Ir al contenido principal

Buenos Samaritanos

Contenta porque con la invaluable ayuda de KureDumas en estos días se vendieron unas camisetas de fútbol autografiadas, y  sumado a los aportes que me prometieron para hoy otras personas de espíritu solidario como él,  ya estamos por completar el dinero necesario para que Nancy llegue a Oncología del Garraham donde debe hacerse sus controles, postergados por la falta de recursos. En Paraguay no existe un lugar donde esos análisis tan necesarios, los haga gratis.

Un chequeo para Lucas, si me quedara acá me costaría, al rededor de los 3000 dolares. Y lo vuelvo a repetir, en Argentina, es gratis.
Preocupada por la penosa frase que escuchara en mis largos recorridos por los pasillos del hospital Gutiérrez, "estos paraguayos vienen a atenderse acá, y yo pago mis impuestos", y conociendo el estado de necesidad de algunos hospitales de provincia; un día le pedí su opinión a un ex compañero de escuela, periodista de Moreno, ciudad donde me crié y en cuyo hospital, en tiempos de mi niñez, no había ni para curitas.
Ante mi cuestionamiento, - ¿que opinas, como argentino, de la cantidad de extranjeros que se van a Bs. As.  a buscar salud?- (Porque a veces me siento "contrabandista de enfermos")
Su respuesta fue tan conmovedora, que nunca la olvidé. Hoy comparto con ustedes lo que me dijo:
-Elda, a Paraguay en la Triple Alianza lo destruimos sin piedad, hoy dejanos que le devolvamos en salud, por lo menos, lo que le quitamos"
Me dejó sin palabras. Sé que los médicos argentinos no curan paraguayos, curan  personas, seres humanos.
Y mientras mucha mas gente tenga ese corazón, sigo adelante. Y gracias al Social Media bendito sigo teniendo medios para pedir ayuda cuando niños como Nancy y Evelyn necesitan llegar al hospital.
Gracias a sus aportes, gracias por escribirme, mandarme sobrecitos, comprometerse a ayudarlas.

Hoy espero poder decirles a ellas que ya se pueden ir. Les cuento que no puedo darles solo el pasaje de ida, necesitan ida y vuelta porque la ultima vez que se fueron solo con un pasaje de ida, no consiguieron mas dinero para volver y Nancy entro en crisis. Ella vive en Caaguazu, va al colegio, recuperó su vida y su cultura, estar allá donde no va a la escuela, no hablan su idioma y donde todo le recuerda que está ahí porque esta enferma, la pone mal. Por eso en la Fundación me pidieron que las ayude a tener los pasajes ida y vuelta.
Gracias a todos los que me apoyan en oración, para pedirle a Dios por Matías, y los que oran por estas personas de las que siempre les hablo. Pero recuerden que el buen samaritano, no se quedó al lado del hombre asaltado, para orar por él, lo asistió y le pagó lo necesario para que los médicos hagan lo suyo.
Mi salvación no depende de mis obras, pero mis obras son prueba de mi salvación. Lo dijo Santiago


Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,
y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 

Les muestro mi trabajo, estoy pintando mucho, por eso tenia abandonado el blog, si les gusta alguno me escriben elda@mihijoyyo.com 

Acrílico sobre lienzo 40 x 50, (71 x 61 con marco) Marco Peltre.

Oleo sobre lienzo, 80 x 1 metro. 
Con marco 1.10 x 1.25 metros 

80 x 60 oleo y acrílico metalizado 

Ah y si quieren buena pizza en Asuncion, no duden en pasar por KureDumas Slow Pizza, de paso bendicen al gran Alfredo que nunca duda cuando se trata de ayudar. 




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…