Ir al contenido principal

Bianca

Esta carta me la envió la mamá de Bianca, necesita ayuda.


Soy  R. Andrea , madre de Bianca Larissa ; quisiera saber si usted podría ayudarme a dar a conocer el caso de mi hija. Ella nació (27/02/2004) con una malformación llamada atresia de vías biliares (no tiene la vesícula ni las vías biliares), desde el mes y medio de vida ella estuvo internada por los hospitales de Barrio Obrero, Centro Materno Infantil de San Lorenzo (Clínicas) y por último en el Pediátrico Niños de Acosta Ñu de Reducto San Lorenzo; en donde fue operada a los tres meses de edad, una operación paliativa según la explicación de los médicos; debido al tiempo en que tardaron en operarla por diversos inconvenientes en los hospitales en donde la internaron (en el Bo. Obrero no había terapia para niños, en el Materno de San Lorenzo la máquina de anestesia no funcionaba) su hígado se dañó; le diagnosticaron cirrosis secundaria y la solución a su problema es el trasplante de hígado, cirugía que no se realiza en nuestro país y que tiene un elevadísimo costo.
Al día de hoy mi hija tiene 9 años, posterior a la cirugía ella volvió a internarse en varias oportunidades más, en mayo del 2006, en diciembre del 2011, el 5 de junio de este año volvió a internarse pero esta vez en IPS por dengue hemorrágico, pasamos penurias por las políticas burocráticas de IPS. No la quisieron internar en principio porque no teníamos la cantidad de aportes que ellos requieren para internación de pacientes (6 meses de aporte requieren yo tenía 4 meses y medio) me decían que no iban a aceptar a mi hija en su hospital; mientras ella vomitaba coágulos de sangre y tenía fiebre, pero por una bendita resolución que decía que no podían rechazar a pacientes con dengue sin importar la cantidad de aportes, fue que la admitieron; solo por eso. Gracias una vez más a Dios ella salió victoriosa de eso, luego volvimos en julio al servicio de IPS por que debía internarse para que le hicieran una endoscopia por el sangrado que tuvo, ya estaba la cita, ya estaba mi hija con la vía periférica hecha pero cuando voy a admisión una vez más me dicen; señora usted no tiene la cantidad de aportes necesarios para internación, a su hija no la vamos a internar…llorando le digo la señora de turno de la admisión que si mi hija se desangra ustedes no van a hacer nada??y muchas cosas más que solo la rabia y la impotencia hacen que salgan de la boca de una…a lo que ella muy tranquilamente me dice: señora la vez pasada le internamos a tu hija por que tenia dengue no más, ahora ya no tiene dengue…no sé puede internar(¡!!??) y subí llorando al 3er.Piso en la sala de internados Polivalente de Pediatría, le recité a los médicos lo que me había dicho la señora de admisión…a sabiendas del problema de mi hija le retiraron la vía, volvimos a mi casa sin que le hicieran nada, pero antes fijé nueva cita de endoscopia para agosto( calculé la fecha, para ese entonces ya tendría sus benditos 6 meses de aporte; por fin aceptarían internarle a mi hija y por gracia de Dios había lugar). Luego de eso tuve que cambiar varias veces la fecha de la endoscopia debido a que ella casi siempre estaba con resfríos y tos, así no la podían tocar me habían explicado los médicos. Y así, volvimos en agosto con los análisis de control en mano para que por fin le hicieran la endoscopia, pero había sido estaba muy alterado el resultado, tenía las plaquetas muy bajas, le pusieron plasma para que eso mejore y al fin le hicieron. Luego de eso esperamos hasta la 13 hs y le dieron el alta, conseguí cita con su gastroenteróloga para las 14hs de ese mismo día en IPS Boquerón, con el resultado de su endoscopia y los mismos análisis que también les había mostrado a los médicos de IPS Central, voy junto a la gastroenteróloga, me dice la Dra. Pettit mirando sus análisis; no puede ser que le hayan dejado salir así no más a Bianca con estos resultados, ella puede sangrar en cualquier momento…me hizo una nota en donde otra vez debían internar a ella y nos envió en ambulancia para que no le pasara nada, la reingresaron a las 17hs de ese mismo día, hacia 4 horas que le habían dado el alta, varias excusas tratando de minimizar lo que habían hecho los médicos al darle el alta fue lo que recibí cuando reclamé lo sucedido, hasta trataron de exagerada a la gastroenteróloga de Lari…otra más de IPS!!! Innumerables son los malos ratos, los malos tratos que ya pasamos con ese lugar, con este sistema de salud…El miércoles 2 de octubre pasado volvimos para que a Lari la internen y al día siguiente le hicieran la ligadura de varices esofágicas pero una vez más se suspendió por tener las plaquetas y hemoglobinas muy bajas.
En la actualidad lleva una vida relativamente normal, pero  me dijeron que tengo que empezar a gestionar lo del trasplante de hígado fuera del país lo que me lleva a pedir su ayuda, el mismo tiene un costo que no podemos solventar, ya que soy madre soltera.
Esto sería un resumen de lo vivido por mi hija Lari, que según los médicos del Pediátrico Acosta Ñu de Reducto San Lorenzo es un milagro de vida. Con la ayuda incondicional de mis padres, hermanos y mi actual pareja es que sobrellevamos esto, pero por sobre todo única y exclusivamente gracias a Dios, por que sólo él puede hacer este milagro!!
En espera de una respuesta favorable y desde muy agradecida.
Cordiales saludos y bendiciones.
 Andrea 

