Seducir a Dios

Seducir a Dios
                No podía dormir así que me levanté a preguntarle a Dios unas cuantas cosas. Estoy buscando un milagro importante para unos amigos que lo necesitan. Tenemos que contrarrestar con fe un veredicto de la medicina.
Y tenía una duda. Pensaba que a veces no me atrevo a pedir cosas difíciles, porque pienso que como no soy perfecta y tengo pecados, Dios no me va dar lo que pido. ¿Quién no tiene pecados? Nadie. Entonces nadie podría pedir nada.
Y recordé que en el libro de Santiago capitulo 2 verso 23 dice:

Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Le fue contado por justicia! ¿Me entienden? Dios lo consideró justo, porque Abraham le creyó.
Si alguien fue criado en un hogar con una alta disciplina y altos valores morales, va poder cumplir con las innumerables leyes de perfecto comportamiento. La obediencia es una cuestión de hábitos, y esfuerzo personal. Pero aunque nos esforcemos, todo termina en esta verdad:
      No hay un solo justo, ni siquiera uno                                              Romanos 3:10
Pero como a Dios no lo vemos, hay un requisito superior, uno mas sublime, para alcanzar atraer a Dios. Entonces leí el libro de Hebreos capitulo 11, donde la biblia habla de los padres de la Fe.

 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.                       Hebreos 11:6

Por eso Abraham fue llamado amigo de Dios Por eso cautivo la mirada y el interés de Dios. Porqué no puso peros, solamente creyó.
Y Abraham no era perfecto. Dios le prometió un hijo con su esposa estéril. Y también dudaba a veces. Un dia dudo tanto que hasta tuvo un hijo con una criada porque pensó que la promesa de Dios se estaba tardando. Y un dia su esposa no solo estéril si no que ahora también era anciana, tuvo un bebé. Dios se lo prometió y cumplió.
Hay una sola forma de alcanzar la perfección, y  una vez mas es por fe. Es creer que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y estos están pagados y estamos perdonados infinitamente. Y por eso el Espíritu Santo habita en nosotros y nos avisa cuando algo que vamos hacer a Dios no le gusta. Así de fácil, Creer.
Ahora estoy mas tranquila. Sé que aunque no soy perfecta, puedo pedirle un milagro. Ya no es Lucas, pero ya se como seducir a Dios. Le creo.

José

Entre mis divagues sobre el machismo y demás yerbas, a veces llego a conclusiones erradas.
A veces las mujeres tal vez decepcionadas por algún hombre que no hizo bien las cosas, creemos que podemos solas. Y no niego que muchas por no decir la mayoría en Latinoamérica, se las han tenido que arreglar solas.Terminamos pensando bah! quien necesita un hombre! Dios me cuida y ya. Con mi fe me alcanza.Y aveces es la única que nos queda.
Pero los planes de Dios son otros. Esta famosa familia que esta representada en esta linda pintura que encontré en la web, tiene varios episodios en su vida que quiero comentar. Acaba de pasar la navidad y me quede pensando en José. Investigando sobre la fe, me acordé de el. Y recordé mis conclusiones feministas.
A José le costo un poquito mas entender los designios de Dios. No fue tan dócil como María. Todos conocemos la reacción de María. -Ah! un bebé y soy virgen, Ok, Dios hacé tu voluntad-
Sin embargo José pensó, "un hijo? este... mi novia y yo no...y lo tengo que creer así nomas? eh..nooo, la quiero,no se que le pasó, pero no le voy armar ningún escándalo, mejor me borro y ya, acá no pasó nada.

