jueves, 27 de enero de 2011

Pasó el susto

Hace unos días me asusté. Encontré visitantes en las cabezas de mis niños. (Piojos, si) hasta a la madre mas dedicada se les aparecen estas pestes. Corrí al Mercado 4 (Si quieren conocer el Mercado 4, un lugar muy tradicional de Asunción, que no deberían dejar de conocer si alguna vez vienen al Paraguay)
Me fui  a buscar un desconocido "ungüento de soldado" que vino recomendado de mi abuela. El bendito ungüento es infalible. Me costó un Perú encontrarlo porque ya casi no se fabrica. No es veneno, es vaselina con no se que, que impide que los piojos puedan picar porque patinan y no pueden poner sus huevos porque la grasa no les permite que se peguen,  Eliminó los visitors de una. Ah sí, me pase la semana lavando, revisando, y peinando dementemente cuatro cabezas.
Pero eso no fue lo que me asustó. No. Los piojos no son ningún drama. Solo dan mucho trabajo.
Mientras peinaba a Lucas, le dije (era mas practico) si podía cortarle el pelo bien cortito. Y me dijo ni loco, mejor los piojos…Y bueno después de haber estado dos años pelado, los piojos son un privilegio de los que andamos con melenas.  El problema fue cuando peinándolo con el peinecito ese de metal encontré que detrás de la oreja “algo” le dolía. Era una pelotita. Y me asusto mucho. No les miento, me bajó la presión. Le hable a mi marido y cuando llegó lo revisó. Lucas no quería ni que lo toquen. Rápido, mire en la web si en ese lugar del cuerpo había ganglios linfáticos. Y que creen si, los hay.
Eso me puso peor. Lo primero que pensé fue llevarlo a Buenos Aires de inmediato (1800 km). ¿Un ganglio? Eso bien podría significar tantas pero tantas cosas. ¿Podría Dios permitir que mi mundo se caiga de nuevo?  Si ya sé que todos los niños tienen ganglios y que podría ser cualquier cosa pero en un niño con un antecedente de linfoma como él, no.  No, no es fácil. Mi cable a tierra (esposo) me dijo que espere que no me preocupe, vamos a darle unos días a ver si no es un golpe o algo así. Y bueno, pasó en dos días la pelotita desapareció y respiré. Ya no le duele nada.
La vida es parecida, nos parece una catástrofe un piojo, hasta que recordamos que hay cosas que si, ameritan preocupación. La circunstancias son lo “terrible” que nos permitamos que sean. Con todo lo que Dios me acompaño hasta aquí, todavía me doy el lujo de dudar y tener miedo.
En unos minutos  “ni plaga tocara tu morada” (salmo 91:10)  no era promesa de Dios cumplida, porque un piojo me miraba y se me  reía en la cara.
Pero cuando veo a mi hijo sano, corriendo y con pelo y cuando puedo descansar pensando que si era un ganglio, mi mundo no se va caer, porque El que me da fuerzas y recursos y siempre estuvo allí, sin cambiar o dejarme sola, porque no duerme. Entonces yo me rio del piojo. Al piojo, yo lo puedo eliminar, si, con mucho trabajo, pero lo eliminé. Elda puede contra los piojos, como cualquier madre. Si uno se da cuenta que a veces las catástrofes de la vida son cosas que tal vez lleven mucho esfuerzo, pero se pueden superar.
Sin embargo hay situaciones en la vida con las que uno no podría. Entonces tomemos la vida con soda. ¿Yo puedo? Lo hago. Listo,  a  trabajar. ¿Yo no puedo? Listo, a orar. El tiene todo bajo su control. Y la respuesta la tiene El, aunque la situación no cambie. Todos tenemos imposibles. Pero para todos está esto:
Salmos 91 -Morando bajo la sombra del Omnipotente-

1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
3 El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.
7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.
8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.
9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,
10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.
11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.
12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.
13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.
14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.
16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.



domingo, 23 de enero de 2011

Mama de 4

Les cuento que mi taller de pintura arrancó con unas alumnas tan especiales, que hacen que la mañana se convierta en una reunión de amigas donde compartimos de todo y de paso nos relajamos pintando. En la casa de Amparo, que me cedió su hogar para realizar mi taller.

Es que nosotros somos una familia “muy acomodada”. (Entramos 6 en un pequeño departamento), y no me da el espacio para trabajar.

Salimos muy temprano, (sí, me llevo conmigo a mis 4 hijos), y la poco amable línea 15 de ómnibus, nos lleva en unos 20 minutos de viaje a la casa de mi amiga.

Estas líneas de colectivo de Asunción, todavía conservan ese aparato medieval anti-niños, anti-embarazada, anti tercera edad, anti discapacidad. El aparato ese, se llama molinete. Y no le permite subir a nadie que no tenga un óptimo estado físico. Los niños que aun no pagan boleto, deben agacharse y pasar por debajo. No sé cuantas veces escuché en el noticiero y leí en el diario que ese aparato estaba prohibido. Pero acá la ley a veces, no existe. Este artefacto viola derechos humanos. Con una silla de ruedas o muletas o solo con un simple sobrepeso no intentes subir a la línea 15.

