Ir al contenido principal

¿Cambalache o crimen?

Esta mañana me desayuné con la noticia:
Un total de veinte niños con cáncer corren riesgo de quedar sin tratamiento debido a que no se cuenta con los fondos para medicamentos, según denunció ayer la jefa del departamento de Hematooncología Pediátrica del Hospital de Clínicas, Dra. Angélica Samudio. Fuente: http://www.abc.com.py/nacionales/franco-se-desentiende-de-falta-de-medicamentos-605051.html

 No entiendo nada. Hacienda o el Ministerio de Salud o las Fundaciones.

En resumen: No sabe, no contesta. Nadie es responsable.

Sara Moreno y Carlos Peralta (Periodistas de la @780AM ) le preguntaron al Ministro de Salud,  Dr. Arbo, a quien tendría que reclamar una mamá si faltaran drogas y  medicamentos para su hijo con cáncer.

El respondió lo siguiente:
http://780am.com.py/noticias-detalle.php?id=34211#.UgTqArLR-Sw.twitter

"En primer lugar a la Institución donde se ha asumido el tratamiento y en segundo lugar cuando la institución no ha asumido el tratamiento nosotros como ente rector de salud, sí nos interesamos y buscamos la solución"  Dr. Antonio Arbo

Me quedé pensando en su respuesta.
Me vi a mi misma, al lado de la cama de mi hijo con una vía*. Que alguien me explique como tendría las fuerzas, el valor, el coraje, el tiempo, los recursos y las puertas abiertas, para salir de allí y reclamar a la Institución, y luego al MINISTRO que que no hay para la siguiente dosis de etoposido* por ejemplo.
O que no hay Ondansetron*.
Y lo que ustedes saben  si escucharon el audio, es que hay gente que recibe un salario para hacer todo eso y no lo hace.
Supongamos que la mamá en cuestión tenga quien la ayude, y alguien pueda hacer los trámites, ¿hasta donde hay posibilidades de que lo haga sin quedar exhausto por la burocracia?

En algún momento soñé con un hospital excelente en Paraguay donde tratar el cáncer infantil. 
Una amiga empresaria tomó mi idea, y está proyectando el hospital.
Ustedes dirán, se está cumpliendo tu sueño. Y sin embargo no me invade la felicidad. 
Me preocupa terriblemente, que la carencia no es dinero. Hasta estoy pensando ir a pedirle apoyo a La Reina Máxima de Holanda.
Pero al parecer no hacen falta recursos, en Paraguay hacen falta otras cosas.

Había un coro que se cantaba en mi iglesia en la antigüedad, el corito decía:
Hay un pueblo que vive muy feliz muy feliz, y ese pueblo es el pueblo de Dios…lalalalala”

Ese pueblo no lee, no ve, ni escucha las noticias. 


El que se toma por aludido se toma por aludido.

*Vía: aguja en la vena por donde entra el suero.
*Ondasentron: se usa para prevenir las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, radioterapia y cirugías
*Etoposido: Es usado como medicamento para tratar algunos tipos de cáncer por su capacidad de inhibir la multiplicación de las células tumorales



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…