Ir al contenido principal

Mi papá y su gran herencia

Desplomada del cansancio y con baja presión como consecuencia de los 43 grados de calor que esta semana queman las tardes de Asuncion, me senté a mirar la tele. Casi nunca lo hago, a excepción de cuando yo misma salgo allí (jeje). Haciendo zapping, como no tengo cable, me vi obligada a elegir entre unos programas de chismes y unas novelas. Al final, como estaba sin internet, me quedé con la novela. Evidentemente me sentía mal. En fin, me dí ese desliz, y como no había otra cosa me enganché con uno de esos culebrones donde siempre es la misma historia y uno sabe perfectamente cómo va terminar todo. La creatividad de los productores de estos cuentos no ha avanzado en dos décadas creo, que fue la última vez que seguí una novela. Un solo capítulo fue suficiente para que entienda toda la novela. La pobre campesina (divina cual miss universo, con planchita y maquillaje), que llega a la casa como sirvienta y termina siendo la única heredera del viejito millonario que había sido era su padre, pero como ella se perdió cuando era bebé…..ustedes ya saben.

El millonario de Gran corazón, la nombra heredera de todo ante el asombro de todo malo en cuestión, ella es tan noble que no quiere nada, y el viejito la saca de la pobreza, le cambia hasta el estilo de vestir y la lleva a estudiar, la convierte en una dama, para que luego vaya culta y toda hecha una empresaria a reclamar su fortuna. A por cierto, el galán de esta novela deja mucho que desear. Todo el interés se centra en el padre, quien tiene que darse por muerto para que la fulanita herede todo.

Bueno, esta tarde entré a un centro comercial al que acostumbro ir a surtirme listas de útiles. Este marzo no fue muy alentador, cuatro lista de útiles, uniformes, zapatillas (championes), inscripciones, y el sueldo se mantiene igual así que cuando estaba ahí sin poder comprar nada, entre góndola y góndola, mire libros y otras cosas y tuve ganas de llorar. En un segundo mientras me aguantaba el nudo en la garganta y buscaba una perforadora, me acordé de la novela en cuestión. Pensé -si hubiera un viejito millonario con cara de ternura y amor de padre que me adoptara y me tocara el hombro y me dijera no quiero que te falte nunca más nada, desde hoy toda mi fortuna es tuya…-

Ahora bien recordé también que la Biblia dice:



Por eso él (Jesús) es el mediador de un nuevo pacto entre Dios y la gente, para que todos los que son llamados puedan recibir la herencia eterna que Dios les ha prometido. Pues Cristo murió para librarlos del castigo por los pecados que habían cometido bajo ese primer pacto. ..Cuando alguien deja un testamento es necesario comprobar que la persona que lo hizo a muerto. El testamento solo entra en vigencia después de la muerte de la persona. Mientras viva el que lo hizo, el testamento no puede entrar en vigencia….
carta de San Pablo a los Hebreos, capitulo 9

Y Apocalipsis dice: Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Ap.19:8


El que venciere heredará todas las cosas y yo seré su Dios y el será mi hijo.
Apocalipsis 21:7


En resumen, tengo un Padre que me dejo toda su fortuna, me vistió diferente, y me reconoció como su hija. Hay un testamento que lo asegura así, con un muerto de por medio. Ustedes quedan con la libertad de interpretar como mas les guste que clase de fortuna le dejó a cada uno, y de que ropa elegante está hablando. Yo simplemente creeré que mi Padre sabe lo que necesito y no me va dejar pasar necesidades, y esas necesidades tienen aspectos muchos más profundos que solo dinero.
¿Y saben qué? Mi Padre es más pudiente que el papá de Eva Luna.


Gracias Angel Flecha por tu invaluable colaboración con este post! ;)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…

Soy experta

Hoy estaba en el supermercado seleccionando verduras y en ese contexto llegó este post a mi cabeza. Repollo, tomates a diez mil guaraníes el kilo, olores y colores, ese fue el detonante inspirador.  Todo comenzó cuando estiré del rollo ese de donde se desprenden las bolsas de polietileno. La corté de un solo tiro. Eso no es fácil, son años. Después encontré papel higiénico de oferta, mientras calculaba los ingredientes que me faltaban y hacía las cuentas mentales para no comprar lo que estoy segura es más económico en otros comercios. Al salir de ahí fui a dos lugares más, un distribuidor de lácteos y otro supermercado. Casi todos los días hago eso, si no lo hago yo, envío a alguno de mis hijos teniendo en mi mente cada góndola y precio, cada vendedor callejero y sus horarios. Además, manejo los “metadatos” (información de la información) Y un diagrama de flujo mental que me dice en segundos las posibilidades de cambiar o no la característica del producto o no según presupuesto o exist…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…