El canto de Maria

46 Entonces dijo María: 
—Mi alma glorifica al Señor, 
47 y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, 
48 porque se ha dignado fijarse en su humilde sierva. 
   Desde ahora me llamarán *dichosa todas las generaciones, 
49 porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. 
      ¡Santo es su Nombre! 
50 De generación en generación 
      se extiende su misericordia a los que le temen. 
51 Hizo proezas con su brazo; 
      desbarató las intrigas de los soberbios.
52 De sus tronos derrocó a los poderosos, 
      mientras que ha exaltado a los humildes. 
53 A los hambrientos los colmó de bienes, 
      y a los ricos los despidió con las manos vacías. 
54-55 Acudió en ayuda de su siervo Israel 
      y, cumpliendo su promesa a nuestros padres, 
   mostró su misericordia a Abraham 
      y a su descendencia para siempre. 


San Lucas 1:46 en adelante

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...