Ir al contenido principal

Todos por igual


En mi familia la cultura fiestera estaba poco desarrollada, por no decir nula. No somos de festejar. Apenas los cumpleaños infantiles pero sencillos, mas nada. Nuestra condición no daba para las fiestas, que son un lujo, un derroche. Pero como con toda mi historia, esta vez algo cambiaba mi forma de ver las cosas. Mis construcciones mentales, se sacudían. Es que el que se venia no era cualquier cumpleaños.  Mi hija mayor cumpliria 15 años, y aunque ella misma negaba el deseo de la fiesta, había algo que para mí era necesario.
Una vez le pregunte a la psicóloga, como iba a arreglármelas para que mis hijas , no se sientan menos importantes que Lucas. Y ella me respondió que eso, ya no iba ser posible. Me rasgue las vestiduras, siempre desaprobé a los padres que evidencian predilección por un hijo, pero ahora yo no lo podía evitar. El no es ni será el predilecto, pero siempre tendrá mis neuronas mas alerta, por el peligro que lo acechó. No puedo evitar lagrimear mientras escribo. Por el di todo lo que tengo, y por él, deje a mis nenas en manos de su abuela, en un abandono justificado y entendible, pero abandono al fin. Y es muy dificil demostrarle a las nenas que haría lo mismo por ellas si fuera necesario. Y ahora que estamos juntos, que ya paso lo difícil (eso espero), ellas saben que cuando digo me voy a Argentina, ellas tienen que quedarse  y eso es una realidad. También saben que los gastos se manejan en función a la prioridad de los viajes de control y lastimosamente a la salud de Lucas. A veces las mas chiquitas piensan que es un paseo el que nos damos, no pueden entender que ni Lucas ni yo queremos ir, y apenas salimos solo pensamos en volver. “Viaje” a todo el mundo le suena a placer, y no es así. Para nosotros (que nunca hicimos un viaje de vacaciones) la palabra viaje, connota separación, angustia, y olor a hospital.
Ana estaba por cumplir 15 y era mi mayor anhelo poder demostrarle que ella era tan importante como él, y que quería honrarla. Porque al fin y al cabo, una fiesta es eso, honrar a una persona especial, demostrarle que uno o un grupo de personas la valoran tanto como para gastar solo porque esa persona ES. Pero había un pequeño problemita, no tenía dinero para semejante gasto. Y si lo tuviera tendría que invertirlo en cosas ¿“mas importantes”?...
Y como suele suceder, hay cosas que ni me animo a pedirle a Dios, pero el escucha mis pensamientos y los anota.
Fue así como El le toco el hombro a Lorena Maldonado, y ella dijo si Señor ¿en que puedo servirte? A lo que El respondió: “mira Lorena, Elda no se anima ni a pedirme un cumple para su hija, porque piensa que a mi esas cosas no me importan, pero a mi si me importa, porque yo sé lo que es amar a un hijo. Así que te doy una idea…..y no te preocupes si responden bien o mal, me suele pasar que no me escuchan , algunos se va a subir a tu barco, otros van a decir que estás loca, pero  tranqui yo estoy detrás de todo esto”. 

 «Yo lo libraré, porque él se acoge a mí; 

      lo protegeré, porque reconoce mi nombre. 

Él me invocará, y yo le responderé; 
      estaré con él en momentos de angustia
      lo libraré y lo llenaré de honores. 

Lo colmaré con muchos años de vida 

      y le haré gozar de mi salvación.»
Salmo 91:14-16



Lore es una persona llena del amor de Dios, alguien que vive pensando en hacerle bien a los demás, dirige dos comedores de niños carenciados, se pasa la semana buscando quien colabore con sus comedores, y les lleva merienda y un mensaje de esperanza a niños de Limpio, Lambaré, y a las adolescentes madres que se hospedan en la Cruz Roja. Y encima de todo lo que hace, se hizo de tiempo y fuerzas para darme el regalo más lindo de mi vida. En este enlace pueden ver lo que hace se llama Dulce Semillita es un grupo abierto si quieren colaborar con ella.

Ella empezó a escribirle a medio mundo, explicando que quería armar un cumple, y las respuestas empezaron a llegar. Un día Lorena llego a mi casa y me contó lo que hizo, y que ya tenía, tarjetas, zapatos, fotos, torta…..y alguien me regalo dinero suficiente para el vestido.  Aun faltaban más cosas. Una fiesta sale cara. Pero les resumo todo contándoles que Dios me dio un trabajo, más específicamente un pedido de cuadros que hasta hoy sigo pintando, y con ese dinero podía pagar lo que faltaba para tener la fiesta. Fue una semana muy pesada, mucho estrés, pero mis amigos de siempre y algunos nuevos, dieron el puntapié inicial para que me anime a hacer la super fiesta. A Ani, mi hija la cosa no le cerraba. Acostumbrados a vivir austeramente, no era lógico lo de la fiesta. En algún momento me dijo “si te dan plata o me dan plata, la guardamos para pagar el colegio”. No se atrevía ni a soñar con una fiesta. Pero de a poco, Lore nos trasmitió su entusiasmo y le tuvimos que contar a Ani, lo de la fiesta. Y ahí se atrevió a soñar, y eligió el vestido, el color y pidió que su papá llevara traje ese día. Desde ese momento, todo giro alrededor de Ana y su fiesta de 15. El tema era ella. Eso era lo que queríamos. Ella fue el centro de todo nuestro esfuerzo, y el motivo de los regalos. Mañana les cuento los detalles de los regalos, y la fiesta. Por ahora los dejo con una de las fotos mas bonitas. Lucas bailando el vals con su hermana mayor, por quien se puso un traje por primera vez en su vida. Y la foto de la mentora de toda esta felicidad, Lorena Maldonado, de quien estoy orgullosa de tener de amiga. Gracias por leerme siempre. 
Ani y Lucas
Lorena Maldonado y Ani

Comentarios

isabela dijo…
Que hermoso! Que regalo de amor! Gracias por compartirlo me emocionó hasta las lagrimas...Que Bella Ani, Que dulce Lorena y que luchadora la Mami, Agradezco a Dios por este momento comp artido con Uds por lo menos desde este blog. Les bendigo en el nombre de nuestro buen Jesus.
Gracias.
Uy!! Elda qué lindo para Ani poder vivir su momento, y qué lindo para vos poder vivir ese momento de Ani con toda tu familiar alrededor. Ellas también se merecen sus momentos sé tanto como vos como luchan y pelean al lado de sus hermanos!!! Y debe ser hermoso poder compartir este momento con su mami, papi, su hermanita y su hermano.
Un beso y contenta de leerte siempre luchando.
Nadya dijo…
Elda, me encanto este post. Siento que le conozco a Ani y me reflejo por ella (no se si se dice asi), pero siento que la entieno, no se ni porque, ya que nunca me paso algo parecido. Espero que hayan pasado bien y que haya recibido miles de regalos y sobre todo mucho amor y felicidad. Lo mas importante fue que lucas estaba ahi con ella, y valio la pena todo el esfuerzo. Muchas felicidades!! Y cuidale a esa adolescente porque lo linda que es, se vienen con todo los pretendientes!!! jeje... va con onda. Un abrazo! Nadya Jasinski.

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…