Con cuatro hijos, hay que hacer malabarismos para subir y bajar para sostenerlos que no se caigan y no se lastimen. ¿Demandar? ¿Justicia? ¿Con que fin? ¿Más tensión? Si, sé que nadie me va da dar importancia. No importa quién seas , si el mejor Blog del Paraguay o algún medio importante de comunicación, nunca tendrás tanto poder como los empresarios dueños de las líneas de colectivo. Y para que el colectivero frene y espere que una se baje, hay que pedir amablemente, o gritar según el caso. Tengo mas esperanzas que Dios me regale la posibilidad de tener mi auto propio antes de que estos empresarios cumplan la ley o los representantes de la justicia la hagan cumplir. Ya me quejé. No es bueno quejarse pero alguna mamá lo tiene que decir, y bueno para eso estoy acá.

Pero puedo hablar bien de otras cosas de esta ciudad. Uno de los lugares donde quizás más me puedan encontrar es el supermercado. Lugar obligatorio a diario en mi vida. El sábado cobre algo y pensé ir a la peluquería y comprarme un vestido. Ja! LLegué al súper y mande mis planes al …carrito. Y confieso que camino un kilometro porque me gusta mas el ambiente de un supermercado. Ahí donde hasta la música funcional, y la atención es agradable. Donde me parece que todo esta mas limpio. Hace años que soy asidua de ese Super. Tengo que destacar que todas las personas que pesan verduras y atienden son muy amables. Pero en especial hoy quiero homenajear a esta chica que hace años me trata con una sonrisa cuando pesa la comida que compro. Se las recomiendo. Gracias a gente como ella, me olvido por segundos que la plata no me alcanza, y que la línea 15 existe. Y ya que el super es parte importante de mi día, una sonrisa y un trato amable ayudan mucho.

Y termine comprándole unas capelinas a mis princesas. Si uno tiene nenas no puede dejar de verlas alguna vez con sombreros tipo Sarah Kay.
Dios es fiel y dice la biblia que el provee. El provee no solo dinero, provee paciencia, fe, salud, templanza (para soportar los molinetes) y paciencia para esperar y resistir las situaciones que no salen como nosotros las hubiéramos deseado. Gracias por seguir allí, y por sus comentarios que son muy importantes para mí. Aprecio mucho las cartas de cada uno de ustedes. Buen inicio de semana.

jueves, 20 de enero de 2011

Sin palabras

Estuve en silencio porque me quede sin palabras.
Que alguien como yo, que necesita escribir para que alguien la escuche, porque poca gente sabe “oir”, se quede sin palabras, es grave.
Cuando la mayoría en este submundo privilegiado del  Social Media, de la competencia, de la tolerancia intolerante, de la igualdad desigual,  entres los que tienen muchos fans muchos seguidores, de los que “influencian” de los que “impactan” de los que son líderes.
Bla bla. O sea de los que de una u otra forma demuestran tener “poder, sobre otros”.
Y de alguna manera lo veo en ámbitos que parecieran diferentes. Entre los “sabelotodo” de este mundo del Internet, hasta los sabelotodo del liderazgo. Lo lamento si te sentís aludido, pero si es así, a vos te hablo.
En esta lucha que si es real. En esta lucha que la semana pasada me dejó muy golpeada por la pérdida de alguien importante. Estas palabras de dolor me dejaron sin mensajes:
-Elda: porque a mi Dios no me escucho, que me faltó, que no hice-
Pregunta a la que no dare respuesta porque no la tengo. Nunca sabré los designios del Altísimo. No podría cuestionarlo. Aunque ese dia, lo hice. Y creo que Dios me tiene paciencia porque me enoje con él y se lo dije. -Pudiste evitarlo-. (si  tenía algún rayo disponible pobre de mi).  Si, me enojo con Dios también.
No tengo el poder de la influencia, no soy exitosa, tengo miedo, soy insegura y pobre. Aunque a muchos esa palabra les sea incomprensible en un creyente. Señores, soy creyente, y soy pobre si van  a medir las riquezas según el ingreso de mi familia y mis condiciones de vida.
En este mundo donde la comunicación se volvió tan fácil, Santiago, mi amigo con parálisis no recibe ni una sola visita. Porque ir a verlo no da poder, ni deja seguidores, ni demuestra cuán influyente uno es.
Y el Único que influenció, de verdad, que no se vendió, que no buscaba poder ni reconocimiento terrenal, el único que no tenia donde dormir, que anduvo en burro, y que solo tenía 12 followers (uno trucho)  a ese único, pocos lo buscan. Porque siguiéndolo de verdad a él, no tenés asegurado poder, ni dinero ni fama y menos plata. El solo aseguró eternidad, y libertad del pecado. Y  la recompensa no es muy valorada por los motores de búsqueda.
Lucas debe viajar entre febrero y marzo una vez más a un control, y comienza el colegio con infinitos gastos x 4. Y si, la verdad me preocupo, mentiría si dijera que estoy con la fe a su máximo potencial. Me preocupa. Vivo en un mundo real.  Así que empecé este enero enseñando  pintura, ya tengo 5 alumnos.  Pero me faltan unos cuantos más. Si de por ahí conocen a alguien que quiera estudiar o comprar cuadros, acá su servidora, esta buscando trabajo. Me gustaría no pedir ayuda a los padrinos que nunca dejaron de darnos una mano Dr. R, V. S. y  P., porque prefiero ganarme con mi trabajo lo que cuesta seguir con
Mi hijo y yo en la lucha contra el cáncer….