Cobarde y encima como siempre no entiende las cosas espirituales. Falso.
Dios eligió bien al padre adoptivo. José era un hombre valiente y no solo eso, era un hombre de una gran fe en Dios.
Un ángel le avisó, y creo que era justo que alguien mas se lo explique, ¿mínimo un ángel no?
Pero a lo yo quería llegar es a que , si fuera cierto que no necesitamos un hombre, eso podría decirlo mas que nadie ella, María.
Tenia todo, Dios la eligió, la llamó, confió en ella, la consideraba entrañablemente valiosa. Dios la cuidaba, llevaba en su vientre al verbo hecho carne. Caramba! no necesitaba un hombre ¿acaso Dios no la cuidaba? Para que necesitaba a José con ella? si después de todo no le creyó.
Pues que equivocación. Esta mujer de Dios que tenia una centena de ángeles a su exclusivo servicio, reyes que la buscaban para darle regalitos a su bebé, una estrella para su parto, y mil profecías, necesitaba un hombre de carne y hueso que la proteja. Y Dios hecho carne , necesitaba un papá de carne y hueso.
José era un hombre obediente y además de creer no esperaba que le caigan las cosas del cielo.
Vivir por fe no es tenerlo todo. Dios le aviso que debían huir a Egipto porque un magnicida, quería matar al bebé. Dios no los teletrasportó. Le dijo a José que deje su casa, su trabajo, y se vaya. No era fácil ni corto el camino por el desierto con un bebé. Me imagino que confió tanto en Dios, que no solo creyó que el bebé era de Dios, si no que ademas lo cuidó, y protegió a su mamá. Y los amó.
Dios no quería que María se quede sola. Por mas Dios que estuviera a su lado.

Conclusión: Una familia necesita un hombre como José, que sea obediente, valiente y de fe.
Sé que no todas tenemos ese privilegio, hay mujeres que por diversos motivos hoy no tienen un José que las proteja, pero así si , hay un Dios Padre que las cuida.
Pero aquellos que tienen uno, hoy bendigan a sus Josés, aunque de buenas a primeras a veces parece que no entienda las cosas. :)

¡Feliz Navidad!

—¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen?
—El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios. También tu parienta Elisabeth va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo. 
Porque para Dios no hay nada imposible
Lucas 1:34 al 37
Esta premisa es la que nos mantiene firmes en la Fe
Desde este Blog que representa, a una familia real de carne y hueso, y no a una historia fantástica.
Les deseo
A los 1363 Seguidores y a mis 222 seguidores en Twitter y a todos mis amigos de la vida.
¡Feliz Navidad!
Gracias por sus cartas, por sus palabras, por sus oraciones, por sus muestras de cariño, por compartir conmigo sus propias luchas contra el cáncer y contra otras mil cosas aparentemente imposibles.
Gracias por hacerme sentir útil.
Un abrazo virtual a todos ustedes quienes me ayudan a seguir compartiendo mis experiencias y a los que en silencio están ahí cuando más los necesito y puedo contar con ustedes.

Te celebramos Jesús por ganar todas las batallas de aquellos que decidimos dejarte a vos pelear nuestra lucha.
Elda Cecilia

El canto de Maria

46 Entonces dijo María: 
—Mi alma glorifica al Señor, 
47 y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, 
48 porque se ha dignado fijarse en su humilde sierva. 
   Desde ahora me llamarán *dichosa todas las generaciones, 
49 porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. 
      ¡Santo es su Nombre! 
50 De generación en generación 
      se extiende su misericordia a los que le temen. 
51 Hizo proezas con su brazo; 
      desbarató las intrigas de los soberbios.
52 De sus tronos derrocó a los poderosos, 
      mientras que ha exaltado a los humildes. 
53 A los hambrientos los colmó de bienes, 
      y a los ricos los despidió con las manos vacías. 
54-55 Acudió en ayuda de su siervo Israel 
      y, cumpliendo su promesa a nuestros padres, 
   mostró su misericordia a Abraham 
      y a su descendencia para siempre. 


San Lucas 1:46 en adelante

Buscando una respuesta

A veces pienso que es las respuestas de Dios son el “concederme” mis pedidos. Tal vez así seria feliz.
Hoy mismo daría cualquier cosa por tener una relación perfecta de pareja, o vivir en condiciones más cómodas, o que Iván se cure mañana mismo. Tener el don de sanidad y que con solo poner las manos sobre el sea sano.
Pero Por lo que conozco de mi relación con Dios, no es así. Jesús no es papa Noel.
No viene con regalos a los que se portaron bien. Y solo una vez al año.
Jesús nació en un pesebre para enseñarnos que un Rey de Reyes y Señor de Señores no lo es por el lugar donde nace o por la condición económica de sus padres terrenales.
No somos escogidos por el lugar donde vivimos o por la herencia de nuestros padres. Somos Hijos de Dios y eso nos da el valor que tenemos, que no se mide por la fachada de una casa, el vehículo o burro en el cabalgamos o la marca de ropa que llevamos puesta.
El demostró que la religión no lleva más que a la muerte, y que los negociados usando el Nombre de Dios le dan rabia, mucha rabia.

