Ir al contenido principal

Mucho que decir

Este comentario lo dejo Adri: en mi entrada anterior


adri ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Indignacion":

disculpáme, estoy totalmente solidarizada contigo y tu lucha por la recuperación de tu hijo, pero me parece que tu análisis es básicamente peligroso. La salud pública no es "la" salud pública "de" Lugo. Es la salud pública de un país, con años de historia de corrupción encima. No se llega a este estado porque sí, porque Lugo ganó el 20 de abril. Y puedo dejar pasar tu comentario porque viene de vos, de tu dolor, de tu lucha, pero aún así no puedo dejar de decirte lo peligroso que es, y cómo gente muy mala (y que sí es responsable de la salud pública históricamente deficitaria del país) pueda utilizarlo para fines políticos que no tienen nada que ver con la salud de tu hijo porque no le interesa saber qué pasa con tu hijo. 







Sin posibilidades de responderlo por que no me dejo su correo. Así que lo hago en forma publica. 

Adri: si alguien usa mi replica en algún asunto político, con la bajeza y la mala actitud,  no es mi culpa, son capaces de cualquier cosa.
Por otro lado es cierto, no es "su sistema de salud publica" es el sistema de todos los paraguayos.Lo sufrimos todos, no solo él. 
Me retracto porque no soy periodista ni política, soy una mamá dolida y me puedo equivocar pero no voy a borrar mi entrada aunque lo que yo haya dicho sea "peligroso" según tu forma de verlo. 

propósito, no entiendo lo que significa peligroso , cuando de expresar libremente lo que uno piensa se trata. 
 
Cuando mi hijo se enfermo de cáncer conocí el dolor de los familiares y enfermos, y supongo que al Señor Presidente ahora le ha de pasar lo mismo, porque nadie lo siente hasta que le pasa. 
Y si, es cierto también, que puede que a nadie le importe lo que le pasa a mi hijo, pero casualmente a los que leen mi blog, si les importa. Mi blog aun no lo lee todo el Paraguay. Pero gracias por el optimismo, ojala lo lean los políticos y gente del poder, ojalá, Dios te oiga
Cientos de mamas, papas, y familiares de enfermos de cáncer y otros dolores, me leen y encuentran palabras de aliento y de fe. Que es lo único que vengo haciendo desde que empece este espacio. 
Si manifesté mi enojo, es porque la libre expresión me lo permite. 
Ahora bien, ya se comunicó que Lula paga todo el tratamiento, me alegra. Le va ir bien , porque va estar tratado en el mejor hospital de Brasil y en las mejores condiciones. Si Dios quiere. porque como bien lo digo en alguna vieja entrada, si Dios no me hubiera dado la vida de mi hijo, ni en el mejor hospital del mundo lo hubiesen salvado. (te recomiendo que leas mi blog completo).
No soy enemigo de nadie. El presidente Lugo y Yo compartimos el mismo enemigo, el cáncer del sistema linfático. Y el tiene el mismo Dios a quien recurrir, y puede tomar la misma promesa del Salmo 30:2  que yo tomé para mi.
También es cierto la culpa de la mala salud de la salud paraguaya, no es de Lugo.
No se culpa de quien es. 
Me enojé porque yo no tengo un amigo Lula, ni los chicos que están en el Garraham ni el Gutierrez, ni Acostañu, ni....sigo?
Entonces tómenlo como un ataque de envidia santa. (no existe).
Gracias Adri porque se que me advertiste con buena onda. 

Por otro lado, mil gracias a los amigos que hoy me escribieron infinidad de correos, dándome fuerza, y alentándome a que siga defendiendo a los chicos y mamas que no tienen como seguir su lucha contra el cáncer en Paraguay. Es una causa para mi.
Y Gracias! a Juan Carr y su RED SOLIDARIA en Argentina que hoy, con solo un correo que le envié, le dio hospedaje a Ivan, y le dieron la esperanza de que lo van a  ayudar, para que  no duerma en el pasillo del Garraham. Juan Carr es argentino, Ivan su papa y su mama paraguayos.
Sin política, sin gente mala de por medio. Muchos corazones haciendo el bien.
Y a la FATH, por darnos  hospedaje desde hace tres años a nosotros.

A Juan Carr y la RED SOLIDARIA y a la FATH y al Gutierrez y Garraham,  porque son los Lulas, de los mas indefensos del Paraguay.
Ah casi me olvido, Lucas mañana de mañana se hace la tomografía.(Porque se que a muchos si les interesa)




  

Comentarios

Anónimo dijo…
Gracias a un link de UH he llegado a tu Blog. Y habiendo leído solo un par de meses de tus entradas, me he dado cuenta que escribes con el corazón en la mano...
Fuerza. Tu y tu familia estarán en mis oraciones. HDA
Anónimo dijo…
Admirable mamá.... al leer esta parte...como paraguaya... y haber vivido la misma historia de los viajes a la Argentina con mi mamá enferma tambien de cancer... me vino a la mente... que en uno de los días habías escrito que una mamá pediatra,te comentó,que un día, tenía la dificil tarea de decidir entre dos niños, cual gozaría del privilegio de entrar a UTI...donde fué electo un niño que venía con su madre... a cambio del indigena que estaba solo...que "nadie reclamaría"... el cual salío "victorioso"... y como decía... Dios no le dió un privilegio (en UTI)...pero lo dió un "MILAGRO"....
Es como decias y entiendo de tu admirable y conmovedora historia... Dios todo hace "para algo"...
Que Dios y la Virgen les protejan a todas aquellas personas y familias que sufren esta terrible enfermedad.... Cariños...

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…