Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2015

Él empieza, Él termina.

Una de las peores decepciones que tengo de mi misma y seguramente uno de los peores defectos de algunos, es la costumbre de dejar proyectos sin terminar. Empezar a estudiar algo y dejarlo, empezar a pintar un cuadro y dejarlo, la dieta, uf, un tejido de crochet, y así la lista sigue interminable. Algunos como yo, tienen energía fluctuante, y a veces estamos con toda la polenta y a veces perdemos todo el entusiasmo de un día para el otro.  Me pasa que tengo ideas muy buenas y me desanimo con facilidad. 
Para los que no conocen toda mi historia y llegaron hoy de casualidad, les cuento que este blog nació cuando sentí la necesidad de compartir mis vivencias después de haber pasado por el proceso de cuidar a un hijo con cáncer.  Caos, quimioterapia, trasplante, dolor y sanidad. Fe, salud, restauración.  Pero los miedos nunca se van. Los que entienden, saben lo que significa eso. Y tal vez quisieran saber que siento yo, unos cuantos años después.  Hoy volví al blog para decir que tengo mi…