Y en el templo halló a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, e instalados en sus mesas a los que cambiaban dinero.Entonces, haciendo un látigo de cuerdas, echó a todos del templo, juntamente con sus ovejas y sus bueyes; regó por el suelo las monedas de los que cambiaban dinero y derribó sus mesas. A los que vendían las palomas les dijo:

   —¡Saquen esto de aquí! ¿Cómo se atreven a convertir la casa de mi Padre en un mercado? 


El vino para confrontar ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados quedan perdonados" , o decir: "Levántate y anda" ?  Entonces hizo ambas cosas, porque para EL nada es imposible.
Se sentaba a comer con las prostitutas y estafadores a pesar de los chismosos que murmuraban. 
Para demostrar:  dime con quién andas y te diré que dejas en las personas que compartieron algo contigo.
No permitió que unos cuantos hipócritas apedrearan a la “adultera”.
Eso es demostrar ser un Rey de Reyes y un Señor de Señores. No necesitó ponerse la corona o brillar para que lo reconozcan aquellos que saben cuando Dios habla y no necesitan “señales”.
Y el regalo, la "gracia" la da todos los días a aquellos que la reciben solo creyendo, no es necesario tener un buen prontuario porque nos perdona, para eso fue la cruz.
Hoy es mi anhelo y mi deseo mas profundo que El Rey me oiga, que me hable, que me muestre donde quiere que esté y que quiere el que yo haga.
Todo lo demás, el lo puede cambiar. Ivancito esta en sus manos, yo no puedo , EL sí. Y todo lo demás también
Dichoso el que habita en tu templo,
      pues siempre te está alabando.
Dichoso el que tiene en ti su fortaleza,
      que sólo piensa en recorrer tus sendas.
Cuando pasa por el valle de las Lágrimas
      lo convierte en región de manantiales; 

   también las lluvias tempranas
      cubren de bendiciones el valle.
Según avanzan los peregrinos, cobran más fuerzas,
      y en Sión se presentan ante el Dios de dioses.
Oye mi oración, Señor, Dios Todopoderoso;
      escúchame, Dios de Jacob. 
Oh Dios, escudo nuestro,
      pon sobre tu ungido tus ojos bondadosos.
Vale más pasar un día en tus atrios
      que mil fuera de ellos;
   prefiero cuidar la entrada de la casa de mi Dios
      que habitar entre los impíos.
El Señor es sol y escudo;
      Dios nos concede honor y gloria.
   El Señor brinda generosamente su bondad
      a los que se conducen sin tacha.

Señor Todopoderoso, 

      ¡dichosos los que en ti confían!

Yo te responderé

Esta mañana le leía a mis 4 hijos, el libro de Job, mientras desayunábamos.
Job fue un hombre que sufrió mucho. Y su historia expone mucho el dilema del sufrimiento humano.
De un momento a otro un hombre que era muy rico, se queda en la miseria, y sus hijos mueren. Además contrae una especie de lepra. Lamentándose por no haber muerto antes de nacer y envidiando a los que fueron al sepulcro donde ya nadie sufre, ve venir a sus amigos”.
Ellos a quienes Job luego describe como un rio a donde lo gente sedienta llega y no encuentra mas que sequia. Eso es un amigo como los amigos de Job.
Quienes se encargan de “mostrarle” la verdad del sufrimiento.
Esta mañana leía en voz alta estas frases para mi atento público:
Ponte a pensar: ¿Quién que sea inocente ha perecido?
      ¿Cuándo se ha destruido a la gente íntegra?
La experiencia me ha enseñado
      que los que siembran maldad cosechan desventura.
El soplo de Dios los destruye,
      el aliento de su enojo los consume….
El libro de Job, la Biblia, capítulo 4 versos 7 al 9 