viernes, 14 de enero de 2011

La Hamaca

Hoy de 12:00 a 15:00 hora paraguaya, escuchen el programa La Hamaca que conduce mi amiga querida Paola Martinez, podrán ganarse una Beca para estudiar conmigo pintura!!

Click acá y se van para la radio!!

Y aca el Fan page de "La Hamaca" para anotarse!!

jueves, 6 de enero de 2011

2011

Comenzó  el 2011.
                Sin grandes fiestas. Pasamos Navidad en mi casa, con una comida sencilla. Pudimos ir dos veces a Rakiura, que para los chicos fue lo máximo. Para nosotros fue un lujo, no solemos ir a ningún balneario y hasta ahora desde que Lucas se enfermó no habíamos podido salir así, y de eso ya hace cuatro años.  Casi no me metí al agua porque no me animaba a ponerme un traje de baño.  Ya los años y los embarazos no vinieron solos, y encima esta computadora que me mantiene sentada mas de lo acostumbrado, bueh. Pero era tan lindo ver  a los chicos en la pileta que no aguanté. Solo recordé ese enero en que Lucas y yo teníamos que soportar (el mas que yo) la sala de Hospital de Dia, y las ocho horas de quimioterapia. Cuando ni sabíamos que era época de verano, y que los demás tomaban sol o cosa alguna parecida. Nuestra única meta era sobrevivir. Y miraba las olas artificiales, pero olas al fin y a mi marido jugar en el agua con los chicos y a Lucas sacar hasta la última gota de su energía y créanme, es mucha, para aprovechar cada momento en el agua. Nunca habíamos estado en un lugar tan lindo.
Así que pensé, y para cuando la vida Elda? Así que me puse la malla y ahí estuve. Que bien la pasamos. Todos y cada uno de nosotros, las nenas, la que ya no es tan nena, todos lo disfrutamos al máximo. Cada vez quedan más lejos las secuelas, de a poco vamos ordenando sentimientos, y lo digo por mí misma más que por otros. Tendrían que ver correr a Lucas que supuestamente tiene un pulmón con 40% de funcionamiento. Ni se lo imaginan.
Hay cosas difíciles de cambiar aun. Pero se algo: ya empecé. Y todo lo que les conté es parte de una promesa de Dios para mí y para el que quiera creerla y hacerla suya.
Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús
Filipenses 1:6
Si Dios comenzó una Buena obra la va completar. Pero no de un dia para el otro. Un cambio implica cambio de hábitos.
No para obtener vida eterna porque esa no la conseguimos más que por regalo. No por santos. Si no para sacarle más provecho a esta vida de la tierra.
Además de pasear, compartimos del milagro de ver a un amiguito que esta ganándole al cáncer dia tras dia. Y cuando le duele algo, oramos. El otro dia sucedió para mí un milagro. El estaba con dolor de panza. Y nos llamo su papa, y nos pusimos a orar por el mi esposo, mi hija y yo. Y saben? el dolor pasó. Ni hizo falta usar morfina. Porque habíamos leído una hora antes esto:
Además les digo que si dos de ustedes en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será concedida por mi Padre que está en el cielo. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.  Mateo 18
No sé si lo creen o no. Yo prefiero creer como un niño, como ese niño que hoy cree que los reyes magos están repartiendo regalos toda la noche. Yo creo que Jesús si reparte milagros todos los días. Acá los Reyes no van a llegar hoy. Pero tal vez lleguen el domingo o la otra semana. Mis niños saben que a veces no se puede. Están entrenados para esperar. Y nosotros también. Y no es falta de fantasía, es que no se dio como muchas otras cosas que tampoco nos sacan la alegría de estar juntos y vivos.

Gracias por compartirlo

Mis libros son de

Atención

Si encuentran alguna explicación médica, es únicamente lo que yo como mamá, en el proceso, entendí.

Nada de lo que esta escrito debe ser usado como referencia de diagnostico o síntoma.

Hoy Lucas esta en remisión, y vive normalmente.