Madre versión Beta

Un día amaneces con un bebé en los brazos y desde ese momento das un cambio de 180 grados y toda la ternura del mundo se mete en vos. Desde ese día por parto o adopción la vida te convierte en la persona mas dulce del mundo: la madre.



Pero hete aquí , un día esa misma persona que te convirtió en lo mas tierno de este planeta vuelve a convertirte sin misericordia en la cosa mas difícil del universo : La madre del/la adolescente.
Así como las hormonas le juegan sucio a tu retoño que unos meses atrás era un encanto y te llenaba de cartitas de amor con dibujitos, y hoy te contesta con un gruñido cuando le decís con el mismo tono que le decías antes que se lave los dientes;  así vos te vas convirtiendo sin darte cuenta en esa cosa quejona, con el mp3 automático de la queja mañanera, de mediodía de tarde y nocturna por sobre todas las cosas.  
Antes los comías a besos ahora te atajas para no ahorcarlos.  (y comienzo a entender a Homero)

Les decís que desayunen por la misma razón que les dabas la teta o le servias la leche en el vasito ese que vos cuidabas con devoción porque sabias que en otro vaso no tomaba nada. Así ahora le decís "tomate un Tody porque salir en ayunas hace mal" y en respuesta te mira como si fueras Voldemort y te contesta con un seco "Ya seeee"   .
Y si le decís que apague la computadora sos lo peor, aunque sean las 4 de la mañana. Entonces comenzas con las amenazas y los demás te dicen que no tenes autoridad. Le apagas el router y se larga a llorar desconsolado/a 

Algunos días te hacen reír porque lo mandaste a comprar huevos y te trajo pan.
Pero cuando pierden el celular o se olvidan de algo importante queres largarte a llorar, porque sabes que no tenes plata para comprarle otro y que no te compraste una bombacha para comprarle a ellos el celular.
Y entonces largas la perorata esa que te decía tu mamá "es que vos no valoras las cosas". Y te das cuenta que estas repitiendo lo que no querías repetir....Te sentís una porquería de madre y no sabes que hiciste mal. 

Hoy mientras craneaba en como iba escribir esta entrada, pensé que me quedaba de consuelo olvidarme de las miradas y los gestos poco amables, y acordarme de la esencia de esa personita en su versión original. Ojalá que ella también se acuerde de mi cuando no tenia hijos adolescentes y era mas tierna, dulce y menos plagueona. Ojalá que se de cuenta que si le digo "enderézate" es porque así los vestidos quedan mas lindos.
.
Puedo estar orgullosa y feliz porque ese monstruito solo existe en mi casa conmigo y tiene mas virtudes que defectos. Es admirada por sus compañeros y amigos, por grandes y chicos. Es integra, inocente y sabia.
Lee mas que cualquier niña de su edad, conoce a Dios y de El,  mas que el común de los mortales.
Ama entrañablemente a sus hermanos y tiene un extenso currículo de paciencia (incluyan me en sus antecedentes)
Para el resto del mundo ella es lo que siempre fue tierna, inteligente y muy dulce.
Seguramente el monster que yo soy cerca de ella, tampoco existe fuera. O sea es pasajero, va menguar y ella va salir de esto. Ella digo, porque la verdad a mi me esperan tres adolescentes mas que están en proceso o sea quien sabe si salgo ilesa de esto. 
Y de alguna manera creo que todas la mujeres volvemos a tener ataques de adolescencia cuando las hormonas nos meten cada mes en el insufrible PMS. 

Soy una madre versión beta,y con muchos bugs. Pero amo a mis hijos y ellos a mi y lo sabemos, pese a las hormonas. 
Si alguna de ustedes se siente así díganme por favor que no estoy sola! 
   

1 comentario:

Nadya dijo...

Elda, no se como decirte que me identifique completamente con tu post. Realmente, mi nena tiene recien 9 anos, y la de mi marido que tiene 12 viene solo fin de semana. Pero Ya las dos me quitan de quicio muchas veces, cosa que no es dificil porque soy histerica normalmente. Pero en verdad me convierto en un mounstruo que no se de donde sale, cuando me hacen eso, y le culpo mas a que tengo miedo de que ellas sean como era yo con mi mama, cosa que la verdad, no se como sobrevivio mi pobre madre jijijiji... Un abrazo! Nadya.

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...