Celulares (0992)266-422 /(0971)885-031

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Diez años

No sé qué fue lo que desató el recuerdo. Tal vez, este dolor de muela que no me deja dormir. Un tratamiento de conducto complicado. Algún rostro, algo que leí. Sin embargo ya me traiciona la memoria y no recuerdo algunos nombres, se me empezaron a borrar los detalles, es que pasaron diez años ¡diez años!.. Tuve que tomar decisiones que traerían consecuencias pero no tenía  tiempo para analizarlas o siquiera pensar en ellas. Cientos de voces diciéndome que hacer y qué no. Juicios. Apoyo incondicional, ayuda, indiferencia. Meses de confusión, miedo, confianza, fe, impaciencia, buscando en el futuro, un “hoy”. Trato de recordar sin revisar mi libretita donde documenté los hechos. Y qué bueno que sin ella, no me acuerde. Pero lo que no me olvido son los sentimientos, esos no se pueden editar. Los meses medidos con reloj de arena. Interminables pasillos de hospital. Llantos. Los llantos de los niños, los que no se dejaban poner la vía, esos no eran peores que los de las madres y padres. E…

No, no trabajo…

Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy estudiando Ciencias de la Comunicación. Soy comunicadora autodidacta, pero no periodista con un titulo.   No me está siendo para nada fácil, y no hablo de estudiar, leer o entregar tareas. Y Precisamente este nuevo ambiente “Universitario” en el que me muevo y al que estoy volviendo después de unos años, me ha confrontado con esta pregunta perturbadora, que  desató este post. Cuando entablo una conversación con cualquier persona, sin importar edad, o condición, aparece como regla de cortesía la preguntita esa   ¿trabajas? Y…A ver 5:30 a 6:00  Levantarse y preparar 4 desayunos, y tres uniformes, a veces cuatro si uno considera la ropa del marido. (Cocinera, limpiadora, secretaria personal) 6:00 Mientras busco el libro perdido del día, o el zapato con vida propia que se escapo de la casa, o la toallita del jardín que salió de la mochila…escucho los relatos…

Sufrir

Hoy en CFA Radio hablé del proceso que pasamos cuando Lucas se enfermó de cáncer.
Es muy fácil juzgar con liviandad el sufrimiento. El padecimiento no tiene una explicación lógica como muchos otros misterios de la vida no lo tienen. Sabemos que Dios quiere que estemos siempre bien, y lo dice en innumerables versos, también sabemos que la Biblia es un todo que no funciona “por partes” (texto sin contexto= pretexto) Hemos de enfrentar situaciones dolorosas las entendamos o no. Tarde o temprano vamos a exponernos en mayor o menor medida a alguna circunstancia complicada, difícil y hasta irreparable. El asunto crucial no es tener la salida del problema, el punto es como lo vivimos. Si Dios permite o no el sufrimiento en nuestras vidas creo que no es nuestro negocio averiguarlo. Con más razón todavía si hablamos de enfrentar la pérdida irremediable. Lázaro resucitó, con el propósito de mostrarel poder de Jesús pero algún día, mes o año posterior a  ese impresionante suceso se murió, ni lo d…