Feliz Día Mamas argentinas

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
    Su valor sobrepasa largamente al de las piedras preciosas. El corazón de su marido confía en ella y no carecerá de ganancias. 
De ella recibe el bien y no el mal todos los días de su vida. 
Ella busca la lana y el lino, y trabaja gustosamente con sus manos. Es como la nave del mercader, que trae su pan desde lejos. Siendo aún de noche, se levanta para dar la comida a su familia y la ración a sus criadas. Considera la heredad y la compra, y con sus propias manos planta una viña. Se ciñe firmemente la cintura y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. Aplica sus manos a la rueca y sus dedos manejan el huso. Alarga su mano al pobre; extiende sus manos al menesteroso.  No teme por su familia cuando nieva, porque toda su familia va vestida de ropas abrigadas. Ella se teje los tapices, y de lino fino y de púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas de ciudad, cuando se sienta con los ancianos del país. Teje telas y las vende, y provee de cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura, y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría y la ley de la clemencia está en su lengua. Considera la marcha de su casa y no come el pan de balde. Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, y su marido también la alaba:
"¡Muchas mujeres han hecho el bien, pero tú las sobrepasas a todas!
"Engañosa es la gracia y vana la hermosura, pero la mujer que teme a Jehová, esa será alabada. ¡Ofrecedle del fruto de sus manos, y que en las puertas de la ciudad alaben sus hechos!»


Son las palabras de el sabio rey Salomón,que describe a las madres.
Salvando las diferencias de tiempo y espacio, porque tendriamos que agregar miles de cosas mas, y ni hablemos de aquellas que tienen una lucha mas como un hijo que necesita mas atención, mas valentía, mas concentración, mas horas, mas paciencia, mas de todo....Y de los papas que hacen de mamá porque las mamas no dan mas.
Gracias por todo lo que sacrifican, gracias por todo aquello de lo que se han privado o han perdido por un hijo. De parte de Dios les digo GRACIAS, el nunca nos abandona y nos renueva las fuerzas cuando creíamos que no podíamos seguir, de tristeza o de cansancio.


Las mamás no se dan por vencidas aun cuando el mundo entero dejó de dar un centavo por sus hijos. Y no solo hablo de madres de hijos enfermos, hablo de las mamas que mandaron hijos a la guerra, que tienen uno en la cárcel, que tiene uno en las drogas o lo que sea. Para ellas todo mi cariño y mi aprecio. Y la promesa de Dios de que siempre estará con nosotras. 


"Herencia del Señor son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre" Salmo 127:3


No dice "solo los hijos buenos, sanos y ejemplares" Todos son la herencia de Dios, todos. 

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...