Sin milagros

Sonará medio loco pero hoy me di cuenta que vivir sin esperar milagros es grandioso.
Hace mucho que no escribo, y es porque aunque Dios sigue haciendo grandes cosas en mi vida, la mayoría ya no consiste en lo que Él hace de manera sobrenatural sino en cosas que yo debo hacer, la milla extra, el esfuerzo, muchas veces doloroso y desagradable pero propio.
Es impresionante ver milagros pero es muy satisfactorio saber que las cosas te van saliendo bien porque en realidad son resultado del esfuerzo, lo que significa que la vida lleva su curso normal,  sin situaciones de las que solo "un milagro" podría salvarte.
No es fácil, porque cuando todo es normal, uno tiene que hacer lo que tiene que hacer. Ya no depende de Dios, el te da la vida, la salud y las condiciones naturales que la mayoría tiene. Si uno altera esas condiciones naturales se ve con las consecuencias. Si estas gordo, bajar de peso es un esfuerzo, pero no esperas un milagro, haces ejercicio y dejas las galletitas (en mi caso). Si tenes problemas en tu familia, perdonas, vas a buscar consejeros, haces el esfuerzo de escuchar mas, intentas ponerte en los zapatos del otro, sacrificas algunas cosas, y a cambio ves los resultados. Cuesta, pero no son milagros, son frutos de tomar sabias decisiones, de perdonar de respetar principios (bíblicos en mi caso particular).
Yo creo que vivir así de normal es un milagro, claro, para mi después de lo que pasé cualquier cosa es un milagro dirán. En fin no se si me explico, volví acá para contarles que estoy inmensamente feliz porque no necesito un milagro, ahora todo lo que necesito lo tengo, porque la bendición de Dios ya está segura y este 2014 que acaba de comenzar y estos 39 años que acabo de cumplir, solo dependen de mi voluntad y esfuerzo para que sean muy buenos y de que Dios siga dándome un año mas de bendición pero no de milagros. ¿Se entendió no?

https://www.facebook.com/CFA.LIBRERIACENTRAL

No hay comentarios.:

No, no trabajo…

               Hace unas semanas empecé a hacer usufructo de uno de los premios más importantes y más difíciles de usar que recibí. Estoy es...