Tiempo de Creer

Hace cinco años estaba yo desconsolada por el Barrio de La Boca, cuando tuve la dicha de conocer a una gran amiga. Sin duda eso me marcó, hasta hoy no dejo de agradecer esa gran ayuda que recibí de Dios. No es fácil estar en el proceso de una larga y terrible enfermedad, y una de las consecuencias que uno sufre cuando se va lejos es la soledad.
Si hoy llegaste a este blog y estas con tu niño en tratamiento en el Hospital Garraham de Buenos Aires, o en el Elizalde, y necesitas contención y con toda el alma buscas ayuda de Dios, tengo una recomendación que puede ser vital:  En Av. Garay 1987 hay amigos. 
Ellos fueron una luz para mi en momentos difíciles, ahora compartimos tiempos de alegría, Hernan y Stella Luna te están esperando para guiarte al mayor de los recursos que un ser humano puede tener en tiempos de dolor: la  fe en 
Jesús.
Aquí les dejo el enlace a su fan page, pasen, escriban, ellos están para ayudarlos, porque cuando estas en problemas..ya es Tiempo de Creer 


https://www.facebook.com/CFCTiempodeCreer


Dengue nomas...


Debería haber escrito en memoria del 2012 o recibiendo el 2013, o quizás haber dejado constancia bloguera de que sobreviví al fin del mundo Maya. 
Lo bueno es que ayer cumplí años y mi hija y sus amigos me hicieron la torta mas llena de ternura del mundo.
Gracias Clari, Pablito, Ariel y Anita.



Les cuento que hace unos días una empresaria amiga me ofreció su apoyo para poner en marcha mi anhelado sueño que creía tan lejano: El Hospital de Alta Complejidad en Paraguay para atender bien a los niños con cáncer  y controlar a los sobrevivientes sin tener que viajar lejos de sus familias. 

Eso si era noticia ¿no? Les confieso que hasta a mi me cuesta creerlo, por eso ni me animé a escribirlo. Cuando me expresaron el compromiso de apoyo con el tema del hospital, al momento me entusiasmé y después empezó a invadirme la duda. 
Ya sé, no hay que dudar, pero soy de carne y hueso. Para esa noche yo ya no creía nada. Mi cerebro me convenció que es mucho trabajo, mucho dinero y que yo no iba a poder ni empezar. Entonces dije: el único hombre capaz de creer cosas así de grandes, que podría alentarme a creer semejante osadía de proyecto y decirme "si se puede" es mi pastor, pero para encontrarlo o que tenga tiempo de atenderme, solo para darme aliento, habiendo tanta gente que busca entrevistas con el, nah, era imposible. De hecho no lo iba molestar para eso. 
Me fui a dormir con la duda, si se puede decir que dormí, me la pasé pensando en una especie de Fundación Favaloro propia, que se va llamar "Lucas 1:37". Imaginando como iba hacer para recibir a la gente, me imagine visitando el hospital, paseándome por los pasillos, me lo imaginé sobre la Avda. Mariscal Lopez  con salas de Rayos, Tomografías, Centellograma y salas de juegos...Comida buena, psicólogos para las mamás, baños lindos, médicos buenos, dormitorios de aislamiento decorados, soñé con mi discurso de inauguración  y pensé quien iba cortar la cinta. Es mas hasta soñé que estarían presentes el Dr. Ben Carson y Edith Flexer, ¿que loca soy no? Soñar es gratis.
Al día siguiente temprano salí a hacer tramites. Quité mi registro de conducir porque tengo un vehículo que no es mio, pero me lo prestan. Yo necesito uno, y Dios me lo dio, no es mio, pero manejo uno.
No se si me entienden, Dios me puso en las manos la bendición de tener un vehículo, no lo puedo pagar (todavía) pero lo tengo. No es un juego de palabras, se llama todo lo que tengo es de Dios porque de todos modos el es el que me lo da. En fin no se si me entendieron. La cuestión es que al salir de la municipalidad, nos vamos con mi esposo al realizar otro tramite y encontramos una fila muy larga, preparada para pasarme una hora en la cola, no se imaginan a quien me encontré en ese lugar publico: nada mas y nada menos que mi pastor. Obligado el pobre a escucharme por no tener nada mejor que hacer en la cola que nos llevo 40 minutos, me dijo (lo que siempre enseña y predica) -Creé nomas, la gente no usa su fe-por eso no recibe las bendiciones que hay para todos. Así como viviste lo de Lucas, tenes que vivir todos los días, 24 horas, 7 días a la semana, creyendo que todo es posible- Pero ese no era el tema, ayer Lucas tuvo fiebre, pero como tres primitas mas mi otra hija, estuvieron con fiebre y dolor de garganta, por turno, pensamos que era lo mismo, la verdad es que yo intuía que era dengue pero no quiero exagerar con mis malos pronósticos con el, entonces lo deje pasar.
Debería haberlos llevado a el y a mi otra nena al medico, pero ir al doctor me sigue siendo traumático.
Ayer fue mi cumple, y se quejo de dolor de panza, y al final del día cuando todas mis visitas se fueron, veo que tiene puntitos por todos lados. Ahí me cayó la ficha (como dice mi hermano que vive todavía en mi tierra natal).
Me sentí tan mal por no haberle creído sus quejas insistentes sobre el malestar. Recién como a las 12 de la noche, lo lleve a IPS Boquerón (gracias a que manejo el auto de Dios, y como es de Dios viene con ángeles incorporados) .Y confirmé mi veredicto: Lucas tiene dengue, y es la segunda vez que lo padece en lo que va de dos años. Aquí les dejo una de las noticias del momento : http://www.paraguay.com/nacionales/intendentes-en-la-mira-ante-epidemia-de-dengue-90316

Ahora lo que quiero que sepan es que es dengue nomas y no quedó internado (que era lo que no queríamos)
Ahora a hacer reposo, mucho liquido y sopas. Me siento la mamá de Rambo o Chuck Norris, enserio.
Que aguante tiene este chico, seguro que para mañana ya va estar corriendo de nuevo.
Y nosotros, bueno, nosotros también...

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...