nos tocó vivir después, nos impediría animarnos a tener otro hijo. Así llegó ella. No quiero ponerme triste, es tiempo de alegría. Pero no puedo evitar recordar que es el primer cumpleaños con la familia completa. El día que cumplió un año, nadie se acordó. Solamente yo. Había pasado un mes de que estábamos intentado masticar que su hermanito tenia cáncer. El segundo año, Lucas y yo estábamos a 1800 km de distancia. Esther cumplió dos años y no decía una sola palabra. El tercer añito, ya hablaba perfectamente, no usaba mas pañales, pero en su cumple, Lucas y su papá estaban otra vez de viaje. Pero si, es motivo de alegría saber que ya podemos festejar …

No me quiero ir

Como verán, la rutina no va conmigo. No me gusta ver siempre lo mismo. Ningún diseño me satisface, así que lo cambio a cada rato. Hoy Lucas se fue de excursión a una granja.Todo sigue bien. La vida normal después de todo el drama, es un paraíso que pocos tienen la oportunidad de valorar.
Mi vida normal con todos los problemas normales de una familia, es una fiesta continua para mi.
A mi me deberían preocupar mil cosas. ¿Pero para que ? ¿si yo no puedo cambiar nada? Mejor me tranquilizo bien. Y espero.
La verdad es que no tengo ni un poco de ganas de viajar a Buenos Aires. De repente me puse a calcular que tengo  que volver a estar lejos de mis nenas como dos semanas. No me confirmaron lugar en la Fundación. No tengo para los pasajes ni estadía. (que es lo de menos, de verdad no me preocupa). De todos modos no me quiero ir.
Estamos tan bien, fueron casi ocho meses sin pisar el hospital de Niños, sin doctores, sin pinchazos.Con toda la familia junta. Me gustaría llevar a todos conmigo. …

Remisión

Hace poco un nuevo amigo hizo un comentario.  “Remisión es una palabra tan ambigua”. Y es tan cierto. Remisión es la palabra que usan los médicos para no decir esta sano, y que después la desilusión sea muy grande, y para no decir esta enfermo, y no poder disfrutar de los períodos buenos, del paciente oncológico.
Remisión es creer que se puede, pero con las antenas prendidas. Remisión es descansar pero con un ojo abierto. Remisión es estar seguro que uno ganó la batalla, pero sin guardar el traje de combate. Remisión es paz en medio de la tormenta. Quizás el cáncer nunca vuelva. Entonces no habré desperdiciado la felicidad por miedo. Pero quizás vuelva, entonces no estaré tan desconectada de la realidad para poder seguir enfrentando con valor lo que se viene.  
Remisión es una palabra ambigua. Pero por esta remisión es que luché, y la tengo.
En julio le toca un control a Lucas. Tengo fe, todo va salir bien, lo veo muy vital. Esta tan bien que ni siquiera tose, y eso es muy reciente. Hasta…

Gracias, por dar lo que les costó

Hace unos días, conversando con mi esposo e hija, ellos recordaron y nombraron a personas que donaron sangre para Lucas. Nunca lo había tenido en cuenta, pedimos donantes, y mucha gente fue a donar sangre sin que nosotros lleguemos a saberlo. Esto fue acá en Paraguay, en Buenos Aires una amiga donó plaquetas.
Y ni sé quienes fueron los donantes de seis bolsas de plaquetas que impidieron que mi niño de desangre. Donar es un acto voluntario. Quizás muchas veces recordé a aquellos que me ayudaron con dinero. Pero la sangre, no tiene precio. Y ahora me doy cuenta.  Los órganos tampoco. Es dar de uno mismo. Cuando renové mi DNI, me hice donante de órganos. Se que si uno no pasa por esto no entiende la importancia de un poco de sangre.  En Paraguay hay muy poca cultura en esta área. Es hora de empezar a cambiar este asunto.  La Biblia cuenta un episodio en al vida del rey David, cuando debía construir un lugar de adoración para Dios. Cuando llego al lugar indicado, y quiso comprar las tierras, el …