Mama de 4

Les cuento que mi taller de pintura arrancó con unas alumnas tan especiales, que hacen que la mañana se convierta en una reunión de amigas donde compartimos de todo y de paso nos relajamos pintando. En la casa de Amparo, que me cedió su hogar para realizar mi taller.

Es que nosotros somos una familia “muy acomodada”. (Entramos 6 en un pequeño departamento), y no me da el espacio para trabajar.

Salimos muy temprano, (sí, me llevo conmigo a mis 4 hijos), y la poco amable línea 15 de ómnibus, nos lleva en unos 20 minutos de viaje a la casa de mi amiga.

Estas líneas de colectivo de Asunción, todavía conservan ese aparato medieval anti-niños, anti-embarazada, anti tercera edad, anti discapacidad. El aparato ese, se llama molinete. Y no le permite subir a nadie que no tenga un óptimo estado físico. Los niños que aun no pagan boleto, deben agacharse y pasar por debajo. No sé cuantas veces escuché en el noticiero y leí en el diario que ese aparato estaba prohibido. Pero acá la ley a veces, no existe. Este artefacto viola derechos humanos. Con una silla de ruedas o muletas o solo con un simple sobrepeso no intentes subir a la línea 15.

Con cuatro hijos, hay que hacer malabarismos para subir y bajar para sostenerlos que no se caigan y no se lastimen. ¿Demandar? ¿Justicia? ¿Con que fin? ¿Más tensión? Si, sé que nadie me va da dar importancia. No importa quién seas , si el mejor Blog del Paraguay o algún medio importante de comunicación, nunca tendrás tanto poder como los empresarios dueños de las líneas de colectivo. Y para que el colectivero frene y espere que una se baje, hay que pedir amablemente, o gritar según el caso. Tengo mas esperanzas que Dios me regale la posibilidad de tener mi auto propio antes de que estos empresarios cumplan la ley o los representantes de la justicia la hagan cumplir. Ya me quejé. No es bueno quejarse pero alguna mamá lo tiene que decir, y bueno para eso estoy acá.

Pero puedo hablar bien de otras cosas de esta ciudad. Uno de los lugares donde quizás más me puedan encontrar es el supermercado. Lugar obligatorio a diario en mi vida. El sábado cobre algo y pensé ir a la peluquería y comprarme un vestido. Ja! LLegué al súper y mande mis planes al …carrito. Y confieso que camino un kilometro porque me gusta mas el ambiente de un supermercado. Ahí donde hasta la música funcional, y la atención es agradable. Donde me parece que todo esta mas limpio. Hace años que soy asidua de ese Super. Tengo que destacar que todas las personas que pesan verduras y atienden son muy amables. Pero en especial hoy quiero homenajear a esta chica que hace años me trata con una sonrisa cuando pesa la comida que compro. Se las recomiendo. Gracias a gente como ella, me olvido por segundos que la plata no me alcanza, y que la línea 15 existe. Y ya que el super es parte importante de mi día, una sonrisa y un trato amable ayudan mucho.

Y termine comprándole unas capelinas a mis princesas. Si uno tiene nenas no puede dejar de verlas alguna vez con sombreros tipo Sarah Kay.
Dios es fiel y dice la biblia que el provee. El provee no solo dinero, provee paciencia, fe, salud, templanza (para soportar los molinetes) y paciencia para esperar y resistir las situaciones que no salen como nosotros las hubiéramos deseado. Gracias por seguir allí, y por sus comentarios que son muy importantes para mí. Aprecio mucho las cartas de cada uno de ustedes. Buen inicio de semana.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Paula Morayta dijo...

Hola Elda, soy la hermana de carola Esperanza, solo decirte que estoy del otro lado de la pantalla, pero de "tu" lado en la lucha. Todavía duele mucho mucho lo de Joaquin, pero acá estamos... Mucha fuerza.

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...