Ir al contenido principal

Mi cumpleaños Feliz

Corría el 7 de enero del 2008, casi no había sentido el calor del día, porque desde las 8 de la mañana hasta las seis de la tarde estuvimos en el sillón de Hospital de Día, del Hospital Gutiérrez. Seguro los Power Rangers, y Cartoon Network nos sacaban un rato del dolor que producían en nosotros la vía, los gritos de Amalia y los llantos de los otros chicos. La impecable sala llena de juguetes y cuadros de animalitos que intentaban alegrar la vista parecían esforzarse en vano, el dolor era muy fuerte. Adriamicina, Cisplatino y esas cosas sonaban en nuestras mentes.  -¿Falta mucho? Me duele la panza, vamos ya-…eran las repetidas frases de Lucas que con siete años recién cumplidos, se controlaba para no sacarse la vía y salir corriendo. Yo no tenía nada en mi mente, eso, nada. Solo prestar atención al suero, que no se mueva la vía,  que no se hinche la mano, tratar de que Lucas no pierda los estribos. Tal vez intercambiaba algunas palabras con las otras mamas, pero Amalia nos prohibía hablar. Tensión y presión eran poca cosa. La doctora ya me había puesto en aviso, las ultimas quimios son las más toxicas, tal vez ya no se puedan hacer ambulatorias. Pero ni Lucas ni yo queríamos volver a vivir la desagradable experiencia de la internación. Así que decidí probar la quimio ambulatoria a ver si resistía. A eso de las seis y media de la tarde se termino la última gota de suero. Salimos a tomar el 29, que va a La Boca, lo llevaba upa, no se podía mover. Cruce apenas Alte. Brown.  A eso de las 10 de la noche Lucas no había podido tragar una gota de agua. Se sentía mal. No me acuerdo mucho mas, solo que estábamos en emergencias, con el aire fuerte en una sala aislada, y pasamos la noche allí. Le pusieron suero, y llegaron las 12 de la noche. Entonces creo que por el Messenger de mi teléfono Raquel Amarilla (prima, amiga, mujer que me cubre con sus oraciones)  me dijo “feliz cumpleaños, ya es 8 de enero”. Cumplía 33 años. Empezaba un año de mi vida en que todo sería así como ese minuto en el que comenzó. Mi única familia presente luchaba por sobrevivir. Estaba tremendamente sola. A la mañana llego la “doc” de “onco” y nos pasaron a la Unidad “diez”. Ya allí me llamo mi hermano, me dijo feliz cumpleaños y me pregunto que necesitaba, hacía mucho calor, los aires no andaban, y me compro un ventilador. Me cargo crédito en el cel. Se quedó con Lucas para que yo fuera a comprar artículos de aseo personal y alimentos al supermercado.  Mi hermano estuvo conmigo en lo que se debería titular el peor cumpleaños de mi vida. Pero no se va llamar así. Hoy el 8 de enero del 2011, cuatro años después, mi día fue muy diferente. Tuve todo lo que en ese momento aciago hubiera querido tener. Lucas corriendo y molestando de ida a la iglesia de venida y en ella XD. Mis hijos sentados en la mesa conmigo, mi cama al despertar, mi baño.  La mejor ropa de fiesta: ese short más cómodo y viejo con una remera suave, con cero elegancia, descalza. Esa es mi mejor tenida, porque me recuerda que estoy en mi casa, con los míos, en Asuncion del Paraguay. Eso es un regalo de cumpleaños venido directamente de Dios. Una fiesta virtual de un centenar de personas deseándome lindas cosas a quienes les agradezco infinitamente el detalle. Y Lucas en remisión. Ese año 33 fue difícil, pero mirándolo desde hoy, puedo ver que Dios me acompañó y no me dejo sola. No fue el peor cumple, fue el más sostenido por Dios. Ese año Dios no me podía dejar ni un minuto o me desmayaba.  Gracias por tu regalo Señor: la Vida.


Bendito sea Jehová,
 Que oyó la voz de mis ruegos.
Jehová es mi fortaleza y mi escudo;
 En él confió mi corazón, y fui ayudado,
 Por lo que se gozó mi corazón,
 Y con mi cántico le alabaré.
Salmo 28:6 y 7 

Comentarios

Anónimo dijo…
Feliz cumple!!! Me encanto leer tu reflexion y ver como siempre estas tan agradecida, y ves el lado positivo inclusive en esos peores dias!! Gracias por mostrarnos como se debe valorar la vida!!!
Sara dijo…
Admiro tu fortaleza, tu paciencia y sabiduría por tanta templanza. No en vale esta el dicho que MADRE HAY UNA SOLA!Felicitaciones por tu cumple tu flia. tu manera tan sencilla y sincera de ser.

Entradas más populares de este blog

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

Soy experta

Hoy estaba en el supermercado seleccionando verduras y en ese contexto llegó este post a mi cabeza. Repollo, tomates a diez mil guaraníes el kilo, olores y colores, ese fue el detonante inspirador.  Todo comenzó cuando estiré del rollo ese de donde se desprenden las bolsas de polietileno. La corté de un solo tiro. Eso no es fácil, son años. Después encontré papel higiénico de oferta, mientras calculaba los ingredientes que me faltaban y hacía las cuentas mentales para no comprar lo que estoy segura es más económico en otros comercios. Al salir de ahí fui a dos lugares más, un distribuidor de lácteos y otro supermercado. Casi todos los días hago eso, si no lo hago yo, envío a alguno de mis hijos teniendo en mi mente cada góndola y precio, cada vendedor callejero y sus horarios. Además, manejo los “metadatos” (información de la información) Y un diagrama de flujo mental que me dice en segundos las posibilidades de cambiar o no la característica del producto o no según presupuesto o exist…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…