Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2013

Tiempo de Creer

Hace cinco años estaba yo desconsolada por el Barrio de La Boca, cuando tuve la dicha de conocer a una gran amiga. Sin duda eso me marcó, hasta hoy no dejo de agradecer esa gran ayuda que recibí de Dios. No es fácil estar en el proceso de una larga y terrible enfermedad, y una de las consecuencias que uno sufre cuando se va lejos es la soledad.
Si hoy llegaste a este blog y estas con tu niño en tratamiento en el Hospital Garraham de Buenos Aires, o en el Elizalde, y necesitas contención y con toda el alma buscas ayuda de Dios, tengo una recomendación que puede ser vital:  En Av. Garay 1987 hay amigos.
Ellos fueron una luz para mi en momentos difíciles, ahora compartimos tiempos de alegría, Hernan y Stella Luna te están esperando para guiarte al mayor de los recursos que un ser humano puede tener en tiempos de dolor: la  fe en Jesús.
Aquí les dejo el enlace a su fan page, pasen, escriban, ellos están para ayudarlos, porque cuando estas en problemas..ya es Tiempo de Creer 




Dengue nomas...

Debería haber escrito en memoria del 2012 o recibiendo el 2013, o quizás haber dejado constancia bloguera de que sobreviví al fin del mundo Maya.  Lo bueno es que ayer cumplí años y mi hija y sus amigos me hicieron la torta mas llena de ternura del mundo.
Gracias Clari, Pablito, Ariel y Anita.


Les cuento que hace unos días una empresaria amiga me ofreció su apoyo para poner en marcha mi anhelado sueño que creía tan lejano: El Hospital de Alta Complejidad en Paraguay para atender bien a los niños con cáncer  y controlar a los sobrevivientes sin tener que viajar lejos de sus familias. 
Eso si era noticia ¿no? Les confieso que hasta a mi me cuesta creerlo, por eso ni me animé a escribirlo. Cuando me expresaron el compromiso de apoyo con el tema del hospital, al momento me entusiasmé y después empezó a invadirme la duda.  Ya sé, no hay que dudar, pero soy de carne y hueso. Para esa noche yo ya no creía nada. Mi cerebro me convenció que es mucho trabajo, mucho dinero y que yo no iba a pod…