¿Tenes un gran corazón?

Estas niñas son paraguayas, hicieron tratamiento en Argentina y necesitan seguir viajando, para controles. Reciben atención, medicamentos y hospedaje gratuito, necesitan pasajes para llegar desde sus casas a Argentina. 
Se puede hacer muchas cosas por ellas, ayudarlas con los pasajes y orar por sanidad. Todo suma.  Mil gracias a todos los que rápidamente responden y se llevan la bendición de depositar en la cuenta del cielo. Gracias!

Evelyn tiene dos años es paraguaya vive en Luque, su mamá se llama Sady y podes contactar con ella en  021 647 489. Necesita pasajes ida y vuelta a Bs As. Y todo lo que quieras darle para que viva mejor. Tiene Leucemia Linfoblástica Aguda. 
El 9 de febrero, debe estar en el Elizalde ex Casa Cuna, para continuar su tratamiento, hacer controles y que le den sus medicamentos.
Mientras posteaba alguien ya donó el pasaje para ellas de febrero. 

Nancy  tiene 15 años es de Caaguazú, su diagnostico es Linfoma Leptomeningeo. Su mamá se llama Facunda y necesita viajar una vez al mes a Bs. As. Su celular es  0975 351 359.
ellas necesitan urgentemente pasajes, porque ya perdieron turnos inclusive por falta de dinero para viajar (que tengamos en cuenta que no solo se trata de pasajes)


Puede patrocinarla una persona particular o grupo de personas, célula, iglesia, equipo de fútbol, curso, clase o empresa. El contacto es directo con sus papas. Yo solo soy un medio. Pero si son una empresa puedo devolverles el favor poniendo su logo con link,  en este blog. Mi pedido es que se comprometan a que nos les falte pasajes, y si quieren ayudarlas mas aun de eso, queda a sus corazones.

Todas se hospedan en la Fundación Argentina de Trasplante Hepático. La Boca, Bs As, Argentina. tel             +541143621119       pueden confirmar todos los datos con Romina o Marcela , coordinadoras de pacientes.

También les adelanto que el próximo 17 de febrero se realiza una fiesta para recaudar mas dinero para ellas, estén atentos para comprar las entradas. El lugar:  Faces, Asunción del Paraguay. 


Juliet

Hace unos días una amiga se comunicó conmigo porque una mami, llegó desesperada al canal donde ella trabaja,  su nena sufre de hidrocefalia y no consiguió atención medica. Esta es la carta que me hizo llegar un vecino de la señora. Mientras pensaba como ayudarla gracias a Dios, alguien se adelantó con la ayuda, y ayer cuando la llamé me dijo que ya consiguió los pasajes y el sábado 22 de enero se van para Buenos Aires. El Doctor Miguel Angel, mas conocido en Twitter como Dr. Mime se ofreció gentilmente para operarla,pero la mamá ya decidió viajar. De todos modos necesita ayuda económica porque cuando uno viaja , no solo necesita pasajes. Les dejo la carta que me hicieron llegar, es de condición muy humilde y si quieren hoy ayudarla aun están a tiempo.  Mientras tanto con los tuiteros solidarios de siempre y los que espero se van a sumar se va organizar algo para ayudar a mas niños. Hoy tenemos una reunión en lo de Kuredumas para organizar eso. Espero la colaboración de todos como siempre.
Les dejo la carta:
hola necesito de la ayuda de la gente para poder operar a mi hija la misma sufre de hidrocefalia severa . intente por algunos medios de comunicacion pero pocas fueron mis posibilidad de que se le atienda a mi hija ya en el hospital acosta ñu la internaron por tiempo de una semana y luego me dijeron que era conveniente no operarla por precaucion de ahi suegio la posibilidad de que le lleve a la argentina para su posible intevencion por que en paraguay ya no me dan alternativa  ., ella tiene actualmente un año y tres meces ya perdio siete quilos casi no consume aimentos . yo soy su mama Teodolina bordon mi numero de telefono es el 0985221731 y dese ya agrasesco a las personas que pueden ayudarme ya que soy madre soltera en nombre de Cristo Jesus y dios padre y el espiritu santo


Si tienen ayuda para ella les pido se comuniquen directamente con la mamá. 

