No lo permitas

No sé si fue el dolor de muelas, de un tratamiento de conducto que inició y pospuse por no tener tiempo.
No sé si fue el dolor que sentí porque una amiga esta por empezar con la quimio.
No sé si fue por la tos de Lucas que como ustedes saben me hace tambalear en todos los sentidos.
Algo provocó en mi mente la peor pesadilla que he tenido en años. Son las 9 y media de la mañana y aun la siento clara. Yo sueño con colores, olores, todos mis sentidos están en mis sueños.

Llegaba al Hospital Gutierrez. Encontré a Lucas internado, con un moretón muy grande en la cara.
Por alguna razón lo habían abandonado allí y yo estaba en Paraguay. El había quedado por semanas al cuidado de una persona voluntaria que tambien en ese momento lo había dejado solo.
Mil preguntas ¿porque lo había dejado?, ¿porque no estaba con el?  los sueños son confusos.
Pero llegué y sabia que de allí no me iba mover. Vi a la doctora Guadalupe Rey y le pregunté porque y me largue a llorar, él estaba pelado. Sabia que todo empezaba de nuevo.
Abracé a la doctora y caí de rodillas, le pregunte porqué sucedió si el ya estaba sano.
Me respondió, ¿si ya luchaste tanto porque te vas a rendir ahora?
Le dije a mi esposo que avise que no iba poder seguir con mis proyectos, mi trabajo, mis ideas.
Sabia que no volver a Asunción tambien significaba no ver mas a mis hijas. Todo mi mundo frenaba.


Todavía intento convencerme de que nada pasó, que era una PESADILLA de las peores. 
Y solo me queda decir, 
Dios, no lo permitas otra vez, por favor no lo permitas. 

1 comentario:

Carola Esperanza dijo...

Elda: el miedo, la angustia afloran en nuestros sueños. Lo que fue, fue y tené la plena certeza que no vuelve.
Yo también a veces sueño que vuelvo al Gutierrez, pero por el contrario son los sueños más lindos porque lo vuelvo a ver.
A veces, voy de visita, saludo a todos los que me encuentro,Silvina la enfermera, Mercedes, su doctora, y después de hacer de cuenta un rato que he aceptado todo lo que nos tocó, me voy un ratito al quisquito de la plaza, me pido un café con leche con medialunas, y por un ratito, imagino, hago de cuenta que él me está esperando en la unidad 10 y por ese ratito no pienso en nada.
Te mando un beso grande y siempre los pienso con alegría

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...