Señor vos sos nuestro Ayudador

Vuelvo a lo mío. Al final, llegue a una sola gran conclusión. En las persona o gobiernos, no voy a encontrar refugio. Solo Dios sabe como nos sentimos los que andamos o anduvimos caminando por el valle de sombra de muerte. Los que me leen conocen bien mis sentimientos.  A todas las mamas y papas que me escribieron y a los muchos luchadores, les digo: solo Dios es nuestro Refugio Eterno, el que no cambia con las autoridades. 
El dolor emocional, es acá o allá el mismo. Porque el cáncer o cualquier enfermedad o flagelo, es inmensamente doloroso con o sin recursos, con o sin buena atención medica, son o sin amigos, con o sin religión.
Solo nuestra fe en Cristo y su sacrificio puede cambiar nuestra perspectiva para poder seguir en pie. El abre las puertas, el da vida, el nos libra de la muerte tanto espiritual como física.
Precisamente esa muerte espiritual que lleva a la humanidad a cometer los peores pecados contra Dios, y por ende contra si misma. Porque " amar a tu prójimo como a ti mismo" es una forma de vida para aquellos que deciden seguirlo. A todos aquellos que decidimos vivir siguiendo el camino de Cristo, sabemos que nuestro Dios está al alcance de una oración. 
Me desperté hoy, y Dios me hizo recordar eso, Lucas tiene Soberano Padre, Amigo Ayudador. Dios mismo es nuestro Refugio. Y lo será para todo aquel que lo reciba como su Señor, que significa su Amo y Salvador porque todos somos malos, todos necesitamos arrepentirnos y todos necesitamos salvación. 


La justicia social va llegar al Paraguay pero de la mano del arrepentimiento, del cambio de fundamentos. Cuando todos, ciudadanos y gobernantes podamos vivir bajo las reglas hace siglos establecidas por Dios.
Ya no tengo miedo. Peligroso sería callar esta verdad. 


Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios. Ésta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos.Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto. En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios. La Biblia




Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas.Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. La Biblia











No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...