Seducir a Dios

Seducir a Dios
                No podía dormir así que me levanté a preguntarle a Dios unas cuantas cosas. Estoy buscando un milagro importante para unos amigos que lo necesitan. Tenemos que contrarrestar con fe un veredicto de la medicina.
Y tenía una duda. Pensaba que a veces no me atrevo a pedir cosas difíciles, porque pienso que como no soy perfecta y tengo pecados, Dios no me va dar lo que pido. ¿Quién no tiene pecados? Nadie. Entonces nadie podría pedir nada.
Y recordé que en el libro de Santiago capitulo 2 verso 23 dice:

Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Le fue contado por justicia! ¿Me entienden? Dios lo consideró justo, porque Abraham le creyó.
Si alguien fue criado en un hogar con una alta disciplina y altos valores morales, va poder cumplir con las innumerables leyes de perfecto comportamiento. La obediencia es una cuestión de hábitos, y esfuerzo personal. Pero aunque nos esforcemos, todo termina en esta verdad:
      No hay un solo justo, ni siquiera uno                                              Romanos 3:10
Pero como a Dios no lo vemos, hay un requisito superior, uno mas sublime, para alcanzar atraer a Dios. Entonces leí el libro de Hebreos capitulo 11, donde la biblia habla de los padres de la Fe.

 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.                       Hebreos 11:6

Por eso Abraham fue llamado amigo de Dios Por eso cautivo la mirada y el interés de Dios. Porqué no puso peros, solamente creyó.
Y Abraham no era perfecto. Dios le prometió un hijo con su esposa estéril. Y también dudaba a veces. Un dia dudo tanto que hasta tuvo un hijo con una criada porque pensó que la promesa de Dios se estaba tardando. Y un dia su esposa no solo estéril si no que ahora también era anciana, tuvo un bebé. Dios se lo prometió y cumplió.
Hay una sola forma de alcanzar la perfección, y  una vez mas es por fe. Es creer que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y estos están pagados y estamos perdonados infinitamente. Y por eso el Espíritu Santo habita en nosotros y nos avisa cuando algo que vamos hacer a Dios no le gusta. Así de fácil, Creer.
Ahora estoy mas tranquila. Sé que aunque no soy perfecta, puedo pedirle un milagro. Ya no es Lucas, pero ya se como seducir a Dios. Le creo.

1 comentario:

jazmin dijo...

Gracias Elda por tus palabras! el 2011 es el anho de la mayor fe! Te mando un abrazoo!

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...