Ir al contenido principal

Feliz Cumple

Fue el cumple y la pasamos muy bien. Se divirtieron mucho. Pensar que no iba haber fiesta. Pero así como siempre Dios nos regaló un cumple. Bien merecido. Abría regalos y gritaba y se quejaba cada vez que dentro del paquete encontraba ropa. El regalo que mas le gusto fue una pistola. A mí no me gustó para nada. Pero el regalo vino de una amiguita de mi hija, que tiene 13 años. Y lo conoce bien. Así que no ponderó en comprarle un juguete bélico, pero que lo hizo muy feliz. Y bueno por suerte es de plástico así que no creo que dure mucho. Tira unos balines muy pequeñitos y con poca fuerza, no puede lastimar a nadie pero si, se tragó uno. Si, se tragó una pelotita de plástico.  Bueno en fin.
Todos felices, ya que hacia mas de 20 días, que todos los días preguntaban, ¿cuando  es el cumpleaños de Lucas? Y la mas chiquita, todos los días preguntaba ¿hoy es?
Saben, allí en el fondo de mi corazón de madre, me duele mucho que todos los regalos ofrendas y “aplausos” sean para Lucas. Es cierto él  es el regalo de Dios para nosotros. Pero eso las nenas  no lo pueden entender así. Supongo que la mas chiquita esta bien acostumbrada porque desde que tiene uso de razón, Lucas no está por temporadas, y viaja muchísimo. Pero las otras dos conocieron la vida “antes de la enfermedad” habran notado los cambios. Y no me animo a pedirle a Dios ese tipo de cosas. Si ni el cumple de Lucas me animaba a festejar, habiendo cosas mas importantes. Pero bueno. Ya que una amiga fue generosa, en vez de invertir en más chucherías para e l cumple,  hice otra cosa.
De parte de su papá y yo o sus hermanas no hubo regalo. Entonces el 2 de diciembre a la mañana, le di a Lucas tres regalos envueltos con moño y todo. Esos tres regalos eran para sus hermanas. Esos regalos eran para que él les regale a ellas por su propio cumpleaños.
 Un vaquero para la “púber” de la familia, y unos conjuntitos para la otras dos.
Lucas y yo deberíamos pasarnos la vida entregando regalos a todos.
Por lo menos a aquellos que siempre nos ayudaron y nunca nos reclamaron nada. Y si porque esta es una historia real. Y en las historias reales los malos existen siempre. Y pocos pero existen, los que me reclamaron devolver los favores.
No importa, lo importante es que las nenas tuvieron su cuota de sorpresa y dicha, ya que ellas son parte de mi lucha, de mi aguante. Ellas entraron en la batalla sin posibilidad de elección. Sufrieron la angustia, y tuvieron que prescindir de mi, por el. También merecían un regalo.
Porque fueron las primeritas en recibir los golpes de esta guerra. Que tal vez debió haberse llamado “Mis hijos y yo en la lucha contra el cáncer”.





Comentarios

Una gran verdad y una hermosa forma de hacerlo. Las peques muchas veces sufren las ausencias, la angustia, el no comprender y jamás reclaman. Otra coincidencia Elda, la peque creció con esta enfermedad, y la grande se masticó de a poquito, sin reclamar, excelente en la escuela, en lo de alguien siempre, en la colonia, la escuela, o donde fuera.
En la lucha participa toda la familia y es bueno poder reconocerlo y darles ese espacio.
Un beso grande
Caro
Anónimo dijo…
Interesante articulo, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)
Nenina dijo…
encuentro una magnifica idea lo que has hecho! el que tu peque le entregue regalos a sus hermanas es hermoso y te ayuda tanto a ti como a ellas a sentirse presentes. no que no lo estén ni que no las tomen en cuenta, pero es verdad que la enfermedad roba mucho tiempo y hace que todo cambie.
me alegra mucho saber que tu hijo recibió su cumple :D es una fiesta que no tiene por que ser grande. lo que importa es que sea bella y les saque a cada uno unas cuantas sonrisas.
y que vengan muchos mas cumpleaños!!
saludos
Nenina
Daia Galeano dijo…
me sentí muy tocada, sobre todo en la última parte...hermoso gesto de una madre, de un hermano, simplemente para decir "Gracias, sin ustedes esta lucha no la ganaríamos" y la flia cumple un rol fundamental aquí...lo sé...me gusta mucho el ejemplo que brindas a tus hijos y a toda la gente que puede conocer tu historia...una mujer valiente, luchadora y noble...Un abrazo fuerte! y feliz cumple al pequeñín :)
Faith dijo…
Me encantó que Lucas le diera regalos a sus hermanas por su cumpleaños... Es algo asi como navidad, es el cumpleaños de Jesús y todos los niños del mundo reciben los regalos!

Y si, tus hijas también estuvieron en la lucha.... Nosotros vivimos esa lucha con mi sobrino mayor, y la verdad luchamos todos, cada uno desde su puesto, hasta su hermano recién nacido luchó sin saberlo, aunque sea regalándonos sonrisas en las ausencias y en los momentos de mayor dolor.

Un abrazo y feliz cumpleaños para todos los soldados!

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…