Ir al contenido principal

Que inseguridad...

Hace rato que tenia abandonado mi blog. Y debo confesar  que mucho de lo que quiero decir últimamente lo pienso dos veces o tres o cuatro...
Hoy Dios me salvó de algo muy feo. Deje a mi nena en el colegio y me subí a la línea 56  a las 8:30 de la mañana, el bus estaba casi vacío. Un delincuente, me atacó en el bus, de atrás, yo estaba sentada, y me apretó la cara, me tapo la boca, me torció el cuello.  No entiendo cual fue su intención, porque no me robó nada. Tenía mi bolso con mi laptop, y en mi cartera los celulares y dinero.
Debió haberme sacado todo, yo no puse resistencia, solo intentaba que me saque las manos de encima, fue desesperante. En ese instante me despedí de mi cartera, de mi computadora, de todo. Si él hubiera contado con un arma blanca, me despedía de este mundo también.
Cuando pensé lo que me pasó, recordé muchas cosas. Primero: esta laptop con la que escribo fue un regalo de Dios, que Punto Py me regalo como premio por tener El Mejor Blog del Paraguay. Segundo: Ese que me cuida, me puso en este mundo con un propósito y aun no lo terminé. Tercero: ese propósito es que yo les cuente a todo el que me lee, lo que Dios hace. No importa si no me creen. No importa si me dicen religiosa. No importa si me dicen fanática. Dicen por ahí que tengo influencia en las redes sociales. Y quiero aclararles que lo que ven es solo el reflejo del Brillo de Cristo que por rebote me hace brillar, pero no es brillo propio soy como la luna, no tengo luz, soy un satélite nomas. No quiero tener seguidores ni lectores por compromiso, quiero que entiendan lo que vivo y porqué. No me interesa que me crean, anhelo  que ustedes mismos lo comprueben en sus propias vidas. Cada persona tiene una relación diferente con Dios. Y nadie es portador del “polvo mágico” de cómo llegar a Dios, solo la misma persona de Dios, tocando a cada uno.
Hoy Él estuvo presente de nuevo en mi vida,  fueron ángeles, y para algunos seguro fue suerte.
Estudiar periodismo, tener muchos seguidores, mucha gente que me lee, me cohibió bastante. Debo confesar que cuando escribía para mis amigos más cercanos, lo hacía con más libertad de expresión. El temor no es que me juzguen, que por cierto a los que les divierte decirme cosas feas, les agradezco el ayudarme a desarrollar el amor al enemigo,  la paciencia, benignidad, mansedumbre y templanza. Ustedes son una bendición para mi vida de todos modos, aunque no les guste. Por suerte son poquitos, muy poquitos.
Dios hizo miles de milagros que he relatado en este blog, y hoy hizo uno más. Por eso estoy plenamente agradecida.  No sé cómo fue, no estoy segura de cómo lo hace. Solamente sé que me cuida y hace cosas muy locas conmigo. Sanó a mi hijo y me hizo ser lo que soy.
Como dijo el ciego ante la insistencia de los fariseos, - no sé si es pecador el que me sano (hablaba de Jesús);  solo que se que era ciego y ahora veo.


Comentarios

Faith dijo…
Debes haber pasado un momento terrible. Gracias a Dios solo fueron cosas materiales, aparte del susto, claro. Lo mas valioso, tu vida, quedo intacta. Tengo ganas de preguntar, y seguro muchos piensen lo mismo, el conductor no vio nada? De las pocas personas, nadie Pudo hacer nada? A lo mejor también se paralizaron, o por su propia seguridad tienen que hacerse ciegos.

Sabes que? Como tu misma das a entender, este episodio desesperante ha sido un recordatorio de tu misión, que no la has termnad de cumplir..... Así que luego de un descanso, un recito relajante, un abrazo de tu esposo y tus hijos, levantare sigue adelante. Tienes mucho trabajo que hacer.

Un abrazo. Siempre te leo, sabes por que? Porque me gusta tu historia y la de tu hijo, porque me gusta lopque escribes y como lo haces.
Ay!! Elda, pienso en lo que pasaste y la angustia. Y sé que tu accionar siempre dulce para aquellos que te necesitan te llena de fuerza para afrontar estas cuestiones.
te mando un beso re grande.
Vi en Tw que me mandaste un mensaje hace unos días, cualquier cosa mandame mensaje privado y te mando mi mail, o por el facebook que se pueden escribir mensajes más largos. espero no llegar tarde a la cita.
Otro beso para vos y para todos los chicos
BeLeN dijo…
ESCANDALO ELDA!! sabes por algo pasan las cosas!mi mamá siempre me dice que Dios no nos manda tareas ni dificultades que no podamos superar....

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…