Llama, si quieres, pero ¿habrá quien te responda? 
      ¿A cuál de los dioses te dirigirás?
Job 5:1

Sin terminar de leer el párrafo, Lucas el protagonista de esta lucha, me interrumpe.
-¡eso es mentira! -, Los inocentes si, sufren.
A lo que agregó - y eso también!  Ayer en la colonia de vacaciones aprendimos que la Biblia dice:
"Clama a mí y yo te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes."-
                                                                                                                      Jeremías 33:3
Elifaz el amigo de Job, no estaba siendo de gran ayuda. Y Lucas sabe que no son ciertas sus palabras. Y Lucas cree que Dios lo escucha, y que El responde.

No olviden estas palabras, sí, hay quien responda, si hay Dios que escucha.
Y hoy después de leer algunos capítulos del libro de Job, oramos por Ivan.
Ivan necesita un milagro. Ayer los doctores del Garraham le dijeron que ya no  se puede hacer nada. La quimio no hace efecto. El cáncer es más fuerte. Pero no es mayor que Dios. Y aunque sabemos que los inocentes también sufren, creemos que podemos clamar, y El nos va responder.

Feliz Cumple

Fue el cumple y la pasamos muy bien. Se divirtieron mucho. Pensar que no iba haber fiesta. Pero así como siempre Dios nos regaló un cumple. Bien merecido. Abría regalos y gritaba y se quejaba cada vez que dentro del paquete encontraba ropa. El regalo que mas le gusto fue una pistola. A mí no me gustó para nada. Pero el regalo vino de una amiguita de mi hija, que tiene 13 años. Y lo conoce bien. Así que no ponderó en comprarle un juguete bélico, pero que lo hizo muy feliz. Y bueno por suerte es de plástico así que no creo que dure mucho. Tira unos balines muy pequeñitos y con poca fuerza, no puede lastimar a nadie pero si, se tragó uno. Si, se tragó una pelotita de plástico.  Bueno en fin.
Todos felices, ya que hacia mas de 20 días, que todos los días preguntaban, ¿cuando  es el cumpleaños de Lucas? Y la mas chiquita, todos los días preguntaba ¿hoy es?
Saben, allí en el fondo de mi corazón de madre, me duele mucho que todos los regalos ofrendas y “aplausos” sean para Lucas. Es cierto él  es el regalo de Dios para nosotros. Pero eso las nenas  no lo pueden entender así. Supongo que la mas chiquita esta bien acostumbrada porque desde que tiene uso de razón, Lucas no está por temporadas, y viaja muchísimo. Pero las otras dos conocieron la vida “antes de la enfermedad” habran notado los cambios. Y no me animo a pedirle a Dios ese tipo de cosas. Si ni el cumple de Lucas me animaba a festejar, habiendo cosas mas importantes. Pero bueno. Ya que una amiga fue generosa, en vez de invertir en más chucherías para e l cumple,  hice otra cosa.
De parte de su papá y yo o sus hermanas no hubo regalo. Entonces el 2 de diciembre a la mañana, le di a Lucas tres regalos envueltos con moño y todo. Esos tres regalos eran para sus hermanas. Esos regalos eran para que él les regale a ellas por su propio cumpleaños.
 Un vaquero para la “púber” de la familia, y unos conjuntitos para la otras dos.
Lucas y yo deberíamos pasarnos la vida entregando regalos a todos.
Por lo menos a aquellos que siempre nos ayudaron y nunca nos reclamaron nada. Y si porque esta es una historia real. Y en las historias reales los malos existen siempre. Y pocos pero existen, los que me reclamaron devolver los favores.
No importa, lo importante es que las nenas tuvieron su cuota de sorpresa y dicha, ya que ellas son parte de mi lucha, de mi aguante. Ellas entraron en la batalla sin posibilidad de elección. Sufrieron la angustia, y tuvieron que prescindir de mi, por el. También merecían un regalo.
Porque fueron las primeritas en recibir los golpes de esta guerra. Que tal vez debió haberse llamado “Mis hijos y yo en la lucha contra el cáncer”.





No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...