Auxilio mis ventanas

Jesús Adrián Romero
Hoy se supone que todo bloguer@ que se respete debería hablar de la ley SOPA y el cierre de Megaupload. La verdad no sé bien en que me afecta. Porque yo todavía vivía a la antigua, o sea si no me alquilo la película, prefiero no verla, y pienso que si me gusta la música de algún artista, Internet me sirve para conocerlas pero para escucharla nada mejor que un buen CD o DVD original. Es mas hace unos días me compre unos discos originales de la Librería del CFA, y cuando me dijeron "porque nos los bajas de Internet"  les dije que el trabajo de producción de esos artistas merece que se les pague. Ellos merecen que yo pague por escucharlos /verlos. Porque la mejor forma de valorar el trabajo de alguien es pagando lo justo por el. Así que con mucho gusto pagué por estos materiales que hacia mucho conocía de estos lares, pero de los cuales ahora tengo el disco.

Marcos Witt y Juan Luis Guerra 
Creo que esa es una de las funciones de Internet, y algunos músicos ya  entienden que este es un lugar  donde se comparten las cosas y cuando mas se divulga la información, mas gente la conoce. Hay muchos artistas que yo no tendría el gusto de conocer de no ser por este medio. Conclusión: escuché y vi muchos, pero me decidi por los que para mi gusto son los mejores. Eso se llama competencia, y es buena, porque nos pone a la vista mucho y la cantidad en la competencia significa mejorar o perder. Tengo que aclarar que mi ignorancia es grande, y que tal vez Megaupload servía para otras cosas que bien podrían no ser solo películas y música pirata. Pero en definitiva yo nunca lo usé. Es mi humilde opinión. Lo que si entiendo, es que la ley SOPA es el inicio del fin de la libertad en linea. Y eso nunca podría ser bueno. Hay muchas cosas que yo recomiendo desde You Tube por ejemplo, que sin esa libertad ya no podría.

Me senté a bloguear sin remedio porque un esguince de tobillo me esta obligando a estar inmóvil todo el día. Mientras tanto, ya reservé los pasajes para la primera semana de febrero en que vamos a retirar resultados de endocrinología del Gutiérrez.  El papá de Lucas viajó al Chaco paraguayo y de regalo trajo unas honditas que poco duraron en manos de Lucas, mucha arma para un niño, cuando vi salir volando una bolita de vidrio por el balcóntemí por la chapería de los autos de los vecinos y tuve que sacarle el arma. Se divirtieron por un rato. 

Los padres somos lideres

Si tenes un hijo adolescente o joven, en febrero hay una cumbre en Asunción que no se pueden perder. Puede cambiar  tu vida y la de tu hijo. La promo dice para Lideres, y por eso pienso en los papas y mamas, porque aunque no tenemos un cartelito identifica torio, somos lideres de nuestros hijos y somos los mas importantes de sus vidas. Por eso si  crees que no tenes "influencia" sobre mucha gente,  pero sos papá, te doy la noticia: hace rato sos líder. Yo voy a mandar a mi nena y si estoy de vuelta (viajo con Lucas para esa fechas) estaré presente porque me considero líder de 4 personitas que tienen potencial para cambiar el mundo :). Me gustaría ver a muchos papas acompañando a sus hijos.

