¿Y si regalamos vida, por el mes de las madres?

No pude dejar de emocionarme hasta las lagrimas cuando conocí la historia de la mamá de Tatiana.
Te invito a tomarte el tiempo de conocer la historia de esta valiente mamá.

Hay un montón de mamas cuyo único deseo hoy, es encontrar un donante.
Nadie sabe hasta cuando va vivir , pero hoy sabemos que podemos seguir bendiciendo a otro, después de que ya no estemos en este mundo. 

Ella es Lilian Insaurralde, madre de la pequeña Tatiana, ahora de 7 años, quien en 2007 fue transplantada con un corazón de una pequeña de Ciudad del Este.

Dice Liliana: “Nunca conocí a la mamá donante, nunca nos vimos a la cara, pero me dijeron que ella tiene una foto de Tatiana. No conozco a quien donó su corazón para Tati, pero aprovecho para decirle a su familia ¡Gracias! ¡Ella está acá, gracias a ustedes!. Ella, como yo, es mamá; y todas las mamas sabemos que el momento más feliz es justamente cuando nuestros hijos nacen, cuando damos vida. 
Por eso le digo: GRACIAS por dar a Tatiana una nueva oportunidad de vida.”




El banco Itaú sigue con su campaña de apoyo a la donación de órganos en el país y, en este sentido, por el Día de la Madre, hará una donación al Instituto Nacional de Ablación y Transplante (INAT) del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

El aporte consistirá en el auspicio de un sitio en la página web del instituto, a través del cual se facilitará  la inscripción de donantes voluntarios, en vez de acudir personalmente a las oficinas de la institución.

“En el día de la madre queremos seguir ayudando a dar vida. Como hemos visto con los últimos casos que nos conmovieron, el ser donantes puede cambiar no solamente la situación de una persona y su familia sino de todo el país y el mundo. La mayor transformación pasa adentro nuestro en las cosas que hacemos y en nuestra conciencia”, dijo Claudia Bobadilla, gerente de Marketing de Itaú

Podes registrarte como donante ahora mismo en www.regalemosvida.com.py  o través del sitio del INAT y del propio banco.







No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...