Mi cumpleaños Feliz

Corría el 7 de enero del 2008, casi no había sentido el calor del día, porque desde las 8 de la mañana hasta las seis de la tarde estuvimos en el sillón de Hospital de Día, del Hospital Gutiérrez. Seguro los Power Rangers, y Cartoon Network nos sacaban un rato del dolor que producían en nosotros la vía, los gritos de Amalia y los llantos de los otros chicos. La impecable sala llena de juguetes y cuadros de animalitos que intentaban alegrar la vista parecían esforzarse en vano, el dolor era muy fuerte. Adriamicina, Cisplatino y esas cosas sonaban en nuestras mentes.  -¿Falta mucho? Me duele la panza, vamos ya-…eran las repetidas frases de Lucas que con siete años recién cumplidos, se controlaba para no sacarse la vía y salir corriendo. Yo no tenía nada en mi mente, eso, nada. Solo prestar atención al suero, que no se mueva la vía,  que no se hinche la mano, tratar de que Lucas no pierda los estribos. Tal vez intercambiaba algunas palabras con las otras mamas, pero Amalia nos prohibía hablar. Tensión y presión eran poca cosa. La doctora ya me había puesto en aviso, las ultimas quimios son las más toxicas, tal vez ya no se puedan hacer ambulatorias. Pero ni Lucas ni yo queríamos volver a vivir la desagradable experiencia de la internación. Así que decidí probar la quimio ambulatoria a ver si resistía. A eso de las seis y media de la tarde se termino la última gota de suero. Salimos a tomar el 29, que va a La Boca, lo llevaba upa, no se podía mover. Cruce apenas Alte. Brown.  A eso de las 10 de la noche Lucas no había podido tragar una gota de agua. Se sentía mal. No me acuerdo mucho mas, solo que estábamos en emergencias, con el aire fuerte en una sala aislada, y pasamos la noche allí. Le pusieron suero, y llegaron las 12 de la noche. Entonces creo que por el Messenger de mi teléfono Raquel Amarilla (prima, amiga, mujer que me cubre con sus oraciones)  me dijo “feliz cumpleaños, ya es 8 de enero”. Cumplía 33 años. Empezaba un año de mi vida en que todo sería así como ese minuto en el que comenzó. Mi única familia presente luchaba por sobrevivir. Estaba tremendamente sola. A la mañana llego la “doc” de “onco” y nos pasaron a la Unidad “diez”. Ya allí me llamo mi hermano, me dijo feliz cumpleaños y me pregunto que necesitaba, hacía mucho calor, los aires no andaban, y me compro un ventilador. Me cargo crédito en el cel. Se quedó con Lucas para que yo fuera a comprar artículos de aseo personal y alimentos al supermercado.  Mi hermano estuvo conmigo en lo que se debería titular el peor cumpleaños de mi vida. Pero no se va llamar así. Hoy el 8 de enero del 2011, cuatro años después, mi día fue muy diferente. Tuve todo lo que en ese momento aciago hubiera querido tener. Lucas corriendo y molestando de ida a la iglesia de venida y en ella XD. Mis hijos sentados en la mesa conmigo, mi cama al despertar, mi baño.  La mejor ropa de fiesta: ese short más cómodo y viejo con una remera suave, con cero elegancia, descalza. Esa es mi mejor tenida, porque me recuerda que estoy en mi casa, con los míos, en Asuncion del Paraguay. Eso es un regalo de cumpleaños venido directamente de Dios. Una fiesta virtual de un centenar de personas deseándome lindas cosas a quienes les agradezco infinitamente el detalle. Y Lucas en remisión. Ese año 33 fue difícil, pero mirándolo desde hoy, puedo ver que Dios me acompañó y no me dejo sola. No fue el peor cumple, fue el más sostenido por Dios. Ese año Dios no me podía dejar ni un minuto o me desmayaba.  Gracias por tu regalo Señor: la Vida.


Bendito sea Jehová,
 Que oyó la voz de mis ruegos.
Jehová es mi fortaleza y mi escudo;
 En él confió mi corazón, y fui ayudado,
 Por lo que se gozó mi corazón,
 Y con mi cántico le alabaré.
Salmo 28:6 y 7 

La odisea paraguaya en busca de la salud gratuita en la Argentina

Desde el 2009 escribo mi historia en este blog, y este informe que nos relata Sandra Ramirez del diario ABC, resume todo desde el punto de vista de una enfermera paraguaya que vive allá. No dejen de leer esta nota. Es mi lucha y mi grito de auxilio desde hace tiempo por muchos niños que sufren carencias, desarraigo y dolor por falta de salud en su país natal. Yo lo vivo. 



Nació en nuestro país hace 58 años, 25 de ellos ha dedicado su vida al hospital “Juan Pedro Garrahan” de Buenos Aires. De raíces paraguayas, Marisa –como todos la conocen- se crió en Argentina, es viuda y tiene dos hijos. Su acento porteño la deja en evidencia, pero su guaraní está intacto.

Su padre falleció hace pocos meses y su madre hace unos treinta años. Solo el cariño a la patria y la tenaz voluntad de ayudar a los compatriotas la unen a su tierra natal. Sus pequeños pacientes, forman parte de su ser. Hablar de ellos la conmueve y dibuja -al mismo tiempo- en su rostro una sonrisa cargada de satisfacción.

“Les digo: ‘neporã ndemita'i.  Rohayhu’ y ahí ya entran en confianza. Sé de las necesidades de nuestra gente. Somos únicos nosotros los paraguayos. Un carisma especial tenemos los paraguayos. Toda la vida he hecho pediatría. Eso hace que yo ame demasiado, siento que pertenezco a este país por más de que yo no crecía acá y el otro país me haya dado todo. Yo digo que por mi sangre fluye la sangre guaraní y en mi corazón, la bandera roja, blanca y azul. Eso hace que trabaje para ellos”, relata la licenciada María Isabel Valiente al recordar a los niños compatriotas, asistidos en el Garrahan. 

PARAGUAYOS EN UN HOSPITAL EXTRANJERO 
Al menos unos siete paraguayos, de entre dos meses y 15 años de  edad, y con diferentes patologías ingresan al centro asistencial bonaerense diariamente.

“En el hospital hay 680 camas y hay al menos 60 pacientes paraguayos internados. Es decir, el diez por ciento de la capacidad total. Y mi compañera me dice: ‘Che Marisa, tengo seis pacientes y los seis son paraguayos y hablan en su idioma. Y ya no sé si estoy en mi Argentina, en mi hospital o si estoy en otro hospital trabajando’. Y yo le digo: ‘dejale’”,refiere sonriendo.

Los compatriotas abandonan Paraguay con un solo objetivo: la atención médica gratuita.“Todos los chicos tienen atención por más de que sean paraguayos. Sí tenemos que tramitarle el documento precario, con eso ellos tienen acceso a los medicamentos, a las consultas a las cirugías, a los estudios”, acota. Ese papel implica que realicen trámites tanto en el Consulado como en Migraciones, y tiene una validez de 90 días. Sin embargo, ese lapso de tiempo a veces es insuficiente para el periodo de tratamiento y/o trasplante. En ese caso, se puede conseguir un documento argentino en estatus de extranjero.

Nunca ha sido ameno para un niño estar a 1.800 kilómetros de casa. Optar por la salud en el extranjero trae consigo un sin número de dificultades. En este punto, Marisa no olvida que la esencia de todo paraguayo está en el apego a los seres queridos. Por eso, no oculta su preocupación porque la salud de los pequeños pacientes obliga –necesaria y desafortunadamente- a romper los lazos familiares.

“Los niños padecen muchísimo el desarraigo, es muy feo para ellos. Le sacás su entorno, su familia, porque nunca van papá y mamá, va papá o va mamá. Después de los trasplantes que es muy traumático, uno intenta reintegrarlo a la sociedad porque el Gobierno paraguayo no se hace cargo de los medicamentos de esos chicos por sobre todo los trasplantados”,explica la Licenciada.

En un momento, su fortaleza se quiebra y su sensibilidad da lugar a las lágrimas. Los primeros recuerdos de casos fatales inundan su mente. “Creo que lo más triste es que, cuando fallecen no tenemos como traerles a nuestros niños, porque no hay ambulancia, no hay presupuesto, porque la familia no tiene dinero y a veces hasta 40 días están en la heladera los chicos, hasta que consigamos la solidaridad de nuestra gente, hacemos lo que decimos ‘la vaquita’ para conseguir el dinero para poder traerlos. Los padres, luchan. Creo que esa parte es la más dolorosa porque no están los dos juntos. Está uno solo. El que estuvo allá vio la cara de su hijo. Y el que está acá y lo encuentra en el cajón y ya no se puede abrir ese cajón”, señala.

Se muestra indignada ante la burocracia y la falta de recursos, especialmente  para la repatriación de los cuerpos. “Se tienen que cambiar algunas cosas. No sabés si el paciente se te va a morir o no y la familia que está acá tiene que iniciar el trámite. Si se muere viernes, tenés toda una semana para hacer los trámites. El dolor de esos padres. (…) Se necesita una ambulancia para el Consulado, para trasladar a los pacientes. Lo de Repatriados es mucho trámite. Necesitamos que la ministra –Esperanza Martínez- se involucre más en las actividades”, menciona. 

Pintando

Hibisco para Gaby, hace un montón que lo estoy pintando...

Mientras pintamos les cuento, (si pintamos, porque mis hijos cuando me ven pintar piden pintura y pinceles  y bueh ¿cómo decirles que no?)...
Volví a mi viejo amor por eso hoy mi casa huele a oleos y aguarrás. A los niños les doy acrílicos.
En casa o plancho y ordeno, o pinto. Y la respuesta es obvia. La ropa planchada y la casa ordenada no se pueden vender, así que esperarán su turno.
Las palabras de unas oportunas nuevas amigas me hicieron ver que después de recuperar mi cerebro del desesperado año 2011 en el que la facultad no me dejó tocar un pincel, era tiempo de volver a creer que puedo fortalecer mi economía vendiendo cuadros. Así que puse manos a la obra.
Además estoy a punto de concretar un proyecto que tenía en el tintero hace meses. Quería hacer un “Museo de la Fe”, donde contar otros milagros, otras cosas sorprendentes que hace Dios con otras personas. Y ya está por ser realidad, en unos días saldrá a luz. El milagro con Lucas, me hizo pensar que hay un montón de gente que tiene historias que  compartir que ayudarían mucho a los que hoy están luchando con algo que parece imposible. Para cambiar el pensamiento de “no se puede”,  ver que otro pudo, ayuda. Quiero agradecer a los que me escriben, gracias por compartir conmigo lo que les pasa, valoro y respeto mucho esas luchas.

El cuadro que pintó Lucas 

El cuadro de Ana, que fue el regalo de cumple de su amiga Lisandri


Otro hibisco en